Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapalomitamecanica escriba una noticia?

Crítica de cine: Balada triste de trompeta

18/12/2010 13:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando no puedas hacer reir, acojona

image

Nota: 8

Lo mejor:el prólogo, encabezado por un payaso con un machete. Se sale.Lo peor:Fran Perea, más perdido que un piojo en la cabeza de Amy Winehouse.

Álex ha vuelto. Más que una balada, de la Iglesia se ha batido un réquiem con su última película. Un director que se había perdido por un mundo que no era el suyo enLos crímenes de Oxfordy que, habiendo aprendido la lección, regresa a su verdadero yo para deleitarnos con una obra maestra que recupera su sello, tragicomedia perversa, 'ascopena' en mayúsulas.

El argumento gira entorno a dos payasos que se disputan el amor de una tropecista durante losúltimos años del franquismo. De nuevo, Álexretrata las penurias de la profesión del espectáculo, como ya hizo enMuertos de risa.De hecho, repite su misma fórmula, pero supliendo con creces las carencias de su predecesora. Mejorada y a lo grande, con un par de desgraciados símbolo de las pasiones más bajas de la sociedad y cuya mente enfermiza les lleva a enloquecer y convertirse en unos asesinos descerebrados que compiten entre sí por una obsesión. Payaso triste y payaso tonto, una lírica maestra entre drama y comedia.

image

Rodada con un gusto especial, el cuidado por la técnica se percibe desde el principio, capitaneado por un prólogo acojonante en el que las escenas caóticas se fusionan en un coctel entre los raccords desenfrenados y la cámara lenta. Una lucha entre rojos y franquistas en la queSantiago Seguravestido de payaso -y dando más miedo que el circenseÁngel Cristo- va atravesando al enemigo con un machete. Paródico y siniestro a partes iguales. Unos planos en los que el fluir de la sangre, la muerte y la violencia se conforman como una bella opereta.

El guión, escrito por el propiode la Iglesia, resulta una sublime muestra de talento donde el ingenio y la elegancia cómica se fusionan, formando una perfecta tragicomedia de momentos y diálogos hilarantes, pero también filosóficos y reflexivos, llegando incluso a una emotividad absurda cuando Raphael canta'Balada triste de trompeta'.

image

Carlos Areces(el tio gracioso y bajito deMuchachada Nui) está insuperable en su interpretación de payaso triste. Un individuo gordinflón y sensible traumatizado por un pasado en el que nunca fue niño. Atormentado por las palabras de su padre (Santiago Segura), quien le augura que jamás hará gracia, sufre una inquietante transformación de persona a monstruo. Sólo era necesario el detonante para desatar sus fantasmas infantiles, una mujer. Son increíbles las escenas de su momento crítico mental, en el que ya pierde toda su integridad y se lanza con dos ametralladoras a destrozar todo lo que encuentra a su paso. Un orgasmo visual mordaz y siniestro.

Por su parte, Antonio de la Torre(AzulOscuroCasiNegro), el payaso tonto, realiza igualmente un trabajo excelente. Un líder de un grupo circense que hace gala de una violencia y mala leche extremas con las que domina y subyuga al resto. Un tipo que se nos presenta odioso al principio y que termina dando hasta lástima.Carolina Bang (Plutón BRB Nero)está correcta en su interpretación de la chica tropecista convertida en deseo de ambos hombres. La mente de su personaje también sufre un pequeño desequilibrio, una personalidad que se debate entre lo 'sado', lo vicioso y la dulzura. Y sobre la que, ni siquiera al final, tendremos una idea clara delo que verdaderamente quería, payaso triste o tonto.

image

Resulta anecdótico pensar que uno no puede concebir su existencia sin el otro. El clown dramático, sin el clown cómico, la pena sin la gracia. Una paradoja que de la Iglesia cree omnipresente en la vida del individuo, un híbrido que caracteriza todo su trabajo y se perpetúa como la definición del directorde lo que somos, de lo que él mismo es. Por no olvidar que, una vez más, sitúa al espectador en esa complicada posición moral y necesidad de decidir quién es el bueno y el malo del cuento.

image

Quizás, la película decae un poco en los minutos previos al desenlace que, con toques que recuerdan aEl día de la bestiay, me atrevería a decir que incluso a la hitchcokianaVértigo, se prolonga demasiado en el tiempo. Eso sí, el final compensa ese letargo, conformando un relato que se torna dramático y doloroso, dominado por el rojo sangre y muerte y el llanto, desembocando en una última reflexión: Al final, todos somos payasos tristes.

Tras haber sido aplaudida y reconocida a nivel internacional en Venecia, donde recordemos, se hizo con los Premios a Mejor Dirección y Mejor Guión, su pelicula más bizarra se ha estrenado por fin en España. Para aquéllos que adoramos al Álex de la Iglesia original, al de la 'ascopena' y la tragicomedia, es, posiblemente, la mejor obra de su carrera cinematográfica. Jamás me había reido con un payaso hasta ahora, perotampoco había llorado.


Sobre esta noticia

Autor:
Lapalomitamecanica (4440 noticias)
Fuente:
lapalomitamecanica.com
Visitas:
3596
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.