Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vivaconproposito escriba una noticia?

Detenernos en el puesto de asistencia

26/07/2011 09:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un día de estos miraba un canal de deportes, ¡ me encantan por cierto!, y presentaban un programa de unos esquiadores extremos, los mismos tenían que recorrer cierta distancia en la nieve por varios días, cada día avanzaban un tramo y el día siguiente retomaban el camino, en total transitaron por la nieve durante tres días. Tres días en donde imperaban las bajas temperaturas, el cansancio, alturas elevadas y caminos muy difíciles.

Me llamó profundamente la atención observar a uno de estos competidores, a quién las cámaras le daban seguimiento y contaba todo tipo de anécdotas en su transitar, en uno de los tramos de puntos de asistencia, este hombre tomó la decisión de no detenerse para no perder tiempo y evitar que se le acortará la distancia y le diera alcance el competidor más cercano.

En estos puntos de asistencia los atletas podían hidratarse o tomar algún tipo de medicamento que evitaba se les produjera el "mal de montaña" o Edema Pulmonar ocasionado cuando alpinistas, esquiadores o viajeros ascienden a alturas elevadas.

Este esquiador no se detuvo, y más adelante lo espinoso del camino, añadido a su cansancio le pasaron la factura y de hecho tenía síntomas de un principio del "mal de montaña" lo que puso en riesgo su participación el día siguiente.

Esto me llevo a pensar que a veces pasamos tan apurados en la vida, trabajamos demasiado y no sacamos tiempo para renovarnos, y parar en nuestro puesto de asistencia. Stephen Covey menciona esto en su libro de "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" como el proceso de "afilar la sierra" el cual describe que es un esfuerzo diario de renovación de las cuatro dimensiones de nuestra naturaleza: física, mental, espiritual y socio/emocional. Covey menciona que estas cuatro dimensiones nos ayudan a sostener y aumentar nuestras capacidades y además, que nos asisten en entender la importancia de disciplinar nuestra mente, el cuerpo y el espíritu. Y añade que la victoria privada diaria es una victoria en sí misma, y no sólo estimula el crecimiento, sino que también nos ayuda a lograr la victoria pública.

Seguramente si este esquiador se hubiera detenido en su punto de asistencia, a la vez de acaecer en sí mismo descanso y renovación, se habría evitado el malestar físico que se ocasionó debido a las alturas.

¿Cuántas veces nos detenemos en nuestro puesto de asistencia para renovar nuestras fuerzas?

¿Dedicamos tiempo a nuestro cuerpo, a liberar nuestra mente de los malos pensamientos o agotamiento, y cuánto más le dedicamos a nuestro espíritu y a nuestro ser emocional?

Más sobre

La vida no solamente son las prisas, no son las amplias horas laborales, es mucho más. Necesitamos día a día detenernos en el camino, tomarnos un respiro y evaluar nuestras alternativas.

Si pensamos en estas cuatro áreas importantes que complementan nuestro ser, el detenernos en el camino para tomar asistencia, nos hace pensar si estamos dedicando mucho tiempo a un solo asunto, y que quizás sea importante pero que al mismo tiempo se está descuidando otras áreas de nuestro ser integral que también son de gran valía, dejando de apreciar la hermosura que la vida nos ofrece.

¿Qué hemos estado haciendo por nuestro físico? por ejemplo, si tenemos un cuerpo enfermo no podremos rendir igual, no tendremos la misma energía para seguir fuertemente llevando nuestras actividades cotidianas, y no significa que tengas que someterte a rutinas vigoréxicas de ejercicio que al contrario de contribuir con tu integridad física, más bien te causen un problema psicológico de disconformidad contigo mismo, sino más bien, se trata de dedicar algunos espacios de nuestro tiempo para hacer un ejercicio que contribuya a que tengamos una mejor condición y un corazón más sano y por consiguiente a ser más felices.

El detenernos en el puesto de asistencia para renovarnos, nos va a dar la oportunidad de meditar y analizar lo que hemos estado haciendo, podemos tomar tiempo y dedicarlo a alimentar nuestra mente y espíritu, y así ver de otro modo lo que la vida nos ofrece. Dedica tiempo a pensar, a leer y a buscar de la forma que te agrade el crecimiento espiritual, mira la vida como una hermosa creación que nos ha sido dada, alégrate con lo que has logrado y lo que tienes hasta el día de hoy, comparte con tu familia y seres queridos esta renovación y trae abrazos y sonrisas a tu vida que te darán mayor fuerza para seguir con lo cotidiano.

La cotidianidad nos cansa muchas veces, queremos encontrar en nuestro día a día una variación que nos permita sentir y experimentar algo diferente y así cambiar momentáneamente de "disco". Esta variación puede ser una nueva rutina de ejercicio, un día que dediques a tus amigos o familia, una actividad que te agrade realizar, un libro que te guste leer.

En mi caso personal, me encanta el tiempo a solas conmigo misma, puedo dedicar un espacio a la escritura ya que es algo que tanto aprecio y me gusta, o a leer, actividad que tanto disfruto, el deporte que practico es un respiro a mi cuerpo y mente, y de vez en cuando me tomo un café con algún amigo o amiga especial con quién puedo conversar temas variados o tan sólo disfrutar de la belleza de la creación y con ello alimentar la gratitud hacia todo lo hermoso de la vida.

Quizás si el esquiador se hubiera detenido en el punto de asistencia, hubiese evitado una enfermedad, y un cansancio difícil de renovar. Pero a diferencia de éste, puedes detenerte en el camino y retomar fuerzas en tu punto de asistencia y lograr hacer que tu día a día te genere una victoria privada, como lo menciona Covey, quizás más adelante esto que procuraste hacer en tus tiempos de renovación, se va a notar en todo lo que emprendas públicamente.

No olvides que éste tiempo de paz es tuyo, es un tiempo en donde condimentas nuevamente tu vida, dándole un sabor diferente a lo que has venido viviendo y en donde retomas nuevas fuerzas para seguir transitando este paso por la vida siempre con una sonrisa y una buena actitud.

‘ Nada da a nadie tanta ventaja sobre otro como mantener siempre la serenidad y la calma bajo toda circunstancia" Thomas Jefferson

Artículos relacionados:

  • Artículos NO relacionados:

Sobre esta noticia

Autor:
Vivaconproposito (163 noticias)
Fuente:
vivaconproposito.com
Visitas:
195
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.