Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Pardo escriba una noticia?

Los diputados, no se ganan el pan que se comen.

26/01/2012 19:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageCongreso de diputados

Ni el asunto es nuevo, ni mucho menos es una originalidadespañola pero lo cierto es que ha vuelto al candelero con motivo de las últimaselecciones legislativas. Se trata de la compatibilidad entre los mandatosrepresentativos locales y el escaño en las Cortes. Según datos oficiales que se han publicado, recientemente, el número de alcaldes, presidentes de diputación, diputados yconcejales; No es que hayan bajado en esta legislatura, han subido de maneraalarmante. De ahí que la media del nivel académico en el Congreso de Diputadossea la más baja de la UE. Si lasesperanzas de muchos españoles pasan por que estos individuos, a los que lamayoría de los españoles han depositado su confianza y voto; en verdad, no lotienen nada claro. Un diputado, unlegislador, un señor que cobra más de cien mil euros; tiene que saber que elartículo 13 de la Constitución, por ejemplo, dice "...........................El apartado 2 delartículo 13 de la Constitución Española queda redactado como sigue:

"Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en elartículo 23, salvo lo que, atendiendo a criterios de reciprocidad, puedaestablecerse por tratado o ley para el derecho de sufragio activo y pasivo enlas elecciones municipales." El 90% no saben ni lo que es una disposición adicional.Esto, además de ser triste, va en perjuicio del progreso y desarrollo de España ¿Qué puede decirse ala vista de nuestra realidad? A su favor se esgrime siempre la experiencia delos cargos locales para influir en las tareas legislativas de los parlamentos y.también. los efectos positivos que su presencia en el seno de otrasinstituciones representativas puede tener. No son desde luego argumentos desdeñablesmáxime cuando la relevancia y el peso de las entidades locales disminuye, empujadas por la prevalencia de otros espaciosque ostentan más poder, más competencias etc. No es malo que, a la hora detramitar un proyecto de ley, el alcalde de un municipio pueda intervenir consus saberes para modificar o corregir tal o cual enfoque. Sería una forma deasegurar la participación local en las esferas estatales, una preocupaciónconstante a la que se trata de hacer frente desde diversos instrumentoslegalmente previstos: así, por ejemplo, las Comisiones interadministrativasacogidas en la legislación de régimen local. O las Asociaciones de enteslocales que hacen de "grupo de presión" frente a las iniciativas que legislanlas Cámaras. imageEstatua a Isabel II

Como digo, no sonmalos argumentos. Sin embargo, personalmente soy contrario a esta acumulaciónde mandatos por una razón bastante elemental: el trabajo del cargo local-cuando se ejerce con responsabilidad y sentido de la importancia de la cosapública que se lleva entre manos- es lo suficientemente agobiante como parapermitir excursiones -que puedan ser fecundas- en otros ámbitos públicos. Y lomismo se puede decir del trabajo parlamentario, descompuesto en la actuación envarios frentes, el de las intervenciones en los plenos, en las comisiones, enla presentación de enmiendas, en la atención a los electores del distritocorrespondiente, en el despacho de una correspondencia agobiante etc, etc. Por mucha que sea laeficacia, la capacidad de trabajo, la destreza del alcalde o del diputado, supermanencia en la escena pública con las dos caras que se atribuyen al diosJano no son garantía de seriedad ni de constancia productiva en eldesempeño de sus funciones. Para contraer unaenfermedad coronaria, en cambio, sí puede ser muy eficaz. O para acabarpidiendo el ingreso en una casa de orates. Ocupando -como ocupoen estos momentos- un escaño en el Parlamento europeo, no puedo ni imaginar loque sería tener que atender una alcaldía o una concejalía cuando vuelvo los finesde semana a España. Sin embargo, conozco algún diputado europeo que es a la vezcargo local pero nunca ha sabido responderme satisfactoriamente cómo puedeafrontar las dos responsabilidades, máxime cuando se ejercen en escenariosgeográficos tan diferenciados. No me encaja eso de "hay que apretarse el cinturón......." sin duda, pero por culpa de se ineficacia. "Todoslos españoles estarán obligados a trabajar sin exclusión: el nuevo Estado nopuede sostener ciudadanos parásitos."

F.F.B. (1937) . Cada vezse consolida más la frase Constitución española. Http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/index.htm


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Pardo (3169 noticias)
Fuente:
blogdejuanpardo.blogspot.com
Visitas:
892
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.