Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

Cuentos bicéfalos

05/02/2018 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No deja de ser un riesgo que dos autores recojan en un solo volumen, abordando un mismo género, una muestra de su producción literaria. Decimos esto porque, con solo girar en nuestras manos el ejemplar que tiene dos portadas, y llevados por perversa curiosidad, propicia hacer lecturas cuasi paralelas como el cotejo de estilos, la exploración temática o la indagación en la estructura textual. Esto sucede con Cuentos traviesos/Cuentos gozosos (Mercurio Editorial, 2017) de Rosario Valcárcel y Luis León Barreto. No es la primera vez que abordamos por separado la obra de estos dos creadores tras una lectura atenta a efectos de presentación o de comentario crítico. Ahora, enfrentados en el mismo volumen, la comparación deviene por sí sola. Mientras Valcárcel se estrena en la publicación literaria en edad madura, con nietos en el mundo, Barreto escribe desde su juventud lagunera de veinte años, y ha mantenido su plural creación en diversos géneros, día tras día, a lo largo de medio siglo. Esta pareja de autores, que conviven cada minuto en la vida real, tiene cada uno, contra lo que pueda parecer, una diferente cosmovisión como creadores. Rosario Valcárcel escribe cincuenta cuentos gozosos con el

denominador común de lo que se clasifica como literatura erótica, un filón que le ha dado singularidad en nuestro ámbito cultural, además de estar en la referencia de la literatura hecha en Canarias por mujeres. Son dos claves socioliterarias que sin duda determinan la perspectiva de lectura y de análisis. Rosario es la mujer desinhibida que en cada uno de sus cuentos exhibe a un narrador que expone sin pudor escenas eróticas con la libérrima licencia que otorga la creación literaria. Sus textos ofrecen una estilística de literatura nacida para ser recitada en voz alta, como si fuese un relato originado en la oralidad, lo que le confiere un rasgo de intimismo, casi de confidencialidad con el lector. Reiteraciones, expansión sintáctica en tríadas, manejo del estilo indirecto libre, prosa poética y tensión narrativa son aspectos que constituyen pasos de consolidación en la trayectoria de su creatividad. Por su parte, Barreto sigue fiel a una estética lineal, que con referencias a la realidad circundante quiere atraparla en un marco genérico de sustrato periodístico, que ha sido nutriente de su cualificada vocación literaria. En sus relatos se manifiestan múltiples escenarios isleños, y otros espacios físicos por los que ha trotado, haciendo revivir a personajes y tiempos históricos, el de la globalización, antropología canaria en diversas evidencias (realismo mágico, paisajes volcánicos y playas, ámbito rural, núcleos urbanos de aluvión...) que constituyen el mosaico de estos relatos, elevando a categoría literaria la anécdota con que se ha encontrado en su mirada vivencial. Desde un anuncio de brujo multiusos, hasta el paseo por un barrio de Telde, relatos de amor y perfiles de urbanitas que viven en soledad. Dos autores, dos estilos, que escalan puestos en nuestra tradición literaria.

(José Luján, Piedra lunar, La Provincia, 5 febrero 2018, www.laprovincia.es)


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (1065 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
1905
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.