Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alonso Curiel escriba una noticia?

Crítica de "West Side Story", de Steven Spielberg

23/12/2021 06:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Spielberg se adentra por primera vez en el género musical con una versión del clásico "West Side Story"

 

 Por Jorge Alonso Curiel 

 

Sinopsis: Los adolescentes Tony y María, a pesar de tener afiliaciones con pandillas callejeras rivales, los Jets y los Sharks, se enamoran en la ciudad de Nueva York en la década de los 50. La tensión crecerá paulatinamente, ya que su deseo es vivir su amor, un amor que parece imposible.

 

Llevaba mucho tiempo Steven Spielberg con la idea de realizar un musical, uno de los pocos géneros que le quedaban aún por hacer. Se trataba de uno de sus sueños más queridos (aunque hay buena muestra en su cine del influjo de este género, como en la saga de Indiana Jones o en 1941), y para ello ha decidido hacer y estrenar a sus 75 años, y con una ya larga carrera que le ha posicionado como uno de los grandes directores de la historia del cine, un remake de aquella obra maestra dirigida por Robert Wise en 1961 West Side Story, una cinta que no ha desmejorado con el tiempo y que es todo un clásico imprescindible. Aquel largometraje, basado en un musical estrenado en Broadway en el año 57 y que se creó a partir de una idea del actor Montgomery Clift que adapta otra obra inmortal de William Shakespeare como es Romeo y Julieta, ganó nada menos que diez Oscar y se convirtió en uno de los musicales de referencia, con una maravillosa coreografía, una banda sonora inolvidable de Leonard Bernstein, unos actores en estado de gracia y con un argumento lleno de romanticismo, ambientado en la ciudad de Nueva York, en el que se palpaba una preocupación social por la tensión y los enfrentamientos raciales que ocurrían en esos años en Estados Unidos. 

 

A aquella obra de Robert Wise no le falta ni le sobra nada, y todo acercamiento a ella es verdaderamente complicado, ya que se está ante una obra difícilmente mejorable, aunque podría resultar curioso y llamativo llevar a cabo una versión diferente, con una mirada más personal, que no tuviera como referencia tan clara la de los años 60. Pero Spielberg no ha querido esto, y ha hecho una versión bastante fiel a la dirigida por Wise, aunque él mismo diga que se ha basado en el libreto teatral escrito por Jerome Robbins y no tanto en la película, y en la que la clara diferencia está (aparte de que son otros actores) en que Spielberg rueda muchas escenas en exteriores mientras que en aquella todo estaba rodado en estudio.

 

Hay que decir que esta nueva versión es impecable, y está rodada de una manera magistral, como no podía ser de otra manera por este director nacido en Ohio que ya se ha convertido en un clásico. La música (también de Leonard Bernstein), dirección artística, fotografía, coreografía y las interpretaciones son perfectas, con un ritmo y una fuerza visual y un nervio narrativo tan propios del director que hace que el espectador no despegue los ojos de la pantalla. Es un ejercicio perfecto, portentoso, que se ve con agrado. 

Dice el director que esta historia "sigue siendo muy actual" por esa tensión racial que existe hoy día también en Norteamérica

 

Pero la pregunta aparece tras acabar la proyección: ¿no hubiera sido más recomendable que el cineasta de títulos tan indiscutibles como E.T.Tiburón o Duel hubiese elegido un guion original para adentrarse en el género musical que tanto venera? Porque la sombra de aquella dirigida por Wise es muy larga, y además es inmejorable, y la comparación no se puede evitar. Y es que el trabajo de Spielberg no deja de ser un claro homenaje a aquel largo que a tantos apasiona, como también un homenaje al musical clásico, y en definitiva, a la cinematografía clásica que tanto ama el genio nacido en Ohio. 

 

Dice el director que esta historia "sigue siendo muy actual" por esa tensión racial que existe hoy día también en Norteamérica, porque las cosas no han cambiado tanto, y que por eso es tan necesaria hoy como entonces. Y puede que sea así, pero quizá se espera algo más de esta película que no deja de ser un destacable homenaje. Eso sí, para el que no haya visto la protagonizada por Nathalie Wood, la cinta le parecerá toda una aventura llena de luminosidad, musicalidad y romanticismo.  

 

                                                                                                                                    Por Jorge Alonso Curiel

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Alonso Curiel (33 noticias)
Visitas:
7356
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.