Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Denuncia amenazas de expulsión de un centro por no llevar su uniforme

06/05/2011 17:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El padre de dos alumnos de un colegio católico concertado de la localidad de Algemesí (Valencia) ha denunciado que el centro ha amenazado con expulsar durante siete días lectivos a sus hijos --de 5 y 9 años-- por no acceder a llevar el uniforme "oficial", que únicamente se puede adquirir en dos tiendas.

El progenitor, Alfredo Esteve, ha dado una rueda de prensa este viernes en la sede de la Federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la provincia de Valencia (Fapa-València) para dar a conocer las supuestas "irregularidades" en la implantación del uniforme en el colegio San José de Calasanz (Escuelas Pías) de esa población.

El padre ha recalcado que no se niega a que los niños lleven uniforme sino al "monopolio" que ha impuesto el centro, que primero lo vendió en exclusiva durante un año "a precios desorbitados" y ahora sólo lo distribuye además a través de dos tiendas, una de ellas propiedad de un miembro de la junta directiva del AMPA mayoritaria.

A causa del rechazo de los padres, los pequeños han recibido por correo certificado la advertencia del colegio de que, si no se ponen el uniforme correspondiente en el plazo de diez días, se considerará que están "alterando la convivencia", por lo que serán expulsados durante siete días lectivos. Además, no podrán acudir durante quince días a las actividades extraescolares.

Esteve ha recalcado que, asimismo, se podría considerar una "falta tipificada grave", lo que podría suponer la expulsión definitiva de los niños. "No es de recibo que esto ocurra en un centro sostenido con fondos públicos", ha dicho.

Además, los padres fueron informados --verbalmente y por medio de un burofax-- por la dirección del centro de que no podían acceder a las instalaciones, también por la supuesta alteración de la convivencia escolar. "No podemos acceder a tutorías, ni recoger las notas ni asistir a las extraescolares", ha lamentado Esteve en declaraciones a Europa Press.

"EN LA CALLE"

Ante esta situación, los progenitores han decidido ceder y poner a sus hijos los uniformes por el "bien de la educación de los niños". "Para nosotros lo más importante es la educación de nuestros hijos y no vamos a permitir que se queden en la calle", ha subrayado Esteve, que, no obstante, ha considerado que antes era necesario hacer público el caso.

Para este padre, la situación es aún más paradójica si se tiene en cuenta que "a escasos 50 metros del centro hay otro colegio católico concertado que solo exige de forma genérica una serie de prendas de determinado color que se pueden adquirir en cualquier establecimiento".

"Hemos hablado con la dirección del centro, con la concejal de Educación de Algemesí y con el inspector territorial y lo único que queremos es que la venta de uniformes sea más transparente", ha insistido.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
162
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.