Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

Democracia…

16/03/2015 00:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchos estadistas han definido este término, el cual rige el gobierno de muchas naciones, sin embargo en nuestros tiempos, como antaño se ha visto deslucido debido al abuso de poder y a la supresión directa o indirecta de los derechos ciudadanos

 

Democracia: Mágica palabra que Abraham Lincoln definía plenamente: “La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”.

Estos son los parámetros dentro de los que el gobierno de aquellos países regidos por este sistema debería desenvolverse naturalmente. Sin embargo, en la actualidad vemos con desmedro como muchos solo lucen el emblema pero no lo practican

Los extremos suelen ser poco aconsejables, la oligarquía, la dictadura, el absolutismo, la extrema derecha o la extrema izquierda no contemplan la democracia pura y neta.

Los gobiernos democráticos deben asistir las necesidades del pueblo, que son quienes les otorgan el poder. La soberanía del pueblo, elige cívicamente en libertad el gobierno que considera más idóneo para la defensa de sus intereses. Sin embargo aquellos partidos que una vez conquistada la voluntad ciudadana, olvidan las promesas e incumplen sistemáticamente una y otra vez los cometidos para los que han sido electos, se convierten en representantes ilegales, por el solo hecho del incumplimiento contractual para el que han sido nombrados.

El desfalco democrático constituye una sustracción de derechos, el despojo de los mismos y la irregularidad gubernamental que deriva indefectiblemente a la larga en una dictadura enmascarada. Éstos gobernantes buscan escaramuzas más o menos legales para aplacar la opinión pública y para mantener una fachada demócrata. Este tipo de argucias resultan deplorables, actos patéticos y desesperados de aquellos con sed de poder, avaricia, sordidez y codicia que solo persiguen sus propios intereses, sin importarles un ápice el bienestar general. Cualquier tipo de dictadura es negativa, lo saben por ello apelan a utilizar una democracia encubierta para sus detestables planes. Se valen de la ignorancia o escasa información de un porcentaje de la población, mienten descaradamente, degradan a sus oponentes, les difaman, siembran dudas y gobiernan apelando al temor. Sus campañas electorales suelen convertirse en verdaderos campos de batallas donde únicamente buscan alcanzar el poder a como dé lugar. Una acción ruin y mezquina dado que verdaderamente ignoran deliberadamente los derechos ciudadanos y el bienestar general. Este es el diario vivir al que demasiadas naciones en el mundo se enfrentan en la actualidad. Las intrigas eran ardides del pasado, en las antiguas cortes, sin embargo han resurgido en la actualidad. Con ello han despertado la fiera revolucionaria que dormitaba en el olvido. Cada día son más quienes se suman a sus filas en búsqueda de una justicia social y económica que posibilite una existencia justa y equitativa. Pero los verdaderos responsables de este movimiento en lugar de aceptar el “mea culpa” lo que hacen es precisamente envalentonarse aún  más y replicar  ahondando más en la herida, que ya se desangra cual embravecido río.

La indignación general, lleva a una búsqueda de nueva sangre que renueve la ya agria y fermentada. Éste es el resultado de años y años de mentiras, defraudación, opresión, absolutismo… en suma una autocracia disfrazada de democracia que ha gobernado para su propio provecho.

Ante un futuro nada claro se decantan por sobrellevar una campaña electoralista que les permita repetir mandato y así cumplimentar sus cometidos personales. Para ello además de las falsas promesas utilizan la necesidad de la generalidad de la población, en un intento desesperado de cambiar su mala gestión con dádivas, limosnas, ayudas, beneficios, subvenciones… Una manera de intentar captar votos, antes que éstos emigren hacia otros partidos. Para ello también cuentan con partidos que emergen y que se convierten en muletillas para el logro de sus fines. En España por ejemplo Ciudadanos, es un partido afín al PP cuyo cometido creería no es más que captar votos que han emigrado del partido de gobierno y que deben recuperar, porque a la hora del recuento de sufragios, de no alcanzar la mayoría necesaria para un gobierno en mayoría, sumaran los suyos y poder lograr sus metas de continuismo.

Por ello resulta imprescindible no dejarse embaucar, ni seducir por falsas promesas, ni beneficios momentáneos. Tiempo han tenido de sobra para cumplir con un plan de gobierno que no resulto. La recuperación económica no se nota en absoluto en los hogares españoles, donde pululan la desocupación y las carencias más elementales; en demasiados casos la precariedad y el abandono social. La hambruna infantil, la falta de atención sanitaria, todo consecuencia de unos recortes que han debilitado al sistema social, laboral y económico del país.

