Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lancer escriba una noticia?

Educación, la herramienta para "idiotizar"

16/02/2010 13:07 7 Comentarios Lectura: ( palabras)

Legislatura tras legislatura, hemos visto cómo los partidos políticos han utilizado la educación para sus intereses, pero ¿es correcto o perjudicial para nuestros niños? ¿Sería más conveniente crear un organismo independiente?

Todos conocemos siempre por todos los lados gente que ha cursado las diferentes intentonas educacionales que hemos tenido, y es que cambiamos tantas veces de estructura de educación, casi más, que de fondo de armario. Tenemos y hemos tenido de todo, como EGB, BUP, COU, Primaria, ESO, Bachiller, FP, Módulos GºMedio y Superior, Diplomaturas, Licenciaturas, Masters..., y para colmo ahora nos tenemos que aprender un nuevo sistema: el Plan Bolonia. Este plan nos va a dar muchos quebraderos de cabeza, al menos en lo que a económico y tiempo se refiere. Pasamos de tener una educación "gratuita" en la que sólo tienes que pagarte la matrícula y los créditos de la Universidad (la que te permita entrar, claro está), saldándose con una mínima cantidad media de 820€ según los estadistas (lo cuál no se lo creen ni ellos), a tener una Educación Pública y Gratuita (recalco en mayúsculas por ser Derecho Constitucional), en la que la parte pública se torna en semi-pública y, en la que la parte gratuita se torna en subvencionada.

Todo esto puede resultar sin importancia para algunos, pero no para los que hemos vivido o vivimos parte de la educación en nuestra sangre y en nuestras venas. ¿Por qué han de tener diferentes Derechos y Deberes un estudiante de Magisterio del 2008 que del 2011? Solo hay una diferencia de tres años entre sí, pero el del 2011 tendrá unos derechos diferentes. Ya no podrá hacer Magisterio en tres años, sino en cuatro. Ya no podrá hacer directamente Magisterio por Inglés, sino que habrá de hacer un Máster privado, subvencionado (quizás) pero privado. Además de todo esto, una vez obtenido el título también habrá que homologarlo, lo que puede costar hasta una "pequeña" cantidad de 3.000€ . Desaparecerán las becas, sustituyéndose por becas-créditos, las cuales habrán que devolverse dependiendo de una serie de requisitos a tomar en cuenta después de haber finalizado los estudios. Cada vez que se les habla a los estudiantes de este tipo de sistema se les revuelven los entresijos, y es lógico.

Es bien sabido por todos que en este mundo, o se nace con estrella o se nace estrellado. Con esto queremos decir que no todos nacen con una familia que tenga unas posibilidades económicas tan avanzadas como para permitirse el lujo de soltar tal cantidad de dinero sin notarlo en sus vidas diarias, más aún cuando las hipotecas nos las han hecho vitalicias por los precios "superestimados" (que no sobrestimados) de la vivienda. Pero dejemos ésto a un lado, ya que no quisiera desviarme del asunto deslizando el debate únicamente hacia Bolonia.

"las faltas te podían apear de la posibilidad de pasar un exámen, pero hoy eso no se tiene en cuenta y así nos luce el pelo."

http://farm3.static.flickr.com/2046/2534924664_a17ed37522_s.jpgSe dice que la educación que tenemos hoy en día nos ha hecho más débiles de cara a la preparación con respecto a terceros países, lo cual es cierto en cierta medida. Ser víctima de la ESO tiene sus consecuencias (como yo). Tampoco recae únicamente la culpa sobre el sistema educativo de las aulas, sino que mucha responsabilidad se dispensa también en casa. He sido "víctima de castigos" de copiar infinitamente una palabra por escribirla con faltas de ortografía, y lo venero fielmente. Me queman los ojos al ver a un estudiante que llega a bachiller con faltas de ortografía de primaria. ¿Quién no ha recibido penalizaciones en los exámenes por tener faltas de ortografía? Bien le agradeceré a mi profesora de primaria que me hiciera copiar aquellas faltas, Fermina, persona a la que gracias a ella hoy puedo decir orgulloso que las únicas faltas que pueda tener sean de acentos gráficos por mala costumbre de chats, foros, msn, móvil..., o incluso algún lapsus. Es inconcebible ver a un alumno de bachiller que escriba el verbo "haber" sin "h" o con "v". Si no recuerdo mal, esa era una de las faltas que te podían apear de la posibilidad de pasar un exámen, pero hoy eso no se tiene en cuenta y así nos luce el pelo. Jóvenes en carreras con faltas ortográficas catedralicias que, de ser este servidor rector de la universidad, les haría pintar la palabra corregida de dos metros en una pancarta.

