Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

El 23-F de Zapatero

09/03/2011 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¡Vaya Hombre! el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha querido evitar hoy la discusión con el líder del PP, Mariano Rajoy, en el Congreso y ha preferido recordar ‘ la dignidad, la unidad y la lucha por la libertad que hubo hace 30 años en la Cámara Baja y en toda la sociedad española’ . Zapatero ha respondido así en la sesión de control al Gobierno a la pregunta del líder del PP Mariano Rajoy, sobre cómo valora que la economía española haya caído el 0, 1 % en 2010 frente al crecimiento del 1, 7 % de media en la zona euro, algo sin ninguna importancia para él, ante la transcendencia de tan señalada fecha. De paso ha condecorado al gobierno de subsecretarios provisional que tomo el mando de la Nación, en compañía del Rey y ha respuesto a los periodistas ayudando a este, con una sonrisa angelical, como si no hubiera nunca roto un plato y como si el Estado de la Nación no estuviera igual o peor que hace 30 años.

Hace 30 años, yo era Presidente del Partido Liberal, a la sazón extraparlamentario, pero con las oficinas en Marqués de Cubas 12, con ventanas que daban al palacio de las Cortes en su parte trasera. Estaba escuchando en la radio las votaciones de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo, presumiendo la posibilidad de que en aquella dividida U.C.D que yo había ayudado a crear, el grupo socialdemócrata de Francisco Fernandez Ordoñez se abstuviera, después del fracasado Congreso de Palma de Mallorca a cuyo Palacio de congresos del Pueblo español les había enviado, pues su Secretario General Rafael Arias Salgado estaba desesperado por no encontrar lugar para hacer el III Congreso. El de Madrid estaba ocupado por la conferencia de paz y Seguridad (Yo había organizado los dos primeros y su Libro Blanco "La Solución a un Reto") y no quise montar este pero si favorecer a mi tierra, al menos con esa aportación.

El atronador ruido de los disparos por el transistor, me hizo bajar corriendo las escaleras de mi casa, para avisar a mi esposa diciéndole:"están matando a los diputados". La angustia terrible que estos provocaron, me hizo ver, como en Chile, a todos nosotros, encerrados, marcando el paso, en el Santiago Bernabeu. Inmediatamente comencé las llamadas a la sede del Partido que no paró de comunicar durante más de una hora y cuando conseguí hablar con la secretaria, esta y la gente que la acompañaba, a 50 metros escasos de Las Cortes, no se había enterado de nada, mientras departía tranquilamente por teléfono (fijo) con su novio, mientras yo sudaba sangre de angustia y preocupación. Mande recoger los archivos con los nombres de los militantes y como temía que la calle estuviera acordonada por los militares, les pedí los escondieron en los maleteros de los coches aparcado en ella.

Hable también con Antonio Garrigues Walker, líder de la operación de Clubs liberales que estábamos preparando, muerto Joaquin en 1980, así como con otros líderes liberales: Satrustegui, Larroque, Chueca Goitia, Justino de Azcarate.... y decidimos esperar acontecimientos, aunque tentado estuve, de ir a coger mi velero Libertad, amarrado en el puerto de Jávea y huir de España, como al parecer lo hizo en una lancha el Lehendakari Carlos Garaicotxea (1980-85) en el mar Cantábrico.

Me quedé en Madrid a verlas venir pero la verdad es que la palabras de Zapatero" la dignidad, la unidad y la lucha por la libertad que hubo hace 30 años en la Cámara Baja y en toda la sociedad española" son una autentica exageración, pues salvo los gestos personales de Gutierrez Mellado, de Suarez y aunque me siente mal reconocerlo de Carrillo, poco o nada hubo de heroísmo en la Sociedad Española antes mencionada. Si no llega a ser por el REY en una acción absolutamente personal, apoyada por Sabino Fernandez Campos, las cosas hubieran ocurrido de otro modo, con una sociedad todavía adormecida por cuarenta años de Franquismo y de temor a la Policía y a la Fuerzas Armadas.

Mas bien, se paso del pavor inicial a una especie de guerra de Gila, con los inodoros del Congreso atascados de carnets de partidos y de los sindicatos CCOO y UGT y con anécdotas tan disparatadas como la que me contó hace unos años el Teniente Coronel y amigo Francisco Garcia Escaméz, destinado en la Acorazada Brunete a quien se le ordeno de palabra tomar con los carros de combate el aeropuerto de Barajas. Su respuesta fue ¿Y como se toma un aeropuerto? Cuando me lo manden por escrito y con un plan obedeceré.

Otros muchos en todos los pueblos de España se escondieron, recordando la Guerra civil, para asomarse tímidamente después a, a medida que el golpe se desinflaba. De forma que "menos monos" Sr Zapatero, sobre todo cuando muchos todavía no sabemos que es lo que de verdad ocurrió, con la reunión previa de los socialistas en Gerona, el papel de Armada y de Torres Rojas y de tantos otro Capitanes Generales y Generales que salvo Milans del Bosch , escurrieron el bulto apresuradamente conjuntamente con otros líderes sociales no presentes o tal vez si, aquel día en las Cortes.

Asistimos, pues al nacimiento de un mito (con película incluida), en una España que como aquella sigue siendo bananera pero dramática, con los comedores de Caridad atestados, seis millones de parados, todo el norte de África en llamas, amenazando nuestros suministros, nuestra prima de riesgo subiendo, carestía de materias primas e inflación, las cajas de ahorro en la ruina, un desorden territorial que lleva a que existan diecinueve calendarios vacunales diferentes, diecisiete leyes de pesca distintas y eso porque no sé si las hay también en Ceuta y Melilla.

Corrupción a todo pasto, Faisán, E.R.E, Gurtel y las olvidadas Flick y Flok, Galerías Preciados, Malaya, Cienpozuelos y cientos de escándalos en Mallorca, Galicia, Valencia con cientos y cientos de causas criminales que tardaran siglos en resolverse y al final nada.

El caballero atusó el bigote, caló el Chambergo, envainó la espada, cubrió la capa, fuese y no hubo nada.

Bernardo Rabassa Asenjo

Presidente de Honor y relaciones exteriores del Club Liberal Español

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Visitas:
202
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.