Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montserrat Gutiérrez escriba una noticia?

El PP no demanda a Bárcenas ni a “El Mundo“, sino a ‘El País’

07/03/2013 12:44

1 El PP no se haya querellado contra Bárcenas, pero el ex tesorero ha presentado, hasta el momento, y tan solo ocho días, tres demandas contra el PP

1

Hay algo incomprensible en que el PP se querelle contra El País y no contra El Mundo cuando fue este periódico el que dio la primicia de los sobresueldos.

Una reacción extraña

Resulta muy difícil de entender la reacción y la estrategia del Partido Popular y del Gobierno ante el caso Bárcenas.

A mediados de enero, el periódico El Mundo, el segundo de mayor tirada nacional, y alineado ideológica y editorialmente con el PP, publicaba en su portada a cinco columnas que Bárcenas pagó sobresueldos con dinero negro a la cúpula del Partido Popular. Se desataba la gran batalla y comenzaba la ‘presión’ del ex tesorero al partido que gobierna y al mismísimo presidente del Gobierno para que le quitaran de encima a los jueces ya que dos días antes, el Juez Ruz, que instruye el caso de corrupción Gürtel, imputó al extesorero, exsenador y exmiembro de la Junta Nacional del PP, Luis Bárcenas, al descubrir que tenía 22 millones de euros en Suiza ocultos al fisco español.

El Mundo explicaba que durante años Bárcenas había pagado sobresueldos con dinero negro en sobres que se entregaban en mano, y los recibían en sobres que recogían en mano. Eso significaba que los dirigentes del partido que gobierna España cometían un delito.

La información desvelada por El Mundo era gravísima y la respuesta del PP fue, como siempre, negarlo todo y afirmar que no había contabilidad B. Se exigía que se publicaran los papeles.

Cuando se esperaba que, después de unos días de intriga, El Mundo publicara alguna prueba documental, Bárcenas o su entorno filtraron parte de esa contabilidad B, pero en una jugada mediática maestra, los papeles se los dieron a El País.

El PP anunció querellas contra todos, contra todos los que se hicieran eco sobre los pagos con dinero negro, pero han tenido que pasar dos meses para que presentaran una querella, y fue contra Izquierda Unida después de que IU presentara una querella contra los populares, y dos meses y tres días para que el PP se querellara contra un medio de comunicación, pero ha sido contra El País.

Aquí no pasa nada

El PP intenta trasmitir tranquilidad y normalidad, pero su estrategia parece ser cada vez menos creíble y que Bárcenas es el que marca la pauta.

Después de una primera demanda contra el partido “por despido improcedente” y una segunda por el robo de dos ordenadores y sus pertenencias que se encontraban en Génova, el extesorero ha interpuesto una tercera denuncia por “maltrato laboral”.

El PP intenta trasmitir tranquilidad y normalidad, pero su estrategia parece ser cada vez menos creíble y que Bárcenas es el que marca la pauta

Mientras, la dirección popular, que había amenazado al extesorero con una querella conjunta de altos cargos de la formación, acaba de anunciar una actuación judicial, pero no concretamente contra el extesorero, sino contra el diario El País y contra “el autor de los falsos papeles publicados que, según dicho medio de comunicación, es Luis Bárcenas, aunque él lo haya negado públicamente”, “por vulneración del derecho al honor” tras la publicación de datos sobre la presunta contabilidad paralela del PP y los sobresueldos en negro a altos cargos.

Además de la demanda del PP, Ángel Acebes, Javier Arenas, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato han emprendido acciones legales. No así, Mariano Rajoy. La número dos del partido, María Dolores de Cospedal, ya había adelantado que el líder popular podría no hacerlo “por su condición de presidente del Gobierno”. Según ha informado el PP a través de una nota, “todos los demandantes manifiestan igualmente su intención de dirigir la acción contra la persona o personas que hayan entregado al diario ‘El País‘ los falsos documentos publicados, cuya identidad se desconoce actualmente”.

La demanda civil del PP, al parecer, niega cualquier veracidad a los denominados papeles de Bárcenas, publicados por El País. “La difusión premeditada e irresponsable, inexplicable en un medio de comunicación, de documentos (presumiblemente prefabricados ad hoc) cuya autenticidad, veracidad y autoría no se ha contrastado ni de otro modo consta a quien los difunde, pone evidentemente de manifiesto el criticable e inexistente rigor profesional y mala praxis de lo que hace”.

El PP asegura que, “como han venido manifestando inequívocamente durante estas últimas fechas todos y cada uno de sus dirigentes a quienes se ha preguntado sobre el particular, el PP lleva, y siempre ha llevado, una única contabilidad que, siguiendo lo preceptuado en la legislación vigente, somete con la periodicidad normativamente prevista a la supervisión y control del Tribunal de Cuentas, sin que la revisión de las mismas por el citado órgano haya sido objeto de tacha o reserva de ningún tipo”.

“Cualquier información o documento que ponga en duda la existencia de una única contabilidad en el PP debemos, pues reputarla como radicalmente falsa, temeraria y tendenciosa”, añade el PP.

Génova, pues, se ha esforzado por trasmitir una imagen de “tranquilidad” a pesar de las presiones de Bárcenas, cada vez más cercado por la Justicia. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dijo hace unos días que la situación en su partido está “muy bien y muy tranquila”, que está funcionando con “transparencia y claridad” y que, a diferencia de otras formaciones políticas, tiene “unidad de acción”.

Pero, ¿tiene miedo el PP y el Gobierno a lo que pueda saber y ocultar El Mundo y por eso no se ha querellado contra él?.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Without... (08/03/2013)

No tiene nada de extraña la relación Bárcenas-PP, ya que obedece a "favores debidos", "no nos vamos a joder entre nosotros",...
Lo que sí resulta curiosa es la evolución de PJ Ramírez (Montse, a lo mejor tendrías que dedicarle un capitulito), cualquiera que conozca sus inicios no podrá comprender hasta donde ha llegado.