Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Desarticulado un grupo organizado que sustrajo más de 65.000 euros en distintas entidades bancarias

05/09/2011 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado que sustrajo al descuido más de 65.000 euros en distintas entidades bancarias. Las primeras detenciones, según informa la policía, se produjeron tras el robo de 1.000 euros a un hombre de 85 años en Santiago de Compostela.

Según explica en un comunicado la policía, los miembros de este grupo simulaban ser clientes de los bancos y mientras unos distraían a los empleados, el resto de la banda accedía al interior de la oficina y se apoderaba del efectivo existente.

Además, seleccionaban a otros usuarios, que habían realizado algún reintegro, los 'marcaban' y avisaban a otros integrantes del grupo que se encontraban en el exterior de la sucursal para que los abordaran.

Han sido detenidas ocho personas, que estaban ubicadas en Madrid, desde donde viajaban en coches alquilados a otras localidades del territorio nacional para cometer los hechos delictivos.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de julio cuando se tuvo conocimiento de la comisión del hurto de más de 14.000 euros en el interior de una entidad bancaria en Cartagena (Murcia).

Los agentes, tras una serie de gestiones, averiguaron que se trataba de un grupo ubicado en Madrid, cuyos integrantes se desplazaban a otras ciudades españolas durante varios días para realizar las sustracciones. Además, planificaban sus viajes y objetivos, y elegían aquellas localidades en las que todavía no habían sido ni identificados ni detenidos.

En sus desplazamientos, los delincuentes o bien utilizaban vehículos de alquiler, que contrataban con documentación falsificada por períodos siempre inferiores a una semana, o bien automóviles documentados a terceras personas.

CUALQUIER EXCUSA SIMILAR ERA VÁLIDA PARA DISTRAER

Los miembros de la banda estaban especializados en la comisión de delitos patrimoniales a bancos y a sus clientes. Los ladrones de esta organización primero seleccionaban una o varias sucursales en función de las medidas de seguridad que poseían, el número de empleados, la presencia de vigilantes de seguridad y la afluencia de clientes.

Una vez seleccionado el objetivo, uno de los miembros simulaba ser un cliente que, tras atascar un cajero automático o cualquier excusa similar, distraía a los empleados.

Mientras algún miembro del grupo llamaba la atención del director, los otros componentes de la banda aprovechaban para sustraer el dinero que previamente habían controlado y que se encontraba en sobres, en bolsas preparado para recargar el cajero o en algún cajón.

Según relata la policía, "en algunas ocasiones, si eran sorprendidos, no dudaban en emplear la violencia sobre los empleados de los establecimientos, a los que intimidaban incluso con armas de fuego".

"LA SIEMBRA" O "LA MANCHA"

Además de las sustracciones a entidades bancarias, los ladrones se dedicaban a seguir a clientes que habían realizado algún reintegro de cantidades importantes de dinero en su presencia.

Desde el interior del banco 'marcaban' a la potencial víctima tras realizar una llamada a otros integrantes del grupo que se encontraban en el exterior.

Una vez fuera de la sucursal, estos la seguían y después la abordaban. Para crear confusión utilizaban las técnicas conocidas como "la siembra" --arrojaban algún billete al suelo para distraer a sus víctimas a las que hacían creer que se le había caído-- o "la mancha" --impregnaban la ropa con una sustancia desagradable y con mal olor y se ofrecían para limpiar dicha suciedad-- con la finalidad de sustraerles el dinero sin que se percatasen del hurto.

En otras ocasiones, continúa la Policía, cuando la víctima cogía su vehículo, los ladrones llegaban a tirar chinchetas a las ruedas para pincharlas y llamar su atención. Cuando el conductor paraba su automóvil, los ahora arrestados aprovechaban ese momento y se apoderaban del bolso o monedero donde se encontraba el efectivo sacado del establecimiento bancario.

DETENCIONES Y EFECTOS INTERVENIDOS

Las primeras detenciones que han llevado a la desarticulación de la organización se produjeron a principios del mes de agosto cuando parte del grupo investigado regresaba a Madrid tras sustraer 1.000 euros a un hombre de 85 años, cliente de una sucursal bancaria de Santiago de Compostela.

Los ladrones huyeron en un vehículo de alquiler, que fue interceptado por los agentes. Se detuvo entonces a cinco de los integrantes, a los que se les intervinieron 2.400 euros y diferentes efectos para cometer los actos delictivos como chinchetas y productos para manchar la ropa.

La operación culminó con el arresto de otros tres miembros del grupo, establecidos temporalmente en la localidad alicantina de Villajoyosa. Éstos fueron interceptados cuando se dirigían con un automóvil de alquiler hacia Valencia, tras haber cometido dos delitos contra el patrimonio en la localidad murciana de Cartagena y en Almería. Además se les intervinieron 300 euros y diverso material utilizado para cometer los ilícitos, como chinchetas, navajas y punzones.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo II de la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, la Comisaría de Cartagena y la Comisaría de Santiago de Compostela.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
116
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.