Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lila Luz Del Mar escriba una noticia?

El hijo de Mavi

13/09/2009 11:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En España un chico de dieciséis años fue asesinado por no aceptar lo indecoroso de que un gobierno autorizara una manifestación cuyos objetivos eran promover el racismo y la xenofobia. No le llaman héroe sino antisistema

Decía José Martí que cuando hay pueblos en los que muchos hombres pierden el decoro nacen otros que llevan en sí el decoro de muchos hombres. Me gustaría decirle al poeta que ahora debemos decir hombres, mujeres y adolescentes porque el Hijo de Mavi Muñoz era apenas un adolescente, un chico de dieciséis años que fue brutalmente asesinado, que quedó muerto por no aceptar lo indecoroso de que un gobierno autorizara una manifestación cuyos objetivos eran promover el racismo, la xenofobia, en fin, por no poder tolerar que la población común viese como normal en pleno siglo XXI la diseminación de las proclamas neonazis.

No fue el hijo de un negro, de una india ni de los miles de mestizos y mulatos que han venido a España a labrarse un futuro como otrora lo hiciesen los españoles y españolas en Europa o América cuando crisis políticas o económicas les agobiaron en el pasado. No, no fue tampoco un hijo o nieto de esos emigrantes ya referidos que creciendo en otras tierras y amparado por eso en otra nacionalidad retorna a la Madre Patria cuando ya es potencia mundial desarrollada y que siendo genéticamente europeo conserva el acento y el respeto por esa cultura donde se crío. No, no fue ni siquiera un hombre adulto español conocedor de la historia de España y Europa del siglo XX, respetuoso de los derechos humanos o solidario por convicción. El hijo de Mavi fue un niño español como el que más, pero de solo dieciséis años, crecido en un barrio multiétnico que obedece a la convocatoria de un par de amigos y que como ellos piensa que no debe darse una manifestación que promueva la intolerancia racial ni la xenofobia en un estado moderno, en la décima potencia mundial, en España.

Mientras hay niños que en días de fiesta se reúnen para beber alcohol hasta altas horas de la noche, que víctimas de sus efectos agreden a otros que les acompañaban en este menester, que al ver a la policía inician batalla campal contra ella y deciden a cierta hora de la madrugada tratar de tomarse una comisaría y que por tales gracias son sancionados a no poder festinar durante tres meses, el hijo de Mavi recibió una puñalada en el corazón por negarse a aceptar no solo que existiesen grupos de ideas neonazis sino que sus actividades fueran consideradas legales en un país que envía a sus ejércitos supuestamente a apoyar misiones contra los abusos en otras naciones y, por ello, no solo se gana la muerte que ya de por sí es mala aunque uno esté cansado, viejo y enfermo, cuanto más en la flor de la vida y de los ideales, sino que encima le endilgan el calificativo de joven antisistema.

Antisistema eres porque el sistema se complace en permitir la existencia de este tipo de organizaciones neonazis basadas en el odio étnico

Antisistema, sí y solo sí el sistema, como parece hacerlo, se complace en permitir la existencia de este tipo de organizaciones neonazis basadas en el odio y el ideal de superioridad racial, así sí se comprende que le llamen antisistema a un muchacho de dieciséis años que pierde la vida por negarse a que en los anales de la historia se diga que “en la España del siglo XXI se fomentaba el racismo y la xenofobia.” y que con su infortunada muerte haya ahora que colocar un “Estas muestras no fueron siempre bien vistas por la población, sobretodo la generación más joven quiso evitarlas a pesar del peligro que podía representar una confrontación directa”.

Antisistema, claro, el sistema establece claramente que la peor sanción posible para un joven que se aleja espantosamente de la urbanidad y las buenas costumbres es no poder salir durante tres meses a festinar con alcohol y total disolución, Carlos Palomino, hijo de Mavi Muñoz, pensar en alguien más que en ti mismo, era una clara evidencia de que eras un peligroso antisistema, de parte de aquellos a quienes consideraste iguales, de aquellos que consideraste más vulnerables y de los que quisiste ser la voz, te doy las gracias y a Dios le pido que el “Sistema” se comporte un poco “antisistema” esta vez y condene con toda su fuerza ese odio del que fuiste una víctima para que por fin pueda tu alma descansar en paz.


Sobre esta noticia

Autor:
Lila Luz Del Mar (22 noticias)
Visitas:
352
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.