Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

David Jiménez muestra "lo peor y lo mejor" de la guerra a través de los "héroes anónimos" en 'El botones de Kabul'

25/10/2010 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El periodista y corresponsal de guerra David Jiménez muestra "lo peor y lo mejor" del ser humano en la guerra recogiendo la experiencia de los "héroes anónimos" en el conflicto de Afganistán en su primera novela 'El botones de Kabul' (La esfera de los libros), que presenta este lunes en Málaga.

En una entrevista concedida a Europa Press, el autor de 'Hijos del Monzón', Premio Mejor Libro de Literatura de Viajes de España, ha indicado que el libro, catalogado como novela por la editorial, está inspirado en su experiencia como corresponsal de guerra en Afganistán, a través del cual intenta transmitir la realidad del país, que ha vivido décadas en conflictos. La obra nace del "botones de Kabul", protagonista del trabajo y personaje que conoció en la ciudad afgana en 2001, cuando se hospedaba en el Hotel Intercontinental, donde llevaba más de 30 trabajando bajo bombardeos, invasiones y golpes de Estado.

Jiménez ha mostrado su admiración por el personaje, pues reunía todo "el coraje y la resistencia de un pueblo a pesar de las dificultades". A partir de él fue desarrollando la novela, donde los hechos históricos y los personajes son reales.

Por otro lado, ha expresado que "no quería escribir una novela de guerra, sino humanizar a los personajes que nunca salen en los medios cuando se cubre un conflicto, gente que tiene que seguir viviendo su vida pese a la contienda". La intención, según ha añadido, era mostrar lo que la guerra hace a las personas, "un intento de describir el amor, la amistad o la lealtad cuando estás en una guerra, que son llevados al extremo".

En este sentido, ha explicado que "la guerra lleva al extremo lo bueno y lo malo de los humanos, es decir, personas que aprovechan la guerra para dejar escapar el demonio que llevamos y hacen cosas que no harían nunca, pero también lo contrario, lo mejor también sale en situaciones extremas".

Los personajes son "héroes anónimos que en mitad de la guerra deciden hacer algo para intentar parar el infierno", ha manifestado. La obra recoge la silueta semiderruida y abandonada del Hotel Intercontinental, que se alza sobre el valle de Kabul como símbolo de un pueblo herido por décadas de invasiones y conflictos. Pero ni los bombardeos ni la salvaje dictadura de los talibanes impiden que sus empleados acudan puntualmente a trabajar, decididos a mantener abierto el establecimiento más emblemático de la ciudad y sostener la esperanza de un eventual regreso de los buenos tiempos a Afganistán. La llegada del huésped americano Frank Goldkamp y su amistad con el joven botones del hotel serán el preludio de una nueva guerra que unirá los destinos de los dos protagonistas.

El libro, que se presenta este lunes en Málaga, ofrece "una mirada más humana de la guerra, que en el día a día del periodismo no ha tenido la oportunidad de contar". El libro permite profundizar en las consecuencias y narrar la vida de las personas normales, "más allá de los partes militares", ha dicho.

Jiménez ha asegurado que es "imposible narrar el drama de una guerra sino la vives". En este sentido, ha expresado que la novela pretende ser "un alegato contra la guerra". Así, piensa que "los políticos que hacen la guerra necesitarían vivirla y ver las consecuencias reales en los civiles para que no la hicieran".

VISIÓN INVASORA

En referencia al personaje de Frank Goldkamp, un ex marine norteamericano que se dedica a hacer negocios en países en guerra, "una especie de mercenario", ha dicho que tiene "mucha fuerza" y a su manera también sufre el conflicto. De esta manera, estos personajes le han permitido contar la guerra desde el punto de vista de un afgano de a pie y desde el otro lado, "el que la ha causado".

Entre ambos, según ha indicado, "hay similitudes, pues son conscientes de las consecuencias de la guerra". El libro, ambientado en los días previos a la caída talibán, el 11 de septiembre y la invasión posterior, refleja el "punto de vista norteamericano".

Jiménez ha confesado que tras conocer al botones de Kabul nunca pensé en hacer unan novela, pero sintió la necesidad de contar "la guerra, más que la de Afganistán", si bien, "no había mejor esceneraio, pues lleva genreaciones bajo la guerra, constantemente invadida y destrozada".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
145
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.