Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rutacuarentaydos escriba una noticia?

Crónica del Ebrovisión 2011: sábado

23/09/2011 22:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

  Delorean. Fotografías de Tamara Fernández de Miguel.

Una de las novedades de este año ha sido el impulso dado a los conciertos diurnos por Miranda de Ebro y el sábado era el día indicado para madrugar o no acostarse y estar todo el día de concierto en concierto callejeando. 

Uno de los conciertos más esperados del festival, Micah P.Hinson & The Pioneer Saboteurs había generado polémica por ser a la una del mediodía, ya que por la noche actuaban en Bilbao. Para más inri, nadie sabía las condiciones en las que se iba a encontrar el enfant terrible norteamericano tras el grave accidente de coche que sufrió en verano junto los zaragozanos. Las sospechas fueron confirmadas en cuanto apareció ofreciendo una imagen más demacrada que de costumbre. El aspecto decadente y de desgarro iba acorde con la intención que quería dar a las canciones de los Pixies del disco "Trompe le monde". Su concierto dejó claro que si cada vez esta más arriba es porque lo merece, aunque cantara muy mal, pero en toda su pose y esencia seguía siendo un artista con brazo en cabestrillo. Si tenía dificultades de movilidad, el hecho de que no parara de fumar un cigarro detrás de otro, incrementó el nivel de complicación técnica en la que el solo se estaba metiendo. No importa, la conexión que demostró con los Tachenko y con canciones tan bestias de los Pixies dejó a todos boquiabiertos.

  Micah P.Hinson & The Pioneer Saboteurs.

Y ya que la cosa estaba en tal nivel, al aparecer Lost Acapulco la gente se echaba las manos a la cabeza, pensando que esas bombas no podían estar cayendo en pleno mediodía. Cada uno en su estilo y los mexicanos demostrando controlar a las mil maravillas el rock fronterizo instrumental con el que deleitaron a la audiencia ebrovisiva. Ataviados con máscaras mexicanas, camisa garajera y panza incluida, alteraron la atmósfera a más no poder. El batería era un speaker nato, que no se cortó a la hora de explicar las canciones; seguro que se les seguirá de cerca.

El hambre apretaba tras dos conciertaxos, tocó atravesar puente hasta la zona antigua de la ciudad y en la plaza aguardaba el autobús de Red Bull, mientras se hacía cola para la paella, aunque este año también se ofrecieron macarrones. A destacar la actuación de Eladio y Los Seres Queridos , que sonaron fenomenal y lograron que la comida si ya era buena, supiera mucho mejor con canciones sólidas e interpretadas delicadamente.

Fira Fem y Varry Brava fueron los que más impulsaron la plaza y los vitorianos The Bröntes dieron marcha atrás en el tiempo hasta llegar a los 90 de Nirvana.

Otra vez la luna se alzó en Miranda con la última jornada que fue la que contó con más público, en parte por el tirón de Vetusta Morla , concierto más abarrotado de los tres días. Ellos son conscientes de todo lo que hay a su alrededor, así que se ganaron al respetable con sus temas famosos y con los más sonados de "Mapas". Pese a que nadie podía parar de cantar, no llegaron a asombrar y sonaron lineales.

En cambio sí impresionaron los escoceses Erland& theCarnival con un aire muy depurado y dominio de su voz, por parte de Erland. Su voz grave y limpia se engrandecía con ese sonido oscuro y organillo siniestro.

  Pony Bravo

Bajando al sur, Pony Bravo alardearon de vivir en un universo paralelo que obnubiló a los allí presentes con paranoias del estilo de "Noche de setas" o "La rave de Dios". Ellos son diferentes, su música tiene un aura misterioso y bizarro que egancha o repele. Pony Bravo solo entiende de extremos y pese a tocar a una hora temprana, estuvieron a la altura de su peculiar estilo.

  Atom Rhumba.

Como esto va de personalidades demoledoras hay que hablar de Atom Rhumba , sin duda otros de los grandes triunfadores del festival. Los rockeros vascos con alma norteamericana de épocas pasadas se comieron el escenario poniendo sobre la mesa "Gargantuan Melee". Un show directo en el que se derrochó talento y estilo, suerte haberles tenido.

Entre todos los artistas del cartel, sólo había un nombre de mujer y ese era el de Javiera Mena. La cantautora de tecno-pop chilena cada día se gana más adeptos entre nuestra fronteras desde que encantó en el Primavera Sound. Sin embargo, esta vez no atrapó. Enfundada en una capa negra, esos coros ochenteros se tornaban pasados de rosca y a Javiera le faltaba algo para que su directo no se quedara a medio gas. El momento álgido y verbenero llegó con la versión en español de Daniela Romo de "Yo no te pido la luna". Eso si que mereció la pena vivir, ¡irrepetible!

Como punto final, Delorean fueron poco a poco con una primera parte en el que el sonido era un poco bajo, pero a medida que la gente se fue entregando más y más los niveles de sonido aumentaron hasta llegar al punto ideal. Aún así, saben hacerlo mejor, pero se notaba que estaban cansados y que necesitan un respiro. Cansados o no, Delorean nunca defraudan y con ellos se despidió Ebrovisión hasta el año que viene.

Artículo de Elena Echave.


Sobre esta noticia

Autor:
Rutacuarentaydos (1460 noticias)
Fuente:
ruta42.es
Visitas:
269
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.