Mencionaré un caso puntual a modo de ejemplo, uno de los tantísimos que hay en nuestro país y que se intenta esconder a la opinión pública. En Zaragoza, un colegio detecta más de “30” niños con malnutrición… Muchos concurren sin desayuno ni almuerzo. Son los profesores quienes se han organizado para satisfacer su almuerzo. Esta situación no es nueva, ya el año anterior fueron testigos de una situación parecida, ante la cual organizaron un rastro con objeto de recaudar fondos para paliar la desesperada situación en la que se encontraban decenas de niños. Con lo recaudado adquirieron zumos, leche, magdalenas, embutidos, pan… lo mínimo indispensable para que los pequeños pudieran tomar un almuerzo decente. ¿Es esta una situación puntual?, posiblemente no… La solidaridad de quienes menos tienen es siempre el pilar de ayuda en estos casos, cuando es obligación Estatal “evitar” que esto suceda. Desde la infancia comienza a desarrollarse el intelecto, el preescolar,  primaria, secundaria son los siguientes pasos que los pequeños van dando, pero deben hacerlo en perfecto estado nutricional para que no afecte a su rendimiento escolar. Es imprescindible que las autoridades dejen de “mimarse” a sí mismos y miren el presente con más temple y conciencia, porque de ellos depende el futuro. Niños mal nutridos, presentan un aspecto demacrado, cansino, faltos de concentración y no pueden ir al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. Para muchos de estos niños su único alimento consiste en el que reciben de sus becas de comedor, pero… ¿y quienes no poseen dichas becas?... Muchas de las realidades por las que atraviesa gran parte de la clase trabajadora se resume con suerte a una comida diaria, y la cena se convierte en un amargo letargo. Los comedores no dan abasto, pero hasta ciertos personajes relevantes del gobierno han realizado desafortunados e irónicos comentarios faltos de toda calidad humana.

Opíparas comilonas en restaurantes lujosos comprenden la realidad de quienes se erigen en grandes personajes, adoptando medidas insolidarias que han sumido paulatinamente a la sociedad en la precariedad más absoluta.

El lugar de solucionar este descalabro lo único que han hecho ha sido buscar culpables y emponzoñar en contra sus antiguos rivales. Una pobre y poco inteligente estrategia  dado que ineludiblemente llegaría el momento de las urnas y allí es donde la soberanía determinará el futuro de un país que necesita imperiosamente un nuevo horizonte mucho más prometedor y provechoso por el bien de todo un país y no únicamente de unos pocos que durante estos años solo se han preocupado de desfalcar las arcas y atesorar capitales.

El olvido es lo menos recomendable en estos casos por ello a la hora de emitir la voluntad ciudadana es menester recordar las penurias a las que nos han sometido durante su gestión de gobierno. Las continuas mentiras, dichos y desdichos, implicaciones en sonadísimos casos de corrupción, desfalcos financieros en diferentes entidades, etc. etc. son cosas que aún se mantienen en los grandes titulares noticiosos del país y que no debemos olvidar.

Estamos siendo gobernados dentro los parámetros de una “democracia” enmascarada. La han maquillado de tal forma para que parezca legal, cuando en realidad es casi una autocracia

El simulacro de trasparencia, no es más que eso, un simulacro obligado como formato idóneo para intentar acallar sonadísimos  escándalos.

De ello surgen noticias que acaparan la atención ciudadana, todo este proceso huele muy mal. No son precisamente conjeturas, sino verdades a medias o maquilladas. Huele muy mal, se ocultan informaciones vitales para el esclarecimiento de muchos puntos oscuros. Se dijo por allí que el presidente de gobierno ocultó al Congreso una “pequeña” parte del sueldo que percibe del PP. Su declaración fue de 98.225 € cuando realmente lo que percibió fueron 181.098 €, más 41.270 € percibidos como diputado en el año 2010, un total de 222.368 €. Su declaración no reúne la integra percibida, su salario ha ido en aumento año tras año, muy a pesar de la congelación decretada en al año 2010 concerniente a toda la administración pública y a los pensionistas. Sus dietas como diputado no se declaran y están exentas de retenciones de Hacienda, y dejemos de lado el dinero B que como pudo verse en su momento aparecía en la contabilidad del extesorero, don José Luis Bárcenas Gutiérrez. ¿A qué obedeció esta actitud?, únicamente obedece a querer minificar sus abultados ingresos en épocas de recesión. Lo que sí se ha notado en estas filas, es la reaparición en escena del extesorero,  cuya incursión pone en peligro de explosionar la campaña electoral del PP. La dirección del partido está en plena deliberación para amortiguar todo aquello que amenace seriamente su continuidad en el gobierno. Deben convencer a raja tabla a la opinión pública y lograr su confianza… Intentan trasmitir una unidad total para contrarrestar el avance de otros partidos que han surgido ni más ni menos como consecuencia de su mala gestión.

Ante tantos escándalos, corrupción, fraudes, desfalcos… es lógico que surjan nuevas fuerzas que busquen poner remedio a la bancarrota social a la que nos han arrastrado. Todos estos partidos minoritarios podrían no ser más que un estorbo si no encontraran eco en la ciudadanía. Sin embargo la empatía de un nuevo  partido, solidario y plenamente consciente de las necesidades urgentes de la mayoría de la población surge erigiéndose como única alternativa posible. Representa la única alternativa para acabar con la nefasta herencia política que venimos arrastrando y que no han sabido sensibilizarse con la mayoría, ni dar solución a las reales necesidades que agitan a las familias trabajadoras.

