Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Creciendo escriba una noticia?

¿Cual es el mejos animal de compañia?

21/09/2009 15:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde un perro hasta un gusano de seda; muchos animales pueden convertirse en la mascota ideal de los más pequeños de la casa ¿Sabes cuál es la mejor para vosotros?

¿Cuántas veces te ha pedido tu hijo que le compres un perrito, un gato o un conejo? Probablemente más de una, porque para los niños la idea de tener una mascota en casa les hace sentir responsables, más mayores y les fascina tener alguien con el que jugar y establecer una comunicación bidireccional, al fin y al cabo ni las muñecas ni los soldados andan, comen o ladran por sí solos. Ahora bien, antes de lanzarte a la aventura de llevarte un animalito a casa, deberás plantearte seriamente ciertas cosas para que la llegada de la mascota sea todo un éxito y que todos os beneficies de ello.

. El momento ideal. Tenéis que ser muy consecuentes con vosotros mismos. El cuidado de cualquier animal requiere tiempo y atenciones, y aunque la idea es que vuestro hijo se involucre en el cuidado del animal, la realidad es que cualquier personita de cinco años necesita continua supervisión al respecto. Evaluad vuestra situación con detenimiento y si por ejemplo acabáis de tener otro bebé o estáis pensando en cambiaros de casa, quizás sea mejor la llegada de la mascota para otro momento.

Si por el contrario os encontráis en momento estable, vuestro hijo entiende (y también obedece) ordenes y conoce el significado de la palabra “ no” y estáis convencidos de que vais a poder establecer una rutina saludable con el animal, adelante. Una buena idea es visitar amigos o familiares que tengan animales de compañía en casa para ver cómo se comporta tu hijo con ellos.

. Cuestión de temperamento. “ Es importante tener en cuenta tanto el temperamento del niño como el de la mascota que se va a introducir en el hogar. A los niños introvertidos les puede ir mejor determinados animales y a los extrovertidos otros” , explica la psicóloga Isabel Salama, especializada en Terapia asistida con Animales, “ de esta manera nos aseguramos que haya beneficios bidireccionales, tanto para el niño como para el animal” , añade.

. Fíjate en el tamaño. Aquí hay que tener en cuenta el desarrollo psicomotor de tu hijo: hasta que un niño no desarrolla bien la coordinación ojo mano, lo mejor es no traer a casa animales demasiado pequeños a los que tu hijo puede hacer daño sin querer. Cuánto más pequeña es la mascota que elijáis mayor debe ser el niño. Por ejemplo, ratoncitos, hámster o tortugas no son recomendables para los más los niños menores de seis años.

. Cómo introducirlo y tratarlo. No olvidéis que sea cual sea el animal que elijáis no se trata de un juguete y que vuestro hijo no lo debe ver como tal. Los valores que le trasmitís haciéndoos cargo de un animal son muy importantes para su futuro desarrollo emocional del niño. Aunque simplemente hayáis empezado vuestro acercamiento al mundo animal con una caja zapatos llena de gusanos de seda, debéis de enseñar a vuestro hijo que tenéis la obligación de cuidar de ellos, que a diferencia de los juguetes necesitan comer y beber para poder vivir.

Si habéis decidido tener un animal más grande en casa (un perro o un gato) es importante que habléis con vuestro hijo de ello, que le expliquéis el trabajo que va a suponer (“ mamá va a estar algo más atareada a partir de ahora” ) y que le involucréis desde el principio en el cuidado de la mascota, ” de esta manera no se tiene porque producir ningún tipo de rivalidad, al contrario, se tratará de la llegada de un nuevo miembro del que los niños se ocuparán, estudiarán y se harán mutua compañía” , explica Isabel Salama.

Todos salimos ganando

Si después de haber leído todo lo anterior consideráis que vuestra familia se encuentra en un momento idóneo para incluir en ella una mascota, sin duda os va reportar muchos beneficios.

Lo mejor es no traer a casa animales demasiado pequeños a los que tu hijo puede hacer daño sin querer

. A nivel físico. Está demostrado científicamente que acariciar a un perro o a un gato baja las constantes de tensión arterial, frecuencia respiratoria y latidos cardiacos. Un relajante ideal y de lo más natural para los más nerviosos de la casa.

. A nivel emocional. El vínculo afectivo que se crea entre un animal y un niño es incondicional y lo más importante de todo, está basado en la aceptación del otro sin hacer juicios de valor. Esto ayudará a tu hijo a saber empatizar con otras personas sin juzgarlas y a ganar seguridad en sí mismo.

. A nivel cognitivo. Tener una animal en casa enseña a los niños en primera persona el ciclo de la vida y las diferentes formas de comunicación a parte de la verbal.

. A nivel personal. El niño aprende que tiene responsabilidad, que ahora alguien depende de él. El hecho de saberse necesitado y útil crea un sentimiento importante de satisfacción.

El cachorro no siempre es el mejor

La ternura que inspira un cachorrito es indiscutible. Resulta complicado no sucumbir a ella y llevarse a casa un animal de apenas unas semanas con la idea de que como cualquier otro bebé, va a dormir mucho, va ser juguetón, le vas a poder enseñar desde el principio las normas que tendrá que seguir en casa y lo más importante de todo, va a convivir con tus hijos desde el principio. Todo esto es cierto, pero también lo es que una animal muy joven requiere muchas horas de atención y esfuerzo hasta que aprende las normas básicas de convivencia y que cuando juega, accidentalmente, puede morder y arañar. Por otro lado, una mascota adulta, aunque no sea tan mona, requiere menos atenciones y, por lo general, tras un corto periodo de adaptación se convierte en amigo incondicional y ferviente protector de su amo.

Así que antes de tomar una decisión analiza bien las posibilidades que tienes:

. Comprar. Es la opción más cara, pero podrás elegir la raza y edad exacta del animal de compañía que quieras. Tiendas y anuncios son las vías más comunes para realizar las compras.

. Adoptar. En todas las comunidades autónomas existen centros de acogida para animales abandonados que promueven sus adopciones y las de sus cachorros. En la dirección www.catycan.com/protectoras.html encontrarás un listado con centros de toda España.

. Acoger. En ocasiones los centros de acogida están desbordados y necesitan familias que puedan hacerse cargo temporalmente de los cachorros hasta que el centro les encuentra un hogar definitivo. Esta opción puede resultar ideal para probar cómo encaja una mascota en vuestra rutina familiar, aunque la despedida le resultará bastante triste a tu hijo.

. Apadrinar. Consiste en hacerse cargo de los gastos del animal que elijas en el centro de acogida (desde 3 a 20 euros mensuales). Esta opción te permite visitarle y así conoceros poco a poco. A veces estos animales padecen enfermedades que les impiden ser adoptados, pero si no es así siempre tendrás la posibilidad de llevártelo a casa cuando todos estéis preparados para ello.


Sobre esta noticia

Autor:
Creciendo (948 noticias)
Visitas:
277
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.