Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidel Alvarez G. escriba una noticia?

Qué deben hacer las empresas ante la crisis.

13/09/2012 17:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La crisis parece que se dilata en el tiempo. Como los virus, muta y se hace inmune a los fármacos, de manera que se impone encontrar nuevos tratamientos para intentar combatirla. Mientras eso no llegue a materializarse, el proceso continuará y los efectos desfavorables y hasta devastadores, se mantendrán, convirtiéndose en una amenaza latente para los que han logrado esquivarla. Y en medio de esto están las empresas, sobre todo las PYMES, que por sus características resultan más frágiles y vulnerables, a pesar de que hay quienes afirman que disponen de mayor flexibilidad y de más capacidad para hacer frente a éste temible fenómeno.

Como se sabe, el efecto más visible de la crisis es la disminución del nivel de actividad económica, tanto en la producción de bienes, como en los servicios, lo cual está determinado por una sencilla razón: la contracción en el consumo. Varios son los factores que a su vez inciden en ésta contracción: la falta de créditos a las empresas y las personas, la reducción del nivel de liquidez, los impagos entre empresas y entidades, las desviaciones injustificadas en los presupuestos. A esto se suman los de nivel macro económico, muchos de ellos consecuencia directa de la crisis, entre los que se pueden mencionar los siguientes: la reducción en las inversiones públicas y privadas, el déficit público, el aumento de la tasa de interés, la reducción de precios con el objetivo de reducir stock o incentivar las ventas, la caída en el nivel de confianza de los consumidores, el aumento de la tasa de desempleo, etcétera. Ante semejante panorama se imponen por un lado las medidas de ajustes y por otro las destinadas a corregir el rumbo para salir en el plazo más breve posible de la recesión y encauzar el crecimiento. Nada fácil, porque la economía no es una ciencia exacta ni se puede experimentar en un laboratorio.

Ante éste escenario, ¿que deben y pueden hacer las empresas? La respuesta no es simple ni sencilla, pero me atrevo a plantear algunas cosas, que por demás son conocidas.

Sin lugar a dudas resulta primordial conocer con el mayor nivel de exactitud posible cuál es la situación que tiene la organización, porque en base a esto se pueden establecer las acciones a desarrollar e implementar . No todas las empresas estarán expuestas al mismo nivel de riesgo en una crisis, aunque esto no solo depende de sus fortalezas , sino también del grado de incidencia que tengan los factores externos. Si bien las recetas no existen, sí que existe la lógica, asociada ésta al buen funcionamiento de la organización, al saber hacer y al análisis estratégico , que será quien permita establecer las pautas a seguir en función de la coyuntura.

Entre las acciones que deben considerar las empresas en tiempos de crisis se pueden mencionar las siguientes:

  1. Detectar las reservas existentes . En tiempos de "vacas flacas" esto se asocia directamente con la reducción de gastos, pero las reservas son algo más que esto. Las mejoras en la organización interna, el rescate de clientes, el uso intensivo de los equipos e instalaciones, la liquidación o arriendo de activos ociosos, también son reservas a considerar, que pueden conducir a la reducción de gastos, pero también al aumento en las ventas e incluso la eficiencia.
  2. La reducción o ajuste de plantilla . Es ésta una de las primeras acciones que realizan las empresas, muchas veces obligadas por las circunstancias, a partir de una disminución del nivel de actividad. Lo peor de ésta medida -además del impacto que desde el punto de vista macro económico tiene en el consumo- es que la empresa puede verse obligada a prescindir de buenos trabajadores, aunque la tendencia en el mercado laboral es que la oferta supere a la demanda.
  3. Eliminar los inventarios ociosos. Si bien es algo que debería realizarse de forma sistemática, en la práctica existe cierta tendencia a despreocuparse de los productos y/o artículos de lenta rotación o tácitamente ociosos. En medio de la bonanza se pierde la perspectiva de que lo que no rota sigue generando gastos, sencillamente porque ocupa espacios en el almacén. Por ésta sola razón debe buscarse la manera de sanear los inventarios, pero como una acción permanente.
  4. Identificar la situación financiera de los clientes . Siempre es bueno saber quiénes son los clientes de la empresa, porque en cualquier momento se pueden presentar casos de morosidad, pero en tiempos de crisis se hace imprescindible evitar caer en la tentación de vender sin las debidas garantías de poder cobrar. Vender crea una obligación de pago por parte del comprador, pero si no hay dinero, pues ocurre lo evidente: no se paga. La falta de liquidez es una de las consecuencias más evidentes de la crisis, con lo cual se limita la capacidad de mantenimiento de la actividad empresarial, porque se carece de los recursos financieros para comprar y pagar.
  5. Explorar nuevos mercados . La diversificación es una buena estrategia en tiempos de crisis, pero debe de ser adoptada antes de que llegue, porque penetrar y establecerse en un nuevo mercado lleva no solo tiempo, sino también recursos, que precisamente tienden a hacerse escasos en época de recesión. De todos modos, buscar mercado para los productos o servicios de la empresa permite escapar a la dinámica de contracción del mercado principal. En la actual crisis muchas de las empresas exportadoras han logrado sortear mejor el temporal, por supuesto, siempre y cuando estén en mercados donde los efectos negativos de la misma no se hayan hecho sentir o el impacto haya sido menor.
  6. Revisar la relación entre el Ciclo de Cobro y el Ciclo de Pago . Las finanzas es algo que una empresa debe cuidar en extremo, antes, durante y después. Parece obvio, pero cuando existen facilidades para adquirir préstamos o para generar liquidez (ejemplo: factoring), puede perderse la prioridad que requiere éste asunto. Un Ciclo de Cobro (en días) excesivamente mayor al Ciclo de Pago conduce a un déficit de recursos monetarios que deberán ser cubiertos por la empresa con el empleo de determinados mecanismos financieros, generando en algunos casos más deuda o el uso de recursos que pudieran emplearse en otras acciones (inversiones). Para la empresa no es una tarea sencilla conciliar ambos ciclos, porque por un lado los proveedores están interesados en cobrar lo antes posible, mientras que los clientes desean pagar lo más tarde que puedan.
  7. Evitar los gastos superfluos . Si algo no debe hacerse bajo ninguna circunstancia es gastar en cosas prescindibles, pero el quid de la cuestión radica en definir qué es prescindible y que no. Tengo la experiencia de una pequeña empresa dedicada a la comercialización de muebles que en medio de la crisis decidió realizar una importante inversión en el diseño, confección y distribución de un catálogo con el surtido de productos para el año siguiente. Lo que podía parecer un gasto superfluo contribuyó a que potenciales clientes conocieran la oferta de la empresa, mientras que al cerrar el año el número de compradores había aumentado, permitiendo suplir a los que redujeron los pedidos o simplemente tuvieron que salir del mercado al ser superados por la crisis.
  8. Posponer inversiones. El nivel de riesgo de las inversiones aumenta con la crisis, así que lo aconsejable es postergar todas aquellas que no resulten imprescindibles u obligadas, o en las que existan dudas respecto a su rentabilidad.
  9. Búsqueda de nuevos proveedores . Sustituir a los proveedores no puede ser una medida baladí, superficial o tomada a la ligera, porque se puede afectar la calidad de la producción o servicio, o alterar la organización interna (por incumplimientos en los plazos de entrega, en las cantidades solicitadas o las garantías), sin embargo, por ésta vía es posible reducir gastos y costos. Evitar el "monopolio" o el poder de de los proveedores (también puede existir por parte de los clientes) es una estrategia que contribuye a reducir la presión que estos pueden ejercer sobre las empresas.
  10. Ajustar el Ciclo de Compra . Esto no significa reducir las compras, sino evitar los excesos de inventarios que provocan inmovilización de recursos. Realizar las compras en base a los estimados de producción y venta, coadyuva a un mejor desempeño del Flujo de Caja o Tesorería.
  11. Aplicar la ley del 20 por 80 en las compras y en las ventas. Significa comprar y vender lo que más se demanda y lo que más aporta a la empresa, desechando lo que aporta poco o que resulta más difícil de realizar. Esta medida puede representar una disminución en las ventas y en los ingresos, algo a lo que no pocos se resisten, así que debe de ser tomada con sentido común y sensatez, pero también con pragmatismo. Si sirve para aumentar la eficiencia de la empresa y para liberarla de obligaciones que lastran su flexibilidad y capacidad de respuesta, pues entonces será buena.
Si analizamos en detalle las medidas o acciones que puede/debe realizar una empresa para enfrentar un período de crisis, encontraremos que todas pueden ser perfectamente abordadas antes de, de modo que lo más efectivo será trabajar en los períodos de crecimiento sin perder de vista los de declive. Mientras más sólida éste una organización, mejor será su capacidad de reacción ante las variaciones del entorno, pero parecer ser que la euforia desmedida, mezclada en ocasiones con la falta de conocimiento, conduce a la pérdida de visión. Como dice el viejo refrán, lo importante no es llegar, sino saber mantenerse . Esto es válido para las empresas, pero mantenerse requiere no solo de voluntad y deseos, sino también de saber hacer.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidel Alvarez G. (26 noticias)
Fuente:
empresayestrategia.com
Visitas:
735
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.