Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

¿Disfrutarán de la fiesta?

17/11/2010 18:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tedio del botellón: Pasos indecisos, rostros abúlicos, evoluciones cargados con bolsas, botellas, y vasos que luego esparcen por el entorno. Meadas y vomitonas por doquier

JAVIER DYSART

Se mueven como zombis. Sus pasos pendulean indecisos. Presentan rostros abúlicos. Acompañan sus evoluciones cargados de bolsas, botellas, y vasos que luego esparcen por el entorno. Se expresan con dificultad. Algunos recrean su diversión contra señales de tráfico, papeleras, árboles, y todo tipo de bienes urbanos, públicos y privados. Otros estallan botellas contra aceras y asfaltos. Mean y vomitan donde les viene en gana. Estas desatinadas acciones suelen responder, generalmente, a los efectos del botellón. Sucede que, a pesar del proceso doloso y penoso que causa la injerencia abundante de alcohol, tras vencer la resaca, los actores se muestran ufanos de la gran cogorza. ¡Vaya un fiestón..!, exclaman emocionados. ¡Una pasada, qué movida...!, celebran otros. Y así, con los únicos alicientes etílicos del botellón, algunos jóvenes se divierten, gozan, celebran, y participan las convocatorias nocturnas festivas.

Por mucho empeño que se ponga en dar con una razón exculpatoria de tan insanos divertimentos, la respuesta es compleja. Me refiero concretamente a los modos y a las formas que grupos de jóvenes de aquí y de allí, tanto menores como más adultos, utilizan para divertirse y disfrutar en las jornadas festivas. Afortunadamente no son mayoría, pero destacan. Es preocupante que el alcohol y sus enjuagues, sean los elementos básicos e imprescindibles para participar con marcha, carácter y animación en las ofertas de ocio. Es triste que sea así, pero la realidad no es otra.

Cuando los actos para la diversión se centran en la noche, la franja nocturna que se alarga hasta el alba, suele ser el momento fetén para la gran movida

Cuando los actos para la diversión se centran en la noche, la franja nocturna que se alarga hasta el alba, suele ser el momento fetén para la gran movida. Hay jóvenes que disfrutan participando con entusiasmo y moderación en las convocatorias lúdicas. Otros, por el contrario, no saben sintonizarse con la oportunidad amable de la fiesta, y se empeñan en animar su diversión porteando vasos, mezclando bebidas, y ahogando sus melancolías con sorbos calimocheros que les llevan al éxtasis. ¡Que aburrimiento!

<a href=


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
343
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.