Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lila Luz Del Mar escriba una noticia?

Derecho de Autor, ¿De qué autores?

07/05/2009 18:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos tipos de lucha por la supervivencia se contraponen. En primer lugar El padre y la madre de JuanMa buscan frenar el progreso de la enfermedad de su niño, por otro la SGAE persigue a toda costa se respete "la ley de derechos de autor"

Como estudiante extranjera residente temporalmente en España quedé sorprendida cuando llegó a mis oídos  la información sobre el pago de un canon digital como medio de compensar a las autoras y autores españoles por las posibles copias no autorizadas de sus producciones, me sentí incómoda por el abuso que en mi concepto representa que alguien asuma que si compro un disco compacto, un reproductor de mp3 o de mp4 o un teléfono móvil con prestaciones para grabar y reproducir canciones es con la intención aviesa de escuchar música de un autor o autora española sin rendir la pleitesía que merece el genio creador de la misma.  Mi respuesta, a partir de la fecha, silente, pero definitiva fue no encariñarme con ninguna pieza escrita, arreglada o interpretada por autores o autoras españolas.  Así ellos y ellas me deberían dinero a mí y alguna vez podría al menos simbólicamente exigirles cuentas por las rentas que gracias a mí han obtenido de un servicio que no me han brindado.  Hasta allí dejé el asunto.

Con posterioridad comencé a oir noticias de avance en la escalada de abusos por parte de algunos artistas. Espiar en los festines matrimoniales y aguar las fiestas si alguien osaba en tocar alguna de sus melodías denunciando ante la policía local del sitio donde se celebrase el convite.  Que mal gusto y falta de sonsideración manifiestan, pensé, pero volví a quedarme callada a pesar del disgusto que podía causarme ponerme en el lugar del y la contrayente, de sus madres y padres y de cualquiera que viese interrumpido un momento de felicidad familiar por los argumentos de los artistas de sentirse lacerados en sus derechos de autores y autoras.  Pensé que nada más podían ya hacer los artistas para sorprenderme.  En mi concepto el límite de la mezquindad había sido logrado con meterse en un festejo sin invitación y para causar molestias a los organizadores como corona de cobrar a todo ser viviente hispanoparlante o no que pasase por España y tuviese que comprar discos compactos, reproductores de audio o video o teléfonos multifunción.

Y como dicen, en cuestiones de política no hay sorpresas sino sorprendidos, la política proteccionista del gremio creador volvió a ser mi causa de tropiezo esta semana:  No solo me enteré de que un cantante (David Bisbal) ofertó un concierto gratuito para contribuir en la causa de JuanMa, un niño cuyo padre y madre están tratando de recaudar dinero para tratamientos e investigaciones del padecimiento extraño del niño, sino que en una acción propia más de mafias que de sindicatos, se les comunicó que en base a la ley de derechos de autor, o se comprometían a entregar el diez por ciento de la recaudación, o, simplemente no habría concierto.  Bueno, hacer esto en el caso de JuanMa ya de por sí tenía que hacerme salir de mi silencio frente a esa ley de Derecho de Autor cuando a raíz de la denuncia ante los medios de comunicación llego a saber, además,  que lo han estado haciendo en toda clase de actos filantrópicos.  No puedo más, este es el momento de exigir la explicación.

Pregunto a la SGAE:

1- ¿Qué medidas toman para la distribución de los ingresos por el canón digital?.  Han hecho encuestas sólidas sobre los gustos de la población residente en España?.

2- ¿Saben qué un diez por ciento de la población total no es española y que no se verá necesariamente inclinada a escuchar la música de autores españoles?.  ¿Han considerado entregar el porcentaje equivalente a las asociaciones culturales que promuevan la creción artística entre esos sectores de la población?

3- ¿No temen que sus actuaciones desconsideradas y abusivas produzcan en la población el rechazo a su trabajo y al patrocinio del mismo por parte del Estado de forma directa o por legislaciones como la actual Ley de Derechos de Autor?

