Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedroalberto escriba una noticia?

Las dudas sobre la solvencia de España se agudizan a pesar del resultado en Grecia

18/06/2012 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El resultado de las elecciones celebradas ayer en Grecia ha disipado un factor de incertidumbre (no habrá una ruptura inminente de la Eurozona, al menos de momento)

El resultado de las elecciones celebradas ayer en Grecia ha disipado un factor de incertidumbre (no habrá una ruptura inminente de la Eurozona, al menos de momento), pero ha dejado al desnudo las crecientes dudas sobre la solvencia de España. A pesar de que Europa se ha comprometido a prestar 100.000 millones para sanear los bancos españoles, los inversores hacen cuentas y dudan de que una economía incapaz de generar ingresos, con un tejido productivo depauperado y sin capacidad exportadora pueda pagar todas las deudas acumuladas.

La Bolsa española ha compartido en el inicio de la sesión el entusiasmo de las plazas europeas por la victoria de los conservadores de Nueva Democracia en Grecia, que previsiblemente formará gobierno con los socialistas del Pasok, ha sido un motivo de alivio, puesto que disipa el riesgo inminente de ruptura de la eurozona que hubiera implicado -posiblemente- la victoria de otras opciones políticas más beligerantes con las condiciones impuestas por los prestamistas internacionales a cambio del rescate concedido el pasado marzo al país heleno.

Pero en España, el respiro inicial ha ido dando paso a la verdadera realidad que subyace, a pesar del anunciado rescata europeo para los bancos: ¿puede una economía sin apenas capacidad para generar ingresos devolver la ingente masa de obligaciones de pago que ha venido acumulando? Desde el primer trimestre de 2008, la deuda española se ha duplicado y a finales del pasado marzo suponía equivalía al 72, 1% del PIB.

La petición de un préstamo de 100.000 millones de euros a Europa para sanear los bancos españoles, lejos de suponer un bálsamo, no ha convencido a los inversores y la razón es coherente: ese importe computará como deuda pública y el porcentaje sobre el PIB podría dispararse al 90% a finales de este año (los Presupuestos Generales ya preveían un 80% antes de conocerse la necesidad del rescate).

El Ibex 35 ha iniciado la sesión con un alza del 1, 9% que lo ha colocado en 6.840 puntos. El resto de las plazas europeas también ha comenzado el día con ímpetu: Londres avanzaba un 1, 26% tras pocos minutos de negociación, París un 1, 22%, Fráncfort un 1, 2% y Milán un 0, 79%.

Las dudas de los mercados sobre la banca española se tradujo en nuevos máximos de la prima de riesgo la semana pasada, que terminó el viernes en 543, 7 puntos

La situación en el mercado de deuda soberana, por el contrario, es muy distinta. Superada la prueba de las elecciones griegas, persisten sin embargo las dudas sobre el rescate europeo para los bancos españoles, sus condiciones, plazos, qué institución aportará los fondos, la prioridad que tendrán estos respecto a la deuda del Tesoro a la hora de ser amortizados, si las aportaciones a las entidades se realizarán en forma de préstamos o de capital...

Por eso, la prima de riesgo, exceso de rentabilidad que los inversores exigen al bono a 10 años respecto al alemán, medida de la solvencia de la deuda soberana española, sigue en niveles críticos. Tras iniciar el día en 543 puntos básicos, cedía hasta 529 en la apertura, pero luego reiniciaba la remontada y regresaba por encima de los 540.

El euro ha llegado a subir hasta 1, 2748 dólares.

Ni siquiera se conoce aún la cantidad exacta qué importe será necesario inyectar en las entidades, aunque esa pregunta se resolverá esta semana, ya que está previsto que se conozca la primera valoración independiente sobre los balances del sector bancario español encargada por el Gobierno a las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman. Estas se limitarán a practicar un test de estrés, es decir, probar la resistencia de las cuentas de los bancos a un deterioro de las condiciones económicas y determinar los recursos propios que precisarían en tales condiciones,

Las dudas de los mercados sobre la banca española se tradujo en nuevos máximos de la prima de riesgo la semana pasada, que terminó el viernes en 543, 7 puntos. La rentabilidad del bono español a diez años ha caído al 6, 85%, desde el 6, 87% del viernes, aún cerca del 7% que se considera crítico, en tanto que el bund alemán comenzaba el día con un rendimiento del 1, 52%, más bajo que el 1, 54% que marcó su cierre semanal.


Sobre esta noticia

Autor:
Pedroalberto (1260 noticias)
Visitas:
1454
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.