Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rubén Sancho escriba una noticia?

Diálogo interno XXI (De crisis económica, vuelta al cole y economistas que yerran)

15/09/2009 11:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La crisis económica sigue de actualidad, a la vez que la vuelta al cole y las predicciones de los economistas, siempre equivocadas

Yo: Estoy harto de la crisis.

Superyo: Pero, ¿qué me estás contando? ¿Cómo puedes estar harto de ella si estás viviendo de ella?

Yo: No comprendo, ¿a qué te refieres?

Superyo: Pues me refiero a que gran parte de tus articulitos están basados en la crisis, así que no te puedes quejar de ella.

Yo: ¿Por qué no? Hablo de la crisis porque es la actualidad que se nos viene encima. Si tuviéramos otra actualidad hablaría de otras cosas.

Superyo: ¿Harías otras predicciones?

Yo: Yo nunca he hecho ninguna predicción.

Superyo: Pensé que los economistas hacían predicciones.

Yo: No, estás equivocado, sólo los malos economistas hacen predicciones.

Superyo: ¿Y tú no eres un mal economista?

Yo: Ni malo, ni bueno, soy uno más que habla sobre la Economía desde el sentido común que, como bien sabes, no es el más común de los sentidos.

Superyo: ¿Y por qué se equivocan tanto los economistas?

Yo: Ya te lo he explicado muchas veces, pero te lo volveré a explicar. La Economía es una ciencia social, y como tal tiene su base en el comportamiento de los seres humanos, los cuáles, como seguro que te imaginas, son imprevisibles, por lo que realizar una predicción económica es errar siempre.

Superyo: Entonces, ¿para qué sirven los economistas? ¿Para hablar del pasado?

Yo: Entender el pasado es esencial para poder vivir el presente y prepararse para el futuro, pero no sólo de predicciones vive el futuro. Los economistas rigurosos hablan de tendencias, no de predicciones.

Superyo: ¿Y cuál es la tendencia? ¿En qué situación nos encontramos?

Yo: Pues en España estamos en una tendencia negativa, incapaces de levantar el vuelo junto a nuestros vecinos europeos.

Superyo: ¿Y eso?

Yo: Spain is different, supongo. Tiene que ver con nuestras rigideces como mercado laboral y a nuestra escasa productividad empresarial. No somos competitivos a nivel internacional y por ello no conseguimos salvarnos de la baja demanda interna que ha provocado la crisis.

Superyo: ¿Qué quieres decir?

Yo: Muy sencillo, cuando en tu país no te compra nadie porque la gente anda más preocupada de llegar a fin de mes que de otra cosa, la solución es salir al exterior y vender tus productos o servicios a terceros países. ¿Cuál es el problema? Que la mayoría de las empresas españolas no son competitivas con respecto al resto de empresas, con lo que siempre son otras las que se llevan los contratos.

Superyo: Así que nos tocará sufrir.

Yo: Exacto.

Superyo: ¿Siempre?

Yo: No, sólo hasta que nuestro nivel educativo mejore.

Superyo: Pero nuestro nivel educativo es bueno.

Yo: Sólo en escolarización, no en calidad educativa.

Superyo: ¿Qué quieres decir?

Yo: Hay muchos niños escolarizados, pero la calidad de la enseñanza que reciben es paupérrima. Hasta que no se consiga ofrecer trabajadores cualificados al mercado España no será competitiva.

Superyo: ¿Y qué provoca que nuestro nivel educativo sea tan bajo?

Yo: Pues muchas cosas. En primer lugar la ausencia de cultura del esfuerzo que hay en nuestra sociedad, luego la disgregación de competencias en nivel educativo que ha provocado que haya educación de primera y educación de segunda, y en tercer lugar la falta de preparación de padres y profesores, ignorantes de la necesidad de una buena educación los primeros y funcionarios acomodados los segundos.

Superyo: ¿Y qué propondrías para cambiar esta tendencia?

Yo: En primer lugar, que el Estado recupere las competencias. Segundo, realizar una campaña educativa para los padres, porque son ellos, al final, los que educan a los hijos. Y tercero, formar profesionalmente a los profesores, impidendo que se conviertan en funcionarios acomodados, incentivando la formación continua y premiando la buena praxis.

Superyo: Suena muy bien en teoría, habrá que ver la práctica.

Yo: Todo en teoría suena bien, el caso es que siempre hay intereses creados que impiden que se lleven a cabo las políticas que el sentido común marcaría.

Superyo: Y volvemos al sentido común.

Yo: Siempre hay que regresar al sentido común.

Publicado en El Librepensador


Sobre esta noticia

Autor:
Rubén Sancho (54 noticias)
Visitas:
180
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.