4- ¿Se ponen a pensar en el o la intérprete o en el compositor o compositora cuando  graban discos de autores hispanoamericanos o de otro lugar del planeta, y vigilan con igual celo que además de gestionar el derecho de autor para la grabación del disco compacto se le den regalías por cada emisión pública que se haga de la canción grabada?.

5- ¿No les parece que en la misma manera que existen derechos de autor, deben también existir derechos del intérprete?. ¿Se reparten las regalías de los conciertos considerando que hay una simbiosis entre la energía que el o la intérprete imprimen a la pieza y la letra de la misma?.

La protección de la explotación y piratería es lícita si no se convierte en sí misma en una forma de explotación, o al menos así es vista por el consenso de la población.

6- ¿Si un intérprete ha donado su trabajo para una causa social sienten el derecho de cobrar por la letra de sus canciones?.  Prefieren acaso que los familiares escojan otros medios de recaudación que no los incluyan como parte de la sociedad, o que se escojan otras piezas para interpretar?.  Han ayudado ustedes a la publicidad de un evento comunicando a los asistentes que las letras que las canciones que se interpretarán les pertenecen?.  ¿Pueden asegurar que nadie irá a ver a ese intérprete si decide cantar letras de otra persona en lugar de las de ustedes?

7- ¿Les gustaría que de ahora en adelante los españoles y españolas celebrasen sus festejos con música extranjera?, en castellano, en inglés, en alemán o en ruso, que no tomen en cuenta a los autores de su país tan solo para garantizarse el respeto de su intimidad a la hora de celebrar un festejo?

No me malinterpreten, creo en que la producción cultural, artística, científica y de toda índole debe ser apoyada y legislada apropiadamente.  Si el Doctor colombiano Elkin Manuel Patarroyo hubiese tenido en regla papeleos de patentes y fundaciones no hubiese perdido su patrimonio personal y quizás ya habría concluido su investigación para donar al mundo su vacuna contra la malaria.  La falta de protección a su genio  le impidió avanzar en tal sentido, lo cual es festejado hoy día por las trasnaxcionales farmaceuticas que buscan poder desarrollar una vacuna no para eliminar el sufrimiento de un amplio sector de la población mundial sino para cebarse de la urgente necesidad y producirse  pingües ganancias.

No estoy de acuerdo con la piratería de las canciones que saca un sello discográfico y que incluyen el trabajo de músicos, intérpretes, autores y gestores de mercadeo, pero me parece que como cualquier hijo de vecino los compositores y compositoras no pueden esperar que la carrera artística sea de producciones esporádicas que deban ser protegidas indefinidamente a cualquier costo, incluso al de causar molestias a quienes les benefician con su aplauso. 

Los artistas, compositores o intérpretes, deben ser protegidos por medio de asegurar que la grabación de los discos venga asociada con patrocinio de conciertos por un tiempo definido a los cuales se les hagan las deducciones legales correspondientes que garanticen una jubilación o retiro digno si les sucediese algo invalidante.  La protección de la explotación y piratería es lícita si no se convierte en sí misma en una forma de explotación.

Las compañías disqueras y de mercadeo consideran las solicitudes de canciones o videos de determinados cantantes o autores a la hora de futuras financiaciones para esos o esas cantantes y autores.  Se llega a primeros lugares en sintonía a través de la llamada de oyentes o televidentes, estos sondeos la mayoría de las veces no son pagados, el pago para el oyente es que su artista siga componiendo o interpretando y se mantenga en primeros lugares de preferencia.  Si el binomio artista-público se siente violentado dejará de ser productivo. 

¿Quieren más personas que como yo decidan no oir música de autores o autoras de España?, creo que no, creo que pensarán un poco más su forma de actuar en el futuro.  Como último detalle les informo que los cantantes folclóricos de Panamá mencionan en el curso de sus canciones a quien pertenece la inspiración de lo que están cantando y por ello cuando se pregunta a un fanático de la autoría de quién es una pieza puede responder sin equívoco.  ¿Se han molestado en llegar al corazón de la audiencia española o le dejan todo al intérprete?.

Las medidas de la SGAE pueden producir el consumo de música extranjera.


Sobre esta noticia

Autor:
Lila Luz Del Mar (22 noticias)
Visitas:
2317
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.