Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anunnakienfessolsinaps escriba una noticia?

Crítica de críticas. El mundo: antiperiodismo

21/07/2017 20:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La sección de críticas de series de El Mundo se hace eco del polémico documental "Las cloacas de Interior"

Muchos críticos señalan acertadamente que viven la profesión más cercana a su extinción. Especialmente los de televisión son la profesión con mayor intrusismo gracias a las redes sociales. Las más comentadas y compartidas miden 140 caracteres y son gratuitas. Si el puesto de presidente de los estados unidos no está a salvo de los tuiteros imaginen el de crítico televisivo.

Sin embargo, existen algunos héroes que han optado por la innovación para re-descubrir el género. Alberto Rey de El Mundo es sin duda un buen ejemplo e inspirándome en el como modelo, el presente texto quiere presentar una innovación. A continuación pretendo hacer la primera “crítica de una crítica” de la historia. Parecerá Vintage a unos o rizar el rizo a otros, sin embargo el artículo “Las Cloacas de Interior: antitelevisión” de este valorador del diario El Mundo merece una reseña mucho más que cualquier serie, película o secuencia rodada o por rodar.

Curiosamente, este artículo es la primera ocasión que hasta el momento ha tenido el diario El Mundo de valorar oficialmente el documental “Las cloacas de interior”, lo que parecIere una reseña de “series” toma el valor informativo de una editorial del director. Sin esperarlo “el chico de las series” ha sido ascendido a editorialista sin moverse de su sección (ni de su salario). No es para menos ya que el documental acusa directamente a su diario de ser la plataforma empleada por el Partido Popular desde el estado de derecho para empezar campañas difamatorias contra sus adversarios políticos.

La rúbrica del documental abre diciendo que no consideró oportuno ni prudente valorar antes este, no fuesen a darle publicidad desde el diario señalado por Mediapro. Como muestra de su prudencia no analiza de momento si estas acusaciones son ciertas o falsas, pues como diría Jorge Fernández Díaz, “la mano izquierda no sabe lo que hace la derecha”. Sin embargo sí que cae en la imprudencia de señalar en referencia al diario Público, “[sic] cuya esquizofrénica relación con Roures tampoco pienso analizar” ¡Sorpresa! En el segundo párrafo ya aparece una valoración política de un diario (acompañada de la muletilla “pero no lo voy a decir” de comodín como dedicatoria para los más clásicos del género). A partir de aquí el propio Alberto Rey abre la veda para valorar a nivel político la pieza (el documental en su caso, la crítica al mismo en el mío), además de emplear el término “esquizofrénica relación”, concepto que en la redacción de el Mundo y Génova conocen mejor que nadie. No puedo discutirle por lo tanto sobre relaciones esquizofrénicas. Sería discutir de kárate al Sensei.

Le faltan tetas, disparos y Chuck Norris

Piensa el señor Rey sobre el documental que “no es para tanto“, y que su emisión en TV3 es lo que le ha hecho despegar de los simples documentales de OVNIS a una pieza a tener en cuenta. Admite, que el material informativo del que se habla es “potente” pero piensa que no se ha sabido “dar forma”, aquí regresa el profesional de la crítica y vuelve a desaparecer el crítico de relaciones político-mediáticas del segundo párrafo. Valora que la “forma” no es la correcta para captar el interés del espectador, debe ser cierto a la fuerza puesto que si es tan cierto como parece el contenido, se podría afirmar que el Mundo publicó noticias falsas a sabiendas (como la conocida cuenta Suiza inexistente del exalcalde Xavier Trias), dándole tal “forma” que a pesar de ser mentira todavía hoy una cantidad nada desdeñable de españoles continúan dándole veracidad a aquella información (el truco está en hacer desmentidos muy pequeños). En esto, El Mundo, también puede dar lecciones a Mediapro. Como explica Alberto, ellos son capaces de hacer grandes titulares con información falsa eficientes en la distribución, mientras (siempre según Rey) este documental contando “verdades”, aburre al espectador. Le falta tetas, disparos y Chuck Norris.

En un giro dramático, ya en el último párrafo regresa el Alberto Rey político cuando más lo echas de menos, antes eso si de hacer la obligatoria comparación con Salvados asumiendo que Jordi Évole tiene la exclusividad de un formato tan internacional como extenso de documentales, (y otra cosa no, pero en España tenemos escándalos políticos para clonar a varios “folloneros”) da de lleno con el contenido del documental “Las Cloacas de Interior' pretende que no reparemos en algo importante: casi todo lo que se relata en el documental ya nos lo han contado antes.” Este es el punto clave de una valoración que (asumamoslo) comienza flojita. Haciendo de esta un contenido informativo que merece otro documental. Estamos en las páginas del diario El Mundo leyendo que debemos asumir como normal (¿anodino, aburrido?) el hecho constatable de que somos gobernados por una serie de delincuentes que en connivencia con el propio diario y la mayor parte de medios de comunicación manipulan intencionalmente la información para obtener réditos políticos (“escandalizar al votante” en palabras de Alberto Rey). Es el rollazo de siempre de que la justicia está controlada por este mismo grupo oligárquico, no vale la pena. Eso si “Las Cloacas de Interior: antitelevisión” pretende que no reparemos en algo importante: Ni un solo medio de comunicación estatal ha tenido el valor de emitirlo siendo que estos emiten constantmente contenidos de mucha menor calidad y audiencia.

La última gran conclusión de Rey antes de un patético y decepcionante final de auto-complacencia por escribir en el diario El Mundo y tras un hilo magistral es que la pieza transmite “La equivocada idea de que la verdad debe ser mostrada en televisión tal cual, sin intermediarios.” Parece conseguirlo por el contrario, viendo la repercusión mediática que ha alcanzado teniendo tan solo a su favor el boca a boca. En definitiva la propia reseña es ejemplar, puede que una de las mas reseñables de la historia: Consigue hacer aburrida la corrupción sistematizada que asfixia todos los poderes del estado, aunque su share del 30, 1% y sus reproducciones On-line indiquen lo contrario. Creo que se tiene muy poco respeto por las páginas de críticas cuando la reseñada merece primera página editorial a todo color con rúbrica del director del diario. Si, de Don Jorge Fernández Díaz en persona.


Sobre esta noticia

Autor:
Anunnakienfessolsinaps (51 noticias)
Visitas:
1332
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.