Podemos, aparece en el horizonte cual Robín Hood, al rescate de los más desfavorecidos y está cobrando más adeptos día a día. Esto les molesta, dado que no contaban más que con su antiguo enemigo, el PSOE, y además supone un duro hueso de roer. También les resulta molesto al tradicional partido de oposición, aunque no lo manifiesten tan abiertamente. Son cientos de miles los votos que se esfuman de sus filas y que rápidamente no dudan en sumarse a engrosar los votos posibles para este nuevo partido.

Resulta evidente que esta nueva fuerza logre alzarse con aquellos votantes que forman parte importante de una sociedad que se debate entre la miseria y la desocupación. Este hecho ha puesto sobre ascuas a los dos partidos tradicionales, dado que acabaría con un continuismo que no ha hecho más que propagar la corrupción y el enriquecimiento de demasiados políticos y sindicalistas implicados directa o indirectamente en popularísimos casos de corrupción.  La estrategia para gobernar masas es sembrar las dudas y el temor, está demostrado que ha dado excelentes resultados muy fructífera a la hora de lograr adeptos. Sin embargo en esta oportunidad deberíamos meditar más concienzudamente cada uno de las diferentes versiones más o menos ideadas, destinadas al descredito de tan duro oponente. No son más que estudiadas escaramuzas que apuntan únicamente a derrotar a un oponente tan tenaz como auténtico y ecuánime.

¿A qué temeremos, si seguramente peor no podremos estar? Ya hemos tocado fondo en todos los aspectos, pero notoriamente en los más importantes. Vivienda, es sinónimo de desahucios y lamentablemente de dolor y suicidios. Salud, otro equivalente de dolor y muerte debido a los recortes guiados únicamente a derivar la atención sanitaria pública  hacia la privada. Educación, han coartado toda posibilidad de que el futuro del país florezca, mediante medidas más que austeras dirigidas a bajar el nivel educativo de las futuras generaciones. Nuevas generaciones que se enfrentan a una educación deficiente, y demasiado onerosa. Los jóvenes han sido crucificados dejándoles ante sí un camino incierto plagado de escollos de difícil resolución. Pero aun así, siguen jactándose de una educación “gratuita”, otra gran mentira. Quienes tienen hijos en edad de estudios ya sean primarios, secundarios o universitarios saben a ciencia cierta que no es más que otra burda mentira. Quienes pueden realmente estudiar son aquellos cuyos progenitores no tienen problemas económicos, el resto como dicen por ahí… ¡que les den! Y de paso están “creando” una generación más inculta y fácil de gobernar… Desempleo… ¡sobran las palabras! Durante años venimos escuchando la misma cantinela destinada a engañar incautos. Últimamente pregonan a los cuatro vientos que se crearán tres millones de empleos ¿puede alguien creer tamaña mentira? Tiempo han tenido de sobra y no lo han hecho. Lo que sí lo  han hecho es crear empleos cada vez más precarios, con contratos basuras por horas, días y en condiciones infrahumanas, similares a la época de la esclavitud; sin derechos y con remuneraciones vejatorias. Seguridad, otro tema candente, no existe, han logrado volcar la balanza hacia sus propios beneficios y usufructo, mediante medidas de “fuerza” impropias de un gobierno democrático, destinadas a  ampararlos, limpiar sus prontuarios y acallar el clamor popular a fuerza de multas o castigos.

 Además del sembradío de impunidad, pobreza, miseria, han borrado de un plumazo no solo el bienestar de la clase trabajadora, sino que han anulado los derechos fundamentales y legítimos que conciernen a las personas. Han legislado con miras al futuro para asegurarse  la continuidad y la “pasividad” de la población mediante leyes “mordazas” que impidan una reacción popular en bloque.

Cuando son tantas las consecuencias negativas de un gobierno que no ha hecho más que auto beneficiarse a sí mismo, resulta imprescindible que a la hora de votar se haga a conciencia. ¿Temor?... esa es su mejor arma para acabar con las nuevas fuerzas políticas. Ya hemos perdido todo o casi todo ¿Qué más podríamos perder, si hasta nos han robado la dignidad?

Creo que las nuevas fuerzas políticas, tal como ha sucedido en Grecia, se merecen una oportunidad, los partidos tradicionales  ya la han tenido sobradamente durante muchos años y ninguno ha hecho nada por la clase trabajadora. Sin embargo   este último gobierno se ha lucido y con nota por cierto.

No sé qué pensaran los lectores, pero personalmente y pensando en el bienestar general, personalmente dejare de lado los archí conocidos partidismos y pienso darle con mi voto una nueva oportunidad a una nueva generación de políticos que no estén acostumbrados a seguir mamando siempre del sistema… Tenemos ante sí un  gran reto y un desafío ineludible; una responsabilidad de hacer lo que sea menester por el bien de todos, o por lo menos de la mayoría que han sido los más perjudicados. Votar es insoslayable porque  están implicados demasiados intereses personales y generales, que nos atañen y nos asiste el derecho de buscar el perdido bienestar… Votar es el instrumento que debemos utilizar para cambiar el presente con miras a un futuro mas prometedor.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
1165
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.