Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

El Defensor del Pueblo catalán defiende su eficacia frente al estatal aunque cuesta casi tres veces más por ciudadano

28/06/2013 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, ha defendido este viernes la supervivencia de este organismo, pese a que cuesta casi tres veces más por ciudadano que el Defensor del Pueblo estatal. Ribó ha apostado por mantener el Defensor catalán después de que la reforma de la Administración impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy recomienda la supresión de los defensores del pueblo autonómicos.

El Ejecutivo pretende reducir gastos mediante la reducción de determinados organismos y aplicando el principio de que "una administración, una competencia", con lo que se suprimirían las más de 120 duplicidades que ha detectado el grupo de expertos que lleva un año trabajando para reformas las Administraciones Públicas.

El defensor del pueblo de las CCAA es una de esas duplicidades y en el caso catalán cuesta casi tres veces más por ciudadano que el estatal. Así, el Sindic de Greuges tiene un presupuesto de 5, 9 millones --después de haberlo reducido ya que antes era de 8, 8 millones-- frente al presupuesto estatal de 14 millones de euros. Esto significa que el Síndic catalán cuesta 0, 78 céntimos por ciudadano, mientras que el estatal tiene un coste de 0, 29. Lo que supone que la Generalitat paga a su defensor del pueblo 2, 71 veces más por ciudadano que el Estado.

Sin embargo, Rafael Ribó, para defender la necesidad de mantener la sindicatura, ha cargado, en rueda de prensa, contra la ineficiencia del Defensor del Pueblo estatal en comparación con la actividad del Síndic en Cataluña, y ha presentado un informe para avalar sus tesis en contra una reforma local que, en su opinión, es un "atentado" contra varios principios democráticos.

En primer lugar, Ribó ha defendido que entre 2009 y 2013 su sindicatura ha reducido el presupuesto en un 32, 92 por ciento --de 8, 8 millones de euros a 5, 9--, mientras que el Defensor del Pueblo lo ha hecho en un 12, 14 por ciento --de 15, 9 millones a 14--, según datos oficiales de ambos organismos.

Además, el informe presentado por el Síndic esgrime que, de las 25.073 actuaciones que su organismo hizo en 2012, solo 267 quejas fueron inadmitidas y 3.635 acabaron en recomendaciones a la administración, mientras que en el caso del Defensor atendió 33.849 casos, de los que más de 20.000 fueron inadmitidos y solo se formularon 548 recomendaciones.

Comparando el presupuesto de las dos instituciones y el volumen de trabajo que desempeñan, el informe del Síndic concluye que el Defensor del Pueblo tiene un coste por recomendación hecha a la administración de 26.447 euros, por los 1.925 del Síndic de Greuges.

Ribó ha asegurado que la reforma local del Gobierno se basa en un informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) que carece de solidez, que apela ha datos que han sido "manipulados", que atenta a principios como el de autonomía y al derecho a una buena administración, y engaña a la opinión pública.

"Tergiversan la realidad y esconden datos para hacer prevalecer sus tesis. Hay una maldad metodológica en el informe de la CORA que no se le debería permitir ni a un alumno de Bachillerato", ha concluido Ribó.

El Síndic ha asegurado que su compromiso con la racionalización administrativa es total, pero ha concluido que la reforma local del Gobierno solo responde a una fijación por recentralizar, y ha asegurado que, de prosperar la reforma, España sería la "única democracia del mundo" con el poder descentralizado territorialmente que prescindiría de su síndicos territoriales.

REFORMA DEL ESTATUT

El Síndic también ha recordado que su organismo está regulado por el Estatut, por lo que su supresión implicaría reformar esta norma, que es una Ley Órganica especial cuyas modificaciones deben ser aprobadas en el Parlament, el Congreso, el Senado y finalmente por un referéndum.

Ribó ha aseverado que la reforma local del Gobierno no es aún ninguna ley sino un mero informe, por lo que aún no se puede plantear una batalla legal contra la norma, y ha recordado que el Síndic no puede presentar recursos de inconstitucionalidad.

El Síndic ha explicado que se ha puesto en contacto con el resto de síndicos autonómicos y ha percibido que existe una rechazo "unánime" a aceptar la supresión de estos organismos, y ha recordado que incluso la Unión Europea ha recomendado un varias resoluciones su necesaria existencia.

Con datos de 2012, la sindicatura catalana es la más cara de la autonómicas porque su presupuesto ascendió a casi 7 millones de euros, pero asegura que es de la más eficientes porque su coste fue de 279 euros por actuación, solo superada en eficiencia por Canarias --260 euros-- y la Comunidad Valenciana --96--.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165962 noticias)
Visitas:
403
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.