Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Atistirma escriba una noticia?

Cuidado con el aumento de las transaminasas

01/11/2009 14:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las transaminasas son unos enzimas que se encuentran en las células del hígado y cuya función es ayudar en la síntesis de los aminoácidos que componen las proteínas

Las transaminasas más conocidas son la alanino aminotransferasa (conocida como GPT o ALT ) y la aspartato aminotransferasa ( conocida como GOT o AST ). Ambas están presentes en suero en concentraciones inferiores a 30 - 40 UI/ I, aunque el valor de referencia puede variar de un laboratorio a otro. Su determinación se incluye hoy en cualquier análisis que se solicita de forma rutinaria. Existe una tercera transaminasa que también suele valorarse en las pruebas d e función hepática, la gammaglutamil transpeptidasa ( GGT )

¿ Por qué aumentan?

En general, el aumento de las transaminasas nos indica que hay daño en las células del higado.Sin embargo, esto no es así siempre, ya que una de las transaminasas, la GOT o AST, se encuentra también en otros órganos y, por ello, algunas enfermedades no hepáticas también pueden ocasionar su elevación; por ejemplo, enfermedades del tiroide, enfermedad celiaca, enfermedades de las vías biliares o procesos musculares, entre otras.

Una Elevación brusca e importante de las transaminasas (de más de diez veces su valor normal )indica la presencia de una enfermedad aguda del hígado.En un porcentaje muy alto de losa casos, suele tratarse de una hepatitis viral (A, B Y C fundamentalmente ), y se suele acompañar de cansancio e inapetencia, así como de oscurecimiento de la orina y decoloración de las heces.

Otras veces, encontramos elevaciones leves o moderadas (menos de diez veces su valor normal ) que persisten en el tiempo.Hay que repetir las pruebas de función hepática a los dos o tres meses para confirmarlo, aconsejando no tomar ninguna bebida alcohólicaen este periodo. Si las cifras siguen elevadas, hay que sospechar entonces la existencia de una alteración crónica, siendo la más frecuente la hepatitis crónica por virus C, la hepatopatía grasa no alcohólica ( " hígado graso " ) y el daño hepático causado por el alcohol.

¿Y si hay antecedentes en la familia?

Es muy importante que el médico haga una historia clínica, donde preste especial atención a los antecedentes personales y familiares, a las posibles actividades de riesgo ( consumo de alcohol, ingesta de medicamentos o de productos de herboristería, transfusiones, tatuajes realizados en establecimientos carentes de las medidas higiénicas básicas...) y a los síntomas actuales para poder interpretar las alteraciones analíticas.

¿Cómo protegemos el hígado?

Llevando una dieta completa y equilibrada, rica en fibra y pobre en grasa.

Manteniendo el peso adecuado . Es importante evitar el sobrepeso.

No consumiendo alcohol.

Evitando la automedicación, incluidos los productos de herboristería, y especialmente los fármacos dañinos para el hígado.

Protegerse frente a las hepatitis virales con correctos hábitos higiénicos.

Evitando estar en contacto con sustancias químicas que puedan resultar potentes tóxicos hepáticos.


Sobre esta noticia

Autor:
Atistirma (290 noticias)
Visitas:
8372
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.