Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

La debilidad del Gobierno español va para RATO

13/05/2012 23:00 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageObama y Cristina, dueña de Argentina, a la vista está, tienen relaciones. La más que anunciada debilidad del poder español está íntimamente ligado a su modelo de estado, aunque para decir verdad, es inexistente; además la estrategia que España ha empleado para hacer valer sus intereses en el nuevo orden global están estrechamente relacionadas con el aznarismo y eso es un error y grande. Con Aznar, el prestigio de España se desarrolló, notablemente, en función a la expansión económica (gran parte de ella gracias al desembarco en Latinoamérica, eso no era austeridad, era astucia política) y a unas cordiales relaciones con Estados Unidos y sus potencias aliadas, si, coño, la foto de Azores ¿Y qué?. Basándose en premisas ideológicas, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero desmontó dicha e incipiente relación, apostando por la alianza de las civilizaciones y el euro-radicalismo. Esto jodió todos los planes previstos y su continuidad. Aun recuerdo la frase cuando iban a inaugurar la cúpula de Barceló como símbolo de la unión con los incivilizados islamistas. "caerse parte de la cúpula es síntoma geopolítico" ¡Manda huevos¡ La Bibi, La Pajín y la Trini (El trío la, la, la); aplaudían. imageEl descubrimiento de América (Dalí) Tanto el poder como la debilidad de un país se traducen en hechos concretos y se materializan en un espacio-tiempo histórico. Lo de YPF en "La Argentina· de Cristina Kirchner (por cierto, no a pagar nada), la fuerte sanción a Movistar y lo de la Red Eléctrica en Bolivia son ejemplos patentes de la debilidad del Gobierno español, una debilidad aprovechada por países con una concepción menos idealista del escenario multilateral, en Román Paladino: Unos países sin nada que perder. Países dispuestos a hacer valer sus intereses violentando la seguridad jurídica, seguros del respaldo de su frente interno. La debilidad de los rajoyanos es manifiesta y contrasta con la apuesta de un sector de políticos y empresarios por una serie de regímenes populistas caracterizados por la precariedad institucional. Las empresas españolas han repetido durante años el mantra de la estabilidad de ciertas inversiones en mercados sesgados por el autoritarismo, apostando por la relación directa con los caudillos populistas en desmedro de estrategias más realistas y globales. El resultado a este voluntarismo ingenuo está a la vista. Si el poder español ha decaído en Latinoamérica que no piense que esta es la última, pronto viene un banco – en días-. La ambivalente respuesta del negro, Obama, ante la expropiación argentina confirma la teoría índia de los cobardes demócratas estadounidenses, o sea, no mover un dedo por ningún país europeo, a excepción de Inglaterra. España, si tuviese huevos, le expropiaría las bases ¿No? O los mandaría a tomar por el culo, directamente. Otros demócratas países como Brasil y China apoyan a Kriteriana dueña de Argentina. Se le condonó a Brasil una deuda 5 veces, o sea, no pagó nada. Un país superemergente y el 40% de la población pasando hambre. Además tenemos la balanza de pagos con los dos paciesen negativo. Cerrojazo y que se vayan donde picó el pollo., al igual que el bloque del ALBA. La Alianza del Pacífico, circunscrita a la dimensión comercial, nada puede hacer ante la ola soberanista que legitima los excesos del kirchnerismo y el etno-nacionalismo de Evo Morales. Frente a este panorama, España, si pretende recuperar protagonismo y cierto nivel de influencia regional y global debe renovar su estrategia apelando al realismo político y abandonando el maniqueísmo impuesto por ideologías híper-estatistas. En Europa, por ejemplo, es preciso renovar la política exterior ante la reconfiguración electoral del eje franco-alemán. Ser realista, para España, pasa por evitar nuevas sorpresas en el plano empresarial y político, eliminando las distorsiones del voluntarismo. No basta con diseñar planes de emergencia que sirven para apagar incendios cuando todo ha sido consumado. Urge aplicar una estrategia preventiva, una auténtica política de prospección, pues son muchos los escenarios en los que la debilidad española es un fuerte incentivo para que los Estados populistas con los que negocia la España del PP intenten humillarla una y otra vez. Lo he podido explicar con cifras y en otros términos, pero he decido que así se entiende mejor. No quiero caer en el geoeconomismo de Barceló. Nosotros, los españoles, militarmente, le ganamos a la Argentina de la Kaka. Es mi opinión, capaz que no coincide con otra.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
1316
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Ernesto Contreras Cazaña (15/05/2012)

¿No fue Aznar? El que dijo: "La elección de Obama es un exotismo histórico".