Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

El eclipse de los muertos, despiertan los dragones de fuego

09/06/2018 03:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estuve atrapado entre dos tierras, para tener oportunidad de acceder a una felicidad artificial

Fuente Literaria/Relato de Ciencia Ficción/2.33

Su pelo largo, la distingue en cada mañana cuando los minotauros hacen su ronda entre las murallas del castillo, es cada amanecer y, a un lado de su cadera luce un largo cuchillo. Sus manos cubiertas en brazaletes de oro que, junto a su máscara dan lucidez a su destreza exquisita e infalible, detrás de aquella armadura se desprende una luz, su cara y ojos son de una belleza inexcusable.

Tiempo, en mí que el rastro vivo de sus sueños, todo ella significó un símbolo. Su habitación, cubierta de grandes mantas daba pistas de su hermosura y, por la estrecha ventana de su habitación, el sol destilaba su luz que daba cuenta de su desnudez.

Estuve atrapado entre dos tierras, para tener oportunidad de acceder a una felicidad artificial. Es la euforia de un tiempo, donde tuvimos la oportunidad de ser libres y en ese lugar de recuerdos, se respira una vida próspera, ya sus efectos se desvanecen en el tiempo.

Ahora, el sonido del mar adormece mis sentidos. Encerrado en este castillo, donde mis ojos realzan el brillo de la luna, que, se encuentran hastiados y cansados.

Nadie, quiere tolerar los odios en su alma. Es un secreto. Pero, mi generación esta debilitada ante esta dinastía que luce una voluntad diabólica. El rey no sabe ejercer el poder y la carnicería es muy fuerte, jamás ha sido un guerrero, sus fuerzas fueron dadas por una visión de otro hombre.

Somos vulnerables, pero, alzo mi mirada hacia la torre oeste y observo tus manos entrelazar el tejido de tu larga cabellera negra que borde tu cintura.

Me hiciste tu devoto, pero tu culto trasvaso las laderas del tiempo, te movías de un lado a otro, bailando y lanzando el humo contra la nube de insectos enloquecidos, luego, lo depositabas en una bandeja para darle de comer a tus muertos.

Dan lástima, verles cómo se rastrean por la ciudad

Tengamos cautela, ya estamos sudorosos, sentémonos en los taburetes a la sombra para tomar algo de vino.

Tengamos cautela, ya estamos sudorosos, sentémonos en los taburetes a la sombra para tomar algo de vino.

Las sandalias polvorientas de cada desconocido tocaban la puerta mayor en búsqueda de pan. En su juventud eran leales y orgullosos de ser soldados, ahora sus nombres se encuentran inscritos en tinta negra, ya no son busca recompensas, sus vidas profesionales fueron quebrantadas y, solo se dedican a cuidar alimentos en las playas de los mercados municipales.

El castillo florece en invierno con sus plantas, los pájaros se sienten en libertad para aprovecharse de todo, tus cantos se proyectan en la sombra y apareces en mi habitación, con tu cuerpo desnudo. Como las figuras de arcilla que elaboraba en la escuela con mi profesor de arte, Eulalio Tovar y Tovar

Es bueno, cristalizar nuestros ideales y hace trescientos años que cubro rutas espaciales, los vientos históricos cambian constantemente y nos llevan a la esencia de la modernidad, en mi estudio trato de dar fe de ese humanismo que nos acompaña hasta que la corrosión se lo lleve todo. Estamos acoplados a gigantes agujeros negros y sondas interestelares que nos hacen honrar la eternidad, de nuestro existir.

Acá, todo esta impregnado de azul, hasta las naves, es un tinte cálido que ilumina cada alma y con la música suave, los odres se llenan de nueva sabiduría, es una complejidad de pensamientos y, una sola realidad, ver tu cabellera negra ondearse junto a la luz de las ondas de mar de nuestra Bahía, Patanemo.

Tengamos cautela, ya estamos sudorosos, sentémonos en los taburetes a la sombra para tomar algo de vino


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (608 noticias)
Visitas:
4020
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.