Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que EP-MotorEmpresa escriba una noticia?

La DGT multiplicará por cuatro los controles con 1.500 nuevos radares fijos, de tramo y 'foto roja'

27/10/2009 18:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene previsto multiplicar por cuatro los puntos de control de los que dispone en las carreteras, de forma que de los 535 actuales, se pase en 2012 a tener 2.000. Para ello, tráfico prevé instalar en este periodo unos 1.500 radares fijos, de tramo y de los denominados 'foto roja'.

Actualmente, la DGT dispone de 535 puntos de control por los que rotan unos 335 radares, pero Tráfico quiere completar esta cantidad con los nuevos radares de tramo --que miden la velocidad media de un vehículo entre dos puntos, en lugar de la velocidad a la que pasa un coche por un punto fijo, como los actuales-- y los 'foto roja', instalados en semáforos en las travesías que atraviesan las ciudades.

De hecho, según una repuesta del Gobierno al Grupo Popular en el Congreso de los Diputados recogida por Europa Press, Tráfico ya ha comenzado a instalar en algunos túneles, como en el tercer tubo del túnel de Guadarrama (Madrid), los radares de tramo y espera que estén operativos, y por lo tanto puedan comenzar a multar, "a lo largo del primer trimestre de 2010".

El subdirector general de Gestión del Tráfico y Movilidad de la DGT, Federico Fernández, señala en la revista 'Tráfico y Seguridad Vial', que edita la propia DGT, que los radares de tramo "se irán instalando precisamente en los túneles más problemáticos, siguiendo el criterio europeo de evaluación de túneles que analiza periódicamente la seguridad de este tipo de infraestructuras".

A diferencia de lo que ocurre en los radares tradicionales, los radares por tramos miden la velocidad del vehículo en dos puntos, al inicio y al final, para luego calcular, teniendo en cuenta la longitud --que suele ser de tres a cinco kilómetros-- y el tiempo transcurrido entre que el vehículo entra y sale del tramo, la velocidad media a la que ha circulado.

No obstante, la DGT todavía tiene que superar un 'escollo' legal para poner en funcionamiento estos radares, ya que la actual Ley de Tráfico estipula que en el boletín de denuncia figure el lugar donde se ha cometido la infracción, cosa que un radar de tramo no puede determinar, ya que el conductor puede haber superado la velocidad máxima en cualquier punto a lo largo del tramo.

Sin embargo, previsiblemente, con la aprobación de la nueva Ley de Tráfico el jueves en el Congreso de los Diputados este 'escollo' desaparecerá, ya que en el nuevo texto se incluye el concepto de "lugar o tramo" y se señal como infracción "circular en un tramo a una velocidad media superior a los límites establecidos".

Por su parte, los denominados "foto rojo" consisten en un radar instalado en un semáforo de los que se colocan en las travesías que atraviesan algunas ciudades o pueblos, y que se ponen en rojo cuando detectan que un vehículo circula a más velocidad de la permitida. Si el vehículo pasa sin esperar a que el semáforo se ponga en verde, el dispositivo fotografía su matrícula para multar al conductor por haberse saltado el semáforo en rojo, lo que está castigado con cuatro puntos.


Sobre esta noticia

Autor:
EP-MotorEmpresa (4905 noticias)
Visitas:
194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.