Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Economiaybanca.com escriba una noticia?

El 55% de los desempleados se mantiene con subsidios

05/06/2010 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

[foto de la noticia]Las tripas del mercado laboral dan fe de la crudeza del desempleo. Hasta ahora, analistas y organismos internacionales no han disimulado su angustia ante una tasa de paro del 20%, el doble que la media europea. Sin embargo, una mirada al interior del cuerpo del enfermo descubre datos reveladores.Es la primera vez desde que el Inem guarda datos comparables (2001) que el número de parados asistidos por el Estado supera a los que cobran una prestación contributiva.

  Según las últimas cifras oficiales, hay 1.528.000 personas que dependen económicamente de la protección asistencial. Esta cifra se eleva a 1.664.000 casos, si se tiene en cuenta también a quienes reciben una Renta Activa de Inserción (RAI). También tiene en cuenta a quienes perciben una Renta Activa de Inserción (RAI). Pese a que esta paga está orientada a parados de larga duración, emigrantes retornados o víctimas de violencia de género sin recursos ni empleo, Trabajo no los considera técnicamente como subsidiados, aunque lo son. En conjunto, todo este voluminoso grupo –el 55% del total de desempleados con cobertura– ha crecido un 74% respecto a 2009.En el otro lado, las estadísticas reflejan 1.500.900 perceptores de una prestación contributiva, colectivo que ha menguado un 9, 4% respecto a 2009. El resto de desempleados hasta llegar a los 4 millones de los que se hace eco Trabajo carece de cobertura alguna. El cómo consiguen sobrevivir tiene que ver directamente, según los expertos, con la economía sumergida que da cobijo a cerca de un millón de trabajadores, según datos comparados de la UE.Una brecha creciente

El avance galopante de las coberturas pasivas no es baladí para las cuentas públicas. En un momento en el que el Ejecutivo trata de contener el déficit público, superior al 11% del PIB, este fenómeno no es precisamente una buena ayuda. El Inem dedica tres de cada diez euros de su gasto mensual a sufragar las pagas de aquellos que o bien han agotado su prestación de paro tradicional, o bien no han cotizado lo suficiente como para tener acceso a ella.Así, en el último mes de abril los Servicios Públicos de Empleo destinaron 772 millones de euros a pagar la protección pasiva de 1, 6 millones de personas, una factura que se ha disparado un 74% respecto a hace un año. De mantenerse esta tendencia de gasto, en 2010 las debilitadas cuentas públicas habrán dedicado a este capítulo 1.446 millones de euros, una cantidad similar al ahorro que espera obtener el Ejecutivo con la congelación de las pensiones contributivas en 2011.

Sea cual sea el balance de final de ejercicio, la recesión ha obligado a poner a trabajar la maquinaria del Estado como nunca antes. Si en los primeros compases de la crisis –finales de 2008–, el número de parados auxiliados por el Inem apenas alcanzaba el medio millón y era claramente inferior a quienes cobraban la prestación contributiva –1, 4 millones, el 60%– hoy esa cifra se ha duplicado.La brecha entre los parados pasivos –los que dependen del cordón umbilical del Estado– y los proactivos crecerá en los próximos meses. Desde el IEE, Citi o Afi no pasan por alto que, hasta ahora, han ido cayendo al hoyo del paro los trabajadores que se beneficiaron de lleno del anterior periodo de bonanza. Es decir, de los años previos a 2008, cuando apenas el 8% de la población activa estaba parada.La estabilidad económica les permitió acumular años de experiencia y tener carreras de cotización sin sobresaltos. No les ocurre lo mismo a quienes entraron en el mercado laboral tras el boom inmobiliario. Cabe recordar que el 95% los nuevos contratos que se firman cada mes son temporales, por lo que a duras penas estas personas consiguen acumular el tiempo mínimo para tener una prestación contributiva.El terreno está abonado para que el colectivo de parados mantenidos –y que no generan retornos económicos– continúe su senda de crecimiento. Además de la deriva de la propia crisis, una nueva prórroga del cheque paro, tan ansiada por los sindicatos, contribuiría a ahondar en el fenómeno.La paga tradicional...

La prestación contributiva de paro es aquella que reciben lo trabajadores en función de las cotizaciones realizadas durante los periodos trabajados. Oscila entre los 497 y los 1.397 euros....

VS. los subsidios

Su cuantía media es de 427 euros/mes y están pensados para proteger a los trabajadores que hayan agotado su prestación de paro contributiva. Hay varias clases: para mayores de 52 años; trabajadores eventuales del campo, y colectivos con bajos o nulos ingresos.¿Cuántos cobran realmente?

Los Servicios de Empleo han logrado reducir a ocho días el tiempo que tiene que esperar un parado para recibir su paga por desempleo. La cruz viene del lado de la cobertura. Según Trabajo, el 79, 4% de los desempleados está protegido. Ahora bien, para hallar este porcentaje se ha obviado a los demandantes de un primer empleo, sobre todo jóvenes y amas de casa sin experiencia laboral. Si se hace la resta entre los que cobran algo y los que no, emerge un colectivo de 920.000 personas, volumen similar al de hace un año.

Fuente: expansion

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Economiaybanca.com (191 noticias)
Fuente:
economiaybanca.com
Visitas:
684
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.