Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Golosa escriba una noticia?

Deflación: el terror de una buena noticia

25/11/2009 22:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un día pasas por la tienda de televisores y ves que el monitor que más te gusta ya no vale 400 euros sino 200 euros: está a mitad de precio. Miras el calendario. Queda más de un mes para la Navidad. ¿Por qué precipitarse?

<a href="http://www.flickr.com/photos/35448539@N00/2378482752/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/35448539@N00/2378482752/" target="_blank">blakespot</a> via Flickr23 de noviembre de 2009.-

En efecto, semanas después tus sospechas se han convertido en realidad: el televisor cuesta 175 euros. No lo compras todavía. Echas un vistazo a la tienda y está vacía. “Este tipo lo bajará aún más”, piensas cuando ves la cara del dueño de la tienda.

En cuestión de días, una breve visita al escaparate de la tienda te sirve para comprobar que ya está a 150 euros. La tienda sigue igual de vacía. Claro, la crisis. Así siguen pasando las semanas hasta que un día ves que el televisor ya está a 100 euros. ¡Vaya chollo! Lo comprarás al día siguiente por la mañana.

Las consecuencias

Cuando te presentas en la tienda, gran sorpresa: ha cerrado. Luego, lees en el periódico, que el fabricante de esos televisores, también ha echado el cierre porque no vendía televisores. Llevaba echando personal desde hacía meses. Había bajado de precio los televisores, pero ni con esa estrategia pudo salvar la empresa.

Y entonces lees en Yahoo! una entrevista a un economista: “Es culpa de la deflación: cuando los precios empiezan a caer, los consumidores esperan que sigan cayendo pero llega un día en que las empresas no pueden estar sin vender productos y cierran”.

Te sientes como el malo de la película. Pero en realidad es el comportamiento de cualquier ser humano en una crisis de consumo.

¿Qué es la deflación?

La deflación es la caída sostenida del Índice de Precios al Consumo, el famoso IPC. En principio, parece una buena noticia porque a todo el mundo le encantaría comprar coches, pisos y videoconsolas más baratos. Y ciertamente lo es. Pero cuando los precios caen y caen sin parar, los comerciantes no renuevan sus pedidos (no piden televisores a las fábricas), y los fabricantes entran en pérdidas (no logran vender sus stocks), y su primera reacción es echar a los trabajadores.

Entonces viene lo peor: estos trabajadores en paro, tampoco quieren comprar productos porque no saben cuánto tiempo va a durar la crisis, de modo que no entran en las tiendas. Así, se crea un círculo vicioso que puede detener la maquinaria económica. Menos ventas, más despidos, más paro, menos ventas…

Las últimas cifras indican que los precios en España han caído durante ocho meses seguidos. Ahora estamos en -0, 7%, es decir, que en conjunto, lo que en octubre del año pasado valía 100 ahora cuesta 99, 3 euros. Claro que es una cesta. Unos productos han bajado mucho más. Y eso es lo preocupante: que cada vez hay más productos que caen y caen sin parar, y de forma acusada.

Alerta naranja

Veamos: para crear el IPC, el Instituto Nacional de Estadística elabora una lista de cientos de productos. Hace varios meses, sólo un 30% de la lista estaban en rojo. Ahora ya ha llegado al 45% de la lista de productos.

En otras palabras, eso significa que estamos en alerta naranja. A medida que más productos sigan bajando de precio mes tras mes, el IPC será cada vez más negativo; entonces, la economía estará en serio peligro de padecer las consecuencias ya descritas de la deflación, cosa a la que todavía no hemos llegado.

Aunque parezca increíble, lo mejor que le podría pasar ahora a la economía española es que suban los precios, aunque sea un poco. Eso podría suceder en diciembre, el mes de las compras navideñas. En este caso, inflación significaría, por paradójico que sea, más ventas, más pedidos a las fábricas, más trabajo, más dinero en manos de los españoles, y en definitiva, que la rueda de la economía gire hacia adelante


Sobre esta noticia

Autor:
Golosa (28 noticias)
Visitas:
1856
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.