Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Balboa escriba una noticia?

Desmantelada en Murcia una red de falsos dentistas

02/07/2009 12:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los impostores ejercían como odontólogos sin título y atendían a sus clientes en condiciones insanas, sin el instrumental necesario y en lugares no habilitados para el efecto

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Murcia a instancia de varias denuncias de particulares, contrató a una agencia de detectivas para seguir la pista de estos impostores y el resultado no ha tardado en llegar. Se ha desenmascarado a una veintena de falsos dentistas que ejercían clandestinamente en esta región, aprovechando cualquier lugar sin las mínimas condiciones sanitarias para tratar a sus pacientes (casa particulares, locutorios, etc), careciendo, además, del instrumental necesario. sin el uso de la mascarilla u los guantes, los impostores realizaban cualquier intervención odontológica que se les demandase, con el consecuente riesgo para la salud de los intervenidos, quienes, por otra parte, no veían nada raro en la manera de proceder de los "profesionales" ni en la forma en la que eran atendidos, fuese en hamacas de playa como sillón dental o mediante el empleo de simples flexos en lugar de la usual lámpara profesional para llevar a cabo cualquier acción. Curiosa ignorancia, cuanto menos. Evidentemente, y como no podía ser de otra manera, algunos de los afectados ahora sufren ciertas secuelas debido a esta farsa, según afirma el letrado del colegio médico, Paulo López.

Según informa El Pais, un presunto dentista, que capataba clientes gracias a los bajos precios de sus tarifas, fue descubierto cuando una de las afectadas, tras ocho años portando un aparato corrector y sufrir daños en la encía, recurrió al Colegio para identificarlo. Asimismo, otro de los impostores, un ecuatoriano que dijo ser dentista en su país, fue condenado la semana pasada por un juzgado de Murcia al pago de unos 540 euros de indemnización. Este hombre había instalado la consulta en una casa particular en Molina del Segura. Arrojaba las llaves por el portal a sus clientes para que accedieran a la sala. Una vez allí, los recibía en pantalón corto, camiseta sin mangas y chanclas. Aunque el acusado alegó ser dentista en su país, en España siempre trabajó como cristalero o albañil. Pegaba carteles con su móvil en las calles. Fue destapado a raíz de la visita del detective con su gancho, una anciana. Resulta increíble, por no emplear un adjetivo más demoledor, que ninguno de sus clientes hubiera calado con anterioridad semejante pantomima. Por si esto fuera poco, algunos de estos intrusos llegaron a ejercer en clínicas debidamente acreditadas pero sin poseer el título de odontología extremo que llevó a engaño a algunos de los afectados. En este caso, la inconsciencia de los responsables de estos negocios se antoja clave para explicar cómo dichos delincuentes pudieron maniobrar durante tanto tiempo si que nadie le objetase su actitud.

Los pacientes eran atendidos en hamacas de playa como sillón dental o mediante el empleo de simples flexos en lugar de la usual lámpara profesional para intervenir

Para tratar de evitar más fraudes por el estilo y que los clientes, a pesar de su desconocimiento, puedan disfrutar de un servicio odontológico profesional, Óscar Castro, médico estomatólogo y a la sazón, presidente del órgano colegial, alerta de la proliferación de estos negocios clandestinos ya no tanto, puntualiza, por la competencia desleal que supone para el colectivo especialista sino por la grave amenaza sanitaria que acarrea la actuación de individuos sin cualificación profesional. Una mala praxis, argumenta, puede desembocar desde la transmisión de enfermedades víricas, como el sida o hepatitis, hasta desarrollar un cáncer como reacción a un incorrecto tratamiento. Por ello, el colegio profesional exige a la Administración que incremente el cuerpo de inspectores [según datos facilitados por el presidente, el número de estos profesionales no llega a la media decena para controlar toda la región] para hacer más férreos los controles, informa El País. Que los pacientes anden más espabilados también ha de ser fundamental para dar con este tipo de delincuentes.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Balboa (266 noticias)
Visitas:
4124
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.