Pasamos también por otros ámbitos y puedo seguir insistiendo en que la ESO ha creado más juventudes analfabetas que otros sistemas educacionales (con salvedades, cuidado). El inglés, asignatura pendiente para nosotros los españoles, se está convirtiendo en el hazmerreír, para nuestra vergüenza, con respecto a la generalidad europea. Países como en la Rep. Checa o Suecia, promocionan tanto la educación de este idioma y se involucran de tal manera, que prácticamente sus juventudes podemos decir que son bilingües. En Suecia, por ejemplo, todas las películas infantiles en los cines, son ofrecidas en V.O. subtituladas en sueco. Además al inglés se le considera como idioma a tener en mente por todos. Sin embargo, aquí en España aún tenemos un agujero enorme en este sentido. Cierto es que tenemos a alumnos muy buenos en esta materia, pero no es la generalidad. Tanto se ha levantado la mano en cuestión de exigencia de nivel que, en cursos como en 3º o 4º de la ESO, aún no son capaces de mantener una conversación básica con alumnos extranjeros, algo lamentable.

Todas estas son razones por las que me pregunto si, en realidad le estamos haciendo un favor a nuestra sociedad con tanto cambio educacional, o más bien lo contrario. Me gustaría proponer desde aquí algo que creo que es esencial para el progreso lineal de la educación y no con altibajos. Me gustaría proponer una educación apolítica, es decir, totalmente exonerada de cambios partidistas según los intereses, porque los niños no son herramientas políticas, sino pilares de la estructura social del mañana. La educación habría de ser llevada por una comisión completamente independiente del poder ejecutor político y, en la que fuera la misma, quien decidiera los mejores cambios para el mañana, y no partidos que se peleen por instaurar y borrar lo firmado en la legislatura anterior, ni por unos ni por otros, sin salvedades, todo por el mañana de los niños.

"Desaparecerán las becas, sustituyéndose por becas-créditos, las cuales habrán que devolverse"

Es algo largo de reflexionar, pero quizás mañana pueda merecer la pena.

Lancer.


Sobre esta noticia

Autor:
Lancer (3 noticias)
Visitas:
2270
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (16/02/2010)

Se puede decir mas alto... pero no mas claro!

0
+ -
Responder

Citizen (16/02/2010)

Te doy la razón sobre la pésima calidad de la enseñanza española, en la que, en mi opinión, lo que falla es el sistema en sí y no los profesionales de la enseñanza que estimo que están mejor preparados que hace 20 años en medios, pedagogía, etc.

0
+ -
Responder

Citizen (16/02/2010)

El único pero que pongo a tu artículo es que no comparto tu afirmación de que los Partidos Políticos han utilizado la educación, ya que la legislación en materia de enseñanza de 25 años a esta parte solo ha sido responsabilidad del PSOE que promulgó la LOGSE y ahora la LOE. La LOCE que intentó sacar el PP no la dejaron ni entrar en vigor cuando ganó Zapatero. Vivimos desde hace 25 años el proyecto educativo de la izquierda.

0
+ -
Responder

Lancer (17/02/2010)

Tienes la razón en cuanto a las leyes de educación, pero por eso en ningún momento las he nombrado, porque no me quiero referir a ellas tal como las únicas responsables, sino como una parte más. La educación en España no es más que un fiel reflejo de nuestra escasa preocupación por lo económico, político y social, porque no nos engañemos, pero la mayoría no construyen sus propios ideales e ideas.

0
+ -
Responder

Lancer (17/02/2010)

En la educación nos ocurre lo mismo. No podemos exigir algo en lo que no sabemos si funciona bien o mal. "Nuestro mayores" creen que va viento en popa y es lógico comparado con las posibilidades que ellos tuvieron, pero eso no puede servirnos de consuelo, porque si no nunca llegaremos a estar equiparados con nuestros compañeros europeos. Hace falta un golpe de timon de 90º, porque a este ritmo tendremos una sociedad compuesta por "analfabetos titulados".

0
+ -
Responder

Aida (17/02/2010)

Un artículo muy bien escrito. Enhorabuena.
Parece que se nos han querido ocultar a los universitarios de qué trataba este plan Bolonia.
No nos hace gracia ninguna, sobretodo a los que estudiamos ingenierías, que nos quiten convocatorias, nos muevan el calendario, nos pongan clases semi-obligatorias y nos "presten" las becas. A ver ahora quién se paga los estudios, los hijos de los ministros?
Es una vuelta al siglo pasado...

0
+ -
Responder

Lancer (17/02/2010)

Lo cierto es que lo veamos desde donde lo veamos es una manera muy incómoda de tener que aceptarlo por los estudiantes, sin poder ni tan siquiera poder dar un grito tan alto que se escuche, porque a los medios de comunicación tampoco les interesa, es triste y lamentable, con el ademán de no haber informado antes lo más mínimo. En este tipo de asuntos yo convocaría un referéndum consultivo.