Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

El ejercicio contrarresta la propensión genética a la obesidad

06/04/2010 11:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La realización de una hora o más de actividad física al día en adolescentes se asocia con un control del peso corporal incluso entre aquellos que están predispuestos genéticamente a la obesidad, según un estudio del Instituto Karolinska en Huddinge (Suecia) que se publica en la revista 'Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine'.

Los investigadores explican que entre los genes asociados a la obesidad, los polimorfismos en el gen FTO, ligado a la grasa corporal y la obesidad, están muy asociados con la grasa corporal de poblaciones de diferentes antecedentes étnicos o generaciones. Cada copia de una mutación en este gen podría estar asociada con un aumento de peso de aproximadamente 1, 5 kilogramos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses recomiendan que niños y adolescentes participen en actividades físicas durante 60 minutos diarios o más. Los autores estudiaron sin este nivel de actividad física reduce los efectos de las mutaciones del gen FTO sobre la grasa corporal en 752 adolescentes que formaban parte de un estudio en 10 países europeos entre octubre de 2006 y diciembre de 2007.

Entre los participantes adolescentes, un 37 por ciento no tenía copias de la mutación de la obesidad, un 47 por ciento tenía una copia y un 16 por ciento tenía dos copias. La mutación se asociaba con un índice de masa corporal (IMC) superior, un mayor porcentaje de grasa corporal y una mayor circunferencia de cintura.

Sin embargo, entre los participantes que cumplían con la actividad física diaria, el efecto de la mutación genética era mucho más bajo. Por cada copia del gen mutado, quienes realizaban el ejercicio recomendado tenían una media de IMC un 0, 17 superior que los que no tenían mutaciones en comparación con el 0, 65 por ciento mayor por mutación entre quienes no realizaban el ejercicio necesario.

De forma similar, cada gen mutado se asociaba con un aumento del 0, 4 por ciento en la grasa corporal y 0, 6 centímetros de aumento en la circunferencia de cintura entre los que hacían ejercicio en comparación con un aumento del 1, 7 por ciento en la grasa corporal y de 1, 15 centímetros más en la circunferencia de cintura entre quienes no lo hacían en los niveles necesarios.

Los autores concluyen que estos descubrimientos tienen importantes implicaciones de salud pública e indican que seguir las recomendaciones de actividad física podría contrarrestar la obesidad asociada con el polimorfismo en FTO en los adolescentes.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.