Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

David Solar rescata en su último libro la teoría de la "venganza" de Hitler como verdadero motor de la II Guerra Mundial

02/09/2009 13:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando se cumple el 70 aniversario de la II Guerra Mundial, el periodista e historiador David Solar rescata en su último libro la teoría de la "venganza" de Hitler como uno de los principales motores de la II Guerra Mundial.

'1939. La venganza de Hitler' (La Esfera de los Libros), es un relato de los primeros momentos de la contienda, que comenzó el 1 de septiembre de ese año, y que verá la luz a partir del día 8 de este mismo mes. El autor se aproxima así a un año "tremendo", según lo calificó hoy, muchas veces olvidado pero crucial en el desarrollo posterior de la guerra y en el que Hitler anexiona Checoslovaquia; Franco alcanza la victoria en la Guerra Civil española y organiza su dictadura; y Mussolini invade impunemente Albania.

Solar recordó que Hitler, "un tipo de odios implacables", llevaba soñando con la contienda como "revancha" contra los vencedores de la I Guerra Mundial desde que se enteró del armisticio, mientras yacía herido y medio ciego en el hospital pomerano de Pasewalk, especializado en el tratamiento de soldados gaseados. "Le rugía en la cabeza desde que leyera las condiciones de la paz cartaginesa impuesta en Versalles a Alemania en 1919, cuando era un pobre soldado desmovilizado y comenzaba a maquinar la creación de un partido. Y no culpaba a ingleses o franceses de esa derrota sino a la propia retaguardia alemana en la cual estaba buena parte del capital judío", indicó.

El autor insistió en que Hitler basculó sobre todas esas cuestiones que suponían "una ofensa tras otra contra Alemania". "Va cumpliendo sus promesas electorales, pero con la idea de pasar factura a ingleses y franceses", afirmó.

VENDEDOR DE ILUSIONES

"Todo este proceso de venganza tiene muy felices a los alemanes que ya en 1938 reciben de la propaganda nazi, con el diseño del famoso coche 'escarabajo', un mensaje de familia feliz que los propios obreros alemanes financiaron pero que no culminaría hasta 1950", señaló el historiador. "Hitler, aparte de ser terrible y brutal, fue un vendedor de ilusiones", aseguró.

Además en aquellos momentos Alemania estaba logrando "respeto internacional" y muchos empezaron a vivir mejor a costa de los judíos. "De los 700.000 que había en Alemania cuando Hitler llegó al poder quedaron 250.000. Muchos de ellos, profesores, científicos, artistas, jueces, médicos, abogados... fueron obligados por las leyes de Nuremberg a dejar su trabajo y el Gobierno les crujió a impuestos, lo que hizo que alemanes menos capacitados se quedasen con sus puestos y a veces incluso con sus posesiones", explicó el autor.

"En 1940 Alemania dominaba Europa entera, desde el norte hasta Hendaya y en parte también España, donde los alemanes campaban por sus respetos. Berlín fue una fiesta continua hasta los bombardeos de 1943. Toda una clase media estaba agradecidísima a Hitler y dispuesta a seguirle a pies juntillas", continuó.

La invasión de Polonia el 1 de septiembre, "el país que más sufrió por culpa de alemanes y rusos (perdió el 20 por ciento de su población en la Guerra)", recordó Solar, aún escuece a día de hoy. El historiador aludió a los actos celebrados ayer en conmemoración del 70 aniversario de la Guerra en los que "salvo la canciller alemana, Angela Merkel, y José Manuel Durao Barroso, los demás respiran por la herida", opinó.

EL CASO DE ESPAÑA

En el libro, David Solar alude también a la implicación española en la crisis. "España fue un paso más en los desafíos medidos de Hitler", afirmó recordando que éste apenas sabía dónde estaba España y cuál era su capital. La decisión del dictador alemán de intervenir aquí vino condicionada por su intención de ver "hasta dónde podía llegar con Francia y Alemania, con quienes mantenía un pulso continuo", alegó.

Sin embargo, en opinión de David Solar, Alemania "no aprende nada en España ni se sabe que España fuese un ensayo desde el punto de vista militar, aunque el mecanismo político de la Guerra Civil española sí incidió en el comienzo de la II Guerra Mundial".

Junto a estos asuntos, Solar aborda además en su libro la desmembración y absorción de lo que quedaba de Checoslovaquia, el Pacto de Acero o el infausto acuerdo entre el tiburón nazi y el tiburón soviético para no agredirse mientras devoraban Polonia.

La obra concluye con la propia guerra. El vértigo alemán cuando Gran Bretaña y Francia presentaron sus declaraciones de beligerancia; la aterradora sorpresa universal que supuso la 'Blitzkrieg'; la heroica e inútil defensa polaca; la puñalada trapera de Stalin, y la tibia ofensiva francesa para salvar la cara. Y, después de la victoria alemana, la cínica oferta de paz de Hitler a los Aliados a cambio de la convalidación de sus tropelías, mientras desmembraba Polonia y comenzaba la aniquilación de judíos y polacos.

David Solar es fundador y director desde 1998 de 'La Aventura de la Historia' y colaborador habitual del periódico El Mundo. Ha dirigido numerosas colecciones de carácter histórico, entre ellas la 'Revisión Histórica del Siglo XX: la II Guerra Mundial' (en 15 volúmenes), y es conferenciante y autor de centenares de artículos de política internacional e Historia.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
451
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.