Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sedelu1 escriba una noticia?

Cómo deben mejorar las criptomonedas para convertirse en monedas de uso común

28/04/2018 11:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En estos nueve años, han aparecido cientos de nuevas criptomonedas, la mayoría de ellas apuntando a un sector de mercado o a unas necesidades no cubiertas por el Bitcoin

Por: Cristina Beltrán Avatar de Cristina Beltran

Desde la creación en 2009 del Bitcoin, la primera criptomoneda de la historia, la principal pregunta acerca del futuro de estos activos tecnológicos sigue siendo la misma: ¿podrán algún día convertirse en nuestras únicas monedas? Al poco de que se cumpla una década del nacimiento del BTC, lo cierto es que la respuesta sigue guardando un tono tan enigmático como el que tenía el día que ese tal Satoshi Nakamoto inventó la primera divisa electrónica. En estos nueve años, han aparecido cientos de nuevas criptomonedas, la mayoría de ellas apuntando a un sector de mercado o a unas necesidades no cubiertas por el Bitcoin. Algunas, como el ether, el bitcoin cash, el litecoin, o el dash, se han convertido en competencia directa de la criptodivisa principal, mientras que la mayoría se han quedado en poco más que proyectos fallidos. Sin embargo, ninguna de estas criptomonedas, tampoco el Bitcoin, sigue sin juntar las características necesarias para convertirse un día en una moneda de uso común y generalizado. Obviamente, el principal factor que tienen en contra es que suponen una especie de competencia para bancos centrales y monedas y economías nacionales, lo que supone granjearse un enemigo ciertamente potente desde el principio. Pero, además de esto, también es cierto que la industria de las criptomonedas tiene en su mano mejorar ciertos factores que podrían ayudar a su despegue entre los usuarios de todo el mundo. ¿Qué es, pues, lo que echan en falta?

La volatilidad, un inconveniente para el gran público. Aunque la volatilidad en los precios de las criptomonedas puede ser uno de los factores más interesantes para inversores y traders online, lo cierto es que para los usos de dinero en el día a día puede que no sea el factor más conveniente. Al fin y al cabo, el precio del Bitcoin puede tener movimientos intradía del 20% o 30% en una jornada normal, lo que supone una auténtica barbaridad para una divisa de uso habitual. Así pues, este rasgo es uno de los principales factores que impiden que el BTC y el resto de las criptomonedas se conviertan en monedas de uso normal. Además, cualquier solución, en principio, pasaría por modificar la filosofía misma de las criptomonedas. Éstas implicarían crear un órgano central o cualquier tipo de regulador, lo que significaría acabar con el carácter completamente descentralizado de las divisas electrónicas. Poner fin a las polémicas. Si en algo tienen que trabajar más duro los protocolos y proyectos de criptomonedas es en aparecer relacionados con casos de fraude, estafa o secuestros electrónicos. Y es que, en un panorama mediático altamente amarillista, este tipo de noticias cuentan con una difusión muy alta, destinada habitualmente a sembrar cierto pánico entre su público.Aunque hay criptomonedas que se han creado, precisamente, para llevar a cabo cualquier tipo de negocio alegal o ilegal en espacios como la deep web (como en el caso del Monero); la verdad es que la gran mayoría de proyectos han nacido con unos propósitos mucho más honestos y limpios. El caso, pese a todo, es que el gran público lo sepa.

Obviamente, el principal factor que tienen en contra es que suponen una especie de competencia para bancos centrales y monedas y economías nacionales

Adaptarse a las operaciones diarias. El Litecoin fue un intento de mejorar las prestaciones del Bitcoin para adaptarse a operaciones del día a día. Esto le generó cierta fama y le ha ayudado a mantenerse entre las criptomonedas con mayor cotización. Sin embargo, nunca se ha situado siquiera cerca del valor del BTC. Quizás, si quieren convertirse en una moneda de uso común, el sector de las divisas electrónicas debe empezar a plantearse la forma en la que se pueden adaptar a este sector: generando unidades más pequeñas, creando un sistema de cajeros o de plazas sencillas de intercambio, estableciendo protocolos más sencillos, etc. Veremos si en el plazo medio —que en el mundo de las criptomonedas es un espacio de tiempo muy corto— el camino que sigue la industria es éste. Y es que, hoy en día, el de convertirse en una moneda de uso diario no es el único futuro plausible con el que cuentan las divisas electrónicas. Algunos expertos las consideran el nuevo valor refugio de las finanzas, mientras que otros creen que solo los protocolos blockchain tienen cierto interés de cara al futuro. Veremos qué ocurre.


Sobre esta noticia

Autor:
Sedelu1 (603 noticias)
Visitas:
4833
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.