Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Caballerozp escriba una noticia?

Descubierta una nueva forma mediante la que Gallardón saquea a los ciudadanos en los parquímetros

24/03/2010 22:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Creo que por todos es conocido el afán recaudatorio de Alberto Ruiz Gallardón, que ha llevado a los madrileños a ser unos de los más perseguidos por impuestos y multas que el Alcalde no duda en sacarse de la manga.

El afán recaudatorio hace tiempo que pasó de poder denominarse así, y se convirtió en el expolio indiscriminado a los ciudadanos madrileños.

De hecho la semana pasada se hablaba sobre las multas que el Ayuntamiento de Madrid está imponiendo a los madrileños que se pasen un semáforo en ámbar, que además de desproporcionadas, ya que no se pone en peligro a nadie siempre que se pase en ámbar, demuestra que el Ayuntamiento de Madrid busca cualquier resquicio legal para embolsarse una buena cantidad de euros, 200 euros por multa y 4 puntos.

Seguramente muchos madrileños desconocen que el Ayuntamiento de Madrid quita puntos del permiso de circulación, que Trafico no quitaría en el mismo tipo de denuncia. También seguro que muchos desconocen que el conocido "multazo" de Gallardón, ya ha sufrido un revés en los Tribunales, revés que ha recurrido con nuestro dinero, para seguir embolsándose mientras más dinero nuestro de forma irregular.

Pero por si todo esto fuera poco, hoy os voy a contar otro método de saqueo que emplea el Ayuntamiento de Madrid con sus ciudadanos, y que tuve la desgracia de descubrir el pasado jueves.

Ese día aparqué mi vehículo en una zona de estacionamiento regulado de color verde, donde solo te autorizan a sacar ticket por una hora. Como suele ocurrir en muchas ocasiones, la cosa se alargó y me pasé unos 15 minutos sobre el tiempo de estacionamiento permitido, y me encontré con la correspondiente denuncia de uno de los trabajadores del SER, que para colmo son trabajadores de una empresa privada.

En el reverso de la propia denuncia se indica que tienes 60 minutos para anular la denuncia por el precio de tres euros y siguiendo las instrucciones que hay en el parquímetro.

Como es natural ya que la denuncia era de 40 euros, me dispuse anular la misma siguiendo las instrucciones que el parquímetro tiene impresas, en mí caso concreto debía seguir las de tarjeta, ya que yo poseo la misma por los problemas que genera el no tener cambio a la hora de estacionar.

Tras intentarlo en innumerables ocasiones y no conseguirlo, decidí intentarlo en otro parquímetro, por si ese estaba estropeado. Sigo de nuevo las instrucciones, y de nuevo me veo como un imbécil repitiendo una y otra vez lo mismo sin ningún resultado.

Después de estar más de cuarenta minutos así y de que por allí no apareciese ninguno de los empleados del SER, que como es lógico deberían estar vigilando, opté por ir en busca de algún policía municipal para contarle lo que sucedía, y no tener que comerme una multa que no me correspondía.

Unos cien metros más lejos encontré a dos agentes de movilidad, los que en un principio me dijeron que ellos nada tenían que ver con eso, demostrando la clase de servicio que estos individuos ofrecen al ciudadano. Debe ser que lo de Agente de la Autoridad solo les sirve para multar.

Como es lógico y debido a mi carácter, les obligué a implicarse en esto y consultaron como actuar a través de la emisora. La respuesta que recibieron era que me dirigiese al parquímetro, y que buscara un número de teléfono para llamar a la empresa que se encarga del servicio, y que ellos me enviarían a un inspector en moto, que supuestamente me arreglaría el problema.

Me dirigí de nuevo al parquímetro y busqué el dichoso teléfono que me costó encontrar, ya que el mismo esta al fondo del cartón impreso, y este estaba caído de tal forma que casi lo hacía invisible.

A la llamada me contesta una señorita de la empresa, que niega toda la información que me han dado los agentes de movilidad y que afirma que si se ha pasado el tiempo no se puede hacer nada, obviando que no es culpa mía ese aspecto y que se debe a problemas del parquímetro y de falta de personal, que ella justifica por estar en cambio de turno.

Es entonces cuando crece mi indignación, y después de cuatro gritos, la señorita me pregunta que instrucciones he seguido. Le respondo que las de la tarjeta, y me indica que dichas instrucciones están mal en todos los parquímetros, hecho que termino de cabrearme.

La solución que me ofreció la señorita, fue que hiciese una foto de las instrucciones y apuntase el número del parquímetro para recurrir la multa, ya que tendría ganado el recurso porque todas las instrucciones de tarjeta en los mismos están mal.

En definitiva, que el Ayuntamiento de Madrid tiene las instrucciones mal en todos sus parquímetros, por lo que si te pasas del tiempo y siguiendo las mismas no podrás anular la denuncia, por lo que el Ayuntamiento de Madrid se embolsará de manera ilegal 37 euros más por denuncia.

A esta situación se le podrá llamar de muchas maneras, aunque yo sencillamente le llamo robar, y vemos que en estas artes Gallardón es un portento.


Sobre esta noticia

Autor:
Caballerozp (543 noticias)
Fuente:
caballerozp.blogspot.com
Visitas:
2888
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.