Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Caminoalpublisher escriba una noticia?

Dar el paso

12/08/2009 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la actualidad aún hay personas que se niegan a beneficiarse de las ventajas de las nuevas tecnologias, ya sea por pereza o por puro expecticismo

Durante miles de años de evolución las personas hemos aprendido, entre otras cosas, a desconfiar de todo lo que nos rodea, unas veces por instinto y otras por el hecho de evitar tropezar dos veces con la misma piedra-o parecida-, por ello no es de extrañar que siempre que aparezca algo "nuevo" nuestra tendencia sea en principio rechazarlo, ser recelosos. Hace 200 años nadie podría imaginar que existirían los teléfonos móviles y hoy en día no podemos imaginar vivir sin ellos. No digo que esté mal ser desconfiado/a pero debemos impedir que el miedo al engaño nos prohíba beneficiarnos de las nuevas y fabulosas tecnologías.

En los últimos tiempos el tópico de que "nadie regala duros a cuatro pesetas" ha ido perdiendo cierta veracidad debido al infinito y brillante mundo de Internet, a diario nos bombardean en los medios de comunicación con noticias sobre un humilde granjero que empezó a vender los huevos de sus gallinas por Internet y ahora posee la mayor empresa avícola del país o la historia de unos estudiantes que comenzaron a modo de broma una pequeña aventura empresarial en el garaje de su casa y sin saber todavía como, cada año aparecen en el TOP 100 de los mas ricos del planeta según la revista forbes.

¡Señores despierten! ¿Que tienen esas personas que no tengan ustedes? Yo les diré lo que no tienen: ganas de ser “mileuristas” toda su vida.

De todas formas el que no se consuela es por que no quiere, seguramente cuando lean este artículo pensará: que dar un “pelotazo” así es prácticamente un milagro, una suerte reservada a un puñado de elegidos. Pues bien, ha de saber que también son solo un puñado las personas que tienen la determinación necesaria para embarcarse en una aventura así. ¿El secreto? Creérselo de verdad y entender que los que ya han triunfado en su momento no tenían nada que usted no tenga ahora. Los listos captaran el mensaje, a los mas austeros de mentalidad solo les puedo desear suerte para que el precio de el pan, la gasolina o los tipos de interés no sigan aumentando.


Sobre esta noticia

Autor:
Caminoalpublisher (4 noticias)
Visitas:
650
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.