Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticoenserie escriba una noticia?

El paraíso de la acción

23/06/2011 22:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Me acuerdo de cuando fui a ver Transformers por primera vez. Mis intenciones eran claras: tenía ganas de ver qué festín de efectos especiales ofrecería un producto tan desalmado y prefabricado como ese. Fui a pasar el rato y quería que los siete euros que valía la entrada se vieran amortizados a partir de los efectos; que todo lo malo que pudiera tener la película (un argumento de broma, por ejemplo) se viera compensado por unos excelentes robots (cosa que, por regla general, tiende a importarme poco). Pues un planteamiento similar me hice con Hawaii Five-0 . Ya intuía que la serie sería todo lo que comenté ayer ( CBS power ), pero estaba predispuesto a firmar el contrato si había suficiente entretenimiento, peleas y morro para contrarrestar las pegas. Y sí, ocurrió.

Para empezar, la TV necesitaba una serie de acción de verdad y no me refiero a una simple persecución y un par de luchas con coreografía. Me refiero a que haya muchos disparos, que las cosas exploten, que haya atropellos y que se destrocen cosas porque sí. La inmunidad de la que disfruta la brigada especial permite que, si les da la gana, abran una puerta con una granada y entren en el jardín de un sospechoso pasando con el coche por encima de la valla. Y sin dar explicaciones.

Para amenazar y coger una pistola, Alex O'Loughlin es el hombre. Tiene sus limitaciones, muy obvias, pero es un buen héroe de acción. Su personaje, Steve MacGarret, hace placajes en casi todos los episodios (¿por qué todos los sospechosos salen corriendo aunque sean inocentes?) y si le pones en medio de la jungla con la cara pintada y en plan Rambo, cumple. Sí, esto ocurre y se le da casi tan bien como salir del agua en bañador o quitarse la camiseta (pero no los pantalones) para tirarse al agua en alguna misión. Al igual que a Grace Park se le da muy bien soltar patadas e ir de mujer de armas tomar cuando su Kono lo requiere (y soltar algún one-liner , como MacGarret y Danno).

No sé si será porque la producen Roberto Orci y Alex Kurtzman ( Fringe , el Star Trek de JJ), pero la serie además se esfuerza para que el equipo H50 sea más orgánico que otras series de la CBS. MacGarret, Danno, Chin y Kono tienen sus fantasmas, relaciones y motivaciones. Al principio pueden parecer pequeños toques para dar profundidad que tampoco van a ninguna parte, pero a mitad de temporada se convierten en elementos fundamentales y alimentan las tramas. Y Scott Caan, que interpreta a un padrazo que le para los pies a MacGarret cada vez que quiere pasarse de la raya, se come la pantalla. Los Globos de Oro ya reconocieron su magnífica labor con una nominación (aunque ya sabéis que los Globos no tienen ninguna credibilidad) y si la serie fuera algo más seria y estuviera a su altura (metafórica, que la real es fácil de alcanzar) Caan arrasaría en los premios cual Jeremy Piven.

Sin embargo, lo que más me sorprendió (en positivo) fue comprobar que el mayor conflicto permanente, el asesinato del padre de MacGarret era algo más que un macguffin que planeaba por el