Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Desarticulado en Madrid un grupo especializado en asaltar domicilios de ciudadanos chinos

03/11/2009 13:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han desarticulado un grupo delictivo especializado en la comisión de robos con fuerza en domicilios de ciudadanos chinos, que eran localizados en el polígono industrial "Cobo Calleja" de Madrid, donde se realizan gran cantidad de transacciones comerciales por parte de la comunidad china debido al elevado número de establecimientos y almacenes que regentan en la zona.

Según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid, hay nueve detenidos y hasta el momento se han esclarecido cinco robos con fuerza. Las investigaciones se iniciaron en el mes de septiembre sobre una organización criminal integrada por ciudadanos colombianos. Las actividades delictivas del grupo se centraban en los robos con fuerza, y actuaban principalmente en la Comunidad de Madrid y en localidades próximas.

La organización se había especializado en el asalto a domicilios de ciudadanos chinos que regentan establecimientos de venta al por mayor ya que, debido a sus actividades mercantiles, en muchas ocasiones disponen de dinero en efectivo en sus casas.

Para seleccionar sus objetivos los miembros de la banda se desplazaban al polígono industrial "Cobo Calleja", en la localidad madrileña de Fuenlabrada, conocido por la gran cantidad de almacenes propiedad de ciudadanos chinos y lugar habitual de transacciones comerciales. Escogían a sus víctimas entre quienes iban a realizar sus negocios y posteriormente les sometían a seguimientos hasta sus establecimientos y domicilios.

Tras las labores de vigilancia, que en ocasiones les llevaban hasta una semana, se aseguraban de que no hubiera nadie en las casas para ejecutar el robo. Además, verificaban las medidas de seguridad del inmueble para minimizar los riegos y tenían en cuenta, entre otras cosas, la presencia de porteros, de vigilantes de seguridad, o facilidades de acceso.

Para acceder a las casas forzaban la puerta de acceso, fracturaban la cerradura o el marco de la puerta con un berbiquí, un cincel o un destornillador de grandes dimensiones e, incluso, en otras ocasiones, hacían ceder el resbalón de la cerradura por medio de plásticos especialmente manipulados.

Después, dos o tres miembros del grupo entraban en la vivienda mientras el resto permanecía en las inmediaciones del inmueble realizando labores de vigilancia, al objeto de detectar la presencia policial. Una vez en el interior acudían directamente al dormitorio principal, donde normalmente se guardan los objetos de valor, y se apoderaban fundamentalmente de joyas y dinero en efectivo, así como de equipos electrónicos de gran valor pero pequeño tamaño que permitieran ser transportados fácilmente.

AMPLIO DISPOSITIVO DE VIGILANCIA

Una vez identificados todos los miembros del grupo, los investigadores establecieron sobre ellos un amplio dispositivo de vigilancia. Comprobaron que habían partido de Madrid hacia la localidad toledana de Talavera de la Reina y una vez allí, como hacían habitualmente, unos accedieron a un inmueble, al tiempo que el resto permaneció en el exterior en actitud vigilante.

Pasados unos diez minutos abandonaron el lugar a bordo de dos vehículos. Fue entonces cuando los agentes verificaron que una de las viviendas había sido forzada, por lo que procedieron a interceptarles en el kilómetro 35 de la A-5. En los vehículos fue recuperado el botín del asalto que acababan de cometer y en los registros efectuados posteriormente en los domicilios de los detenidos fueron hallados numerosos efectos procedentes de otros robos.

Hasta el momento se les atribuyen, presuntamente, cinco robos con fuerza cometidos en Madrid, en las localidades madrileñas de Meco y Torrelaguna, y en Talavera de la Reina. También se les imputan los delitos de falsedad documental, hurto de uso de vehículo a motor y asociación ilícita.

La operación ha sido realizada por agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado, de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, junto con el Equipo de Policía Judicial el Puesto de la Guardia Civil de Daganzo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
105
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.