Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bankimia escriba una noticia?

Depósitos estructurados (II): Referenciados a un índice

25/01/2011 09:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el primer artículo sobre depósitos estructurados, explicábamos que son productos ofrecidos por entidades financieras cuya rentabilidad está determinada por la evolución de un índice, cesta de acciones u otro tipo de producto financiero.

Este tipo de productos se pueden clasificar en:

  • Los depósitos combinados.
  • Los referenciados a un índice.

A lo largo de este texto, analizaremos a fondo el comportamiento de un depósito que está referenciado al Euribor.

Ejemplos de depósitos en el mercado

Entre los depósitos referenciados a un índice que la banca pone a nuestra disposición, estudiaremos un depósito referenciado al euribor, como es el caso del Depósito EURIBOR+ de Banco Caixa Geral.

El Euribor es el tipo de interés interbancario en la zona del euro. Se trata de un índice de referencia publicado diariamente, que indica el tipo de interés promedio al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro.

El Depósito EURIBOR+tiene un plazo de 4 años y medio y la imposición mínima para contratarlo es de 1.000 euros. La rentabilidad del producto es del euribor a tres meses+ 1,00%.

El depósito liquida los intereses trimestralmente con un importe que varía de acuerdo a la evolución del índice de referencia.

Con el fin de conocer con detalle el posible comportamiento de esté depósito, estudiaremos la evolución del Euribor trimestral durante cuatro años y medio. El periodo que analizaremos estará comprendido desde la última mitad del año 2006 hasta el valor alcanzado por el índice a inicios del año 2011.

A continuación se muestra la evolución que ha seguido el Euribor trimestral durante este periodo:

A partir del mes de julio de 2006, el índice muestra una evolución alentadora para los inversores, debido a su constante crecimiento que inicia con un valor de 3, 06% y finaliza con un valor de 3, 73%. Durante estos primeros dos tramos de tiempo, habríamos rentabilizado nuestra inversión.

Veamos ahora la evolución que tuvo el índice durante los cuatro años de plazo restantes:

Como podemos observar, durante el año 2007 el Euribor trimestral mantuvo su valor al alza, permitiéndonos rentabilizar nuestro dinero cada trimestre. Sin embargo, en enero de 2008 el índice disminuyo su valor. Este suceso nos hubiese impedido recibir la remuneración del depósito, suponiendo que la revisión hubiese sido en esta fecha.

Durante el año 2008 el Euribor trimestral inicio el año con un valor del 4, 67%, cifra que incrementó su valor constantemente. Esta buena noticia, que se traduce en rentabilidad para el inversor, dio un giro de 360º durante el último trimestre del año, debido a que su valor presentó un descenso muy significativo, iniciando el año 2009 con un valor de 2, 859% que evitó que el inversor recibiese rentabilidad proveniente del depósito.

Las situación se mostró aún más crítica durante todo el año 2009. La tendencia del índice se mantuvo a la baja, representando un coste de oportunidad para el inversor que durante doce meses no vio crecer su inversión ni tuvo la oportunidad de disponer del dinero para buscar otras alternativas de inversión.

A inicios del 2010 el Euribor trimestral tenía un valor de 0, 70%, cifra que comparada con el valor de 3, 06% que presentaba el índice en julio de 2007, no logró generar confianza en el inversor.

A partir de julio de 2010 el Euribor repuntó y volvió a mostrar una cara positiva y alentadora, ya que los inversores pudieron percibir rentabilidad. Este comportamiento alcista del Euribor se mantuvo hasta inicios del año 2011, fecha en la que finalizarían los cuatro años y medio de plazo que tiene el depósito.

Durante el plazo que fija el producto se realizan 18 revisiones, a través de las cuales la entidad establece si el cliente ha rentabilizado o no su dinero. En un escenario favorable se procede a hacer el ingreso de los intereses en la cuenta correspondiente; en caso contrario se espera a la siguiente revisión.

¿Es recomendable invertir en el producto?

El análisis realizado nos marca una perspectiva difícil de definir porque no existe una tendencia clara del índice a incrementar o disminuir su valor:

  • El 50% de las revisiones trimestrales reflejan un comportamiento alcista del Euribor a tres meses.
  • El 50% de las revisiones muestran una fuerte tendencia a la baja.

La evolución del euribor a tres meses no era hasta el momento muy significativa. Incluso ahora ha bajado su valor hasta 1,001%, cifra que sumada al diferencial del 1% que ofrece el Depósito EURIBOR +, no logra situar este producto entre los depósitos más rentables.

Es difícil recomendar o no un producto que no define una tendencia en su crecimiento. Recordemos que la evolución del Euribor es difícil de prever y el impacto que puede tener en nuestras finanzas personales depende de la fecha y periodicidad acordada para su revisión.

Invertir en un depósito referenciado es arriesgado, porque corremos el riesgo de no rentabilizar nuestra inversión. Vale la pena analizar el producto al cual se encuentra referenciado el depósito, con el fin de vaticinar un posible escenario en el cual se podría rentabilizar nuestro dinero. Para invertir en este tipo de depósitos lo esencial es entender el índice al que se referencian y los factores que inciden en su valor a lo largo del tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Bankimia (4546 noticias)
Fuente:
bankimia.com
Visitas:
922
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.