Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Detenidas diez personas implicadas en una red internacional de robo y tráfico de vehículos

16/03/2010 13:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Guipúzcoa ha desmantelado una red internacional dedicada al robo y falsificación de vehículos de gama media-alta, en la que han sido detenidas diez personas. La organización robaba vehículos y documentaciones, ha estafado a distintas personas con la venta de vehículos sustraídos, ha comprado motos ahora impagadas y ha abierto créditos sin autorización, hechos delictivos cuyo valor sobrepasa los 500.000 euros, según informó hoy la delegación del Gobierno en el País Vasco.

En un comunicado, la Delegación explicó que los detenidos por la Guardia Civil se dedicaban a robar y falsificar vehículos de gama media-alta que posteriormente vendían a particulares que desconocían la ilícita procedencia de los automóviles.

La delegación del Gobierno indicó que hasta el momento han sido detenidas e implicadas en los hechos un total de diez personas y se han localizado diecinueve turismos, cuatro motocicletas, un ciclomotor y dos quads.

Las actuaciones llevadas a cabo por Guardia Civil se desarrollaron secuencialmente durante el último año en las comunidades del País Vasco, Navarra, Aragón, La Rioja, Cantabria, Cataluña, Valencia, Castilla la Mancha y Andalucía, mientras que los turismos intervenidos habían sido sustraídos en Alemania, Francia, Bélgica, Luxemburgo y España, y posteriormente eran legalizados con documentaciones también sustraídas íntegramente en Bélgica, según explicaron las mismas fuentes.

Los miembros de esta red delictiva actuaron en España desde finales de 2006 y principios de 2008. Para dar "apariencia de legalidad" a sus operaciones, modificaban el número de bastidor de los vehículos, ocultándolo bajo otra numeración correspondiente a la documentación previamente robada y obtenida de otro vehículo de iguales características que se encontraba circulando legalmente en Bélgica.

Con este procedimiento, conseguían que desde este país se indicara que el vehículo no figuraba en la lista de robados en el caso de que la policía consultara la situación del mismo en el país de origen.

"MAQUILLABAN" EL BASTIDOR

El método empleado para "maquillar" los números de bastidor consistía en una sofisticada y artesanal implantación de un nuevo número de bastidor superponiendo una placa troquelada sobre el antiguo. Con esta técnica de falsificación consiguieron superar los controles en las ITV y en las jefaturas de Tráfico que documentaron los vehículos y en algunos casos refrendaron hasta cinco transferencias.

Además, la banda dificultó la investigación al llegar incluso a sustraer un vehículo a su propietario el día anterior a una inspección programada por la Guardia Civil.

Las pesquisas llevadas a cabo sobre otros vehículos no intervenidos que la misma organización tuvo en su poder permitieron descubrir otras formas de actuación, y no se descarta que otros coches matriculados en España con un número de bastidor legal figuren con el mismo número de bastidor en otro país.

AFECTADOS EN GUIPÚZCOA

Hasta 17 personas, 14 de ellas guipuzcoanas, han sido víctimas de esta estafa ya que adquirieron vehículos importados de gama media-alta. A estos afectados deben añadirse otros 15 ciudadanos belgas que fueron víctimas del robo de sus documentaciones.

Los perjudicados se suman a otras personas afectadas por la compra de motocicletas y ciclomotores que carecían de documentación porque procedían del impago que una empresa de compraventa ubicada en Vitoria contrajo con una multinacional de motos con sede en Hong-Kong y representación en Guadalajara, basada en una promoción publicitada en un diario deportivo.

El presunto cabecilla de la organización, además de las operaciones ilegales antes descritas, formalizó créditos bancarios sin autorización para varias personas, y aprovechaba la documentación que ponían a su disposición en el concesionario para comprar o reservar un vehículo. Este implicado falsificaba la firma y con ello causaba graves perjuicios económicos a estos posibles clientes al tener que afrontar por sorpresa la amortización de un préstamo no solicitado.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
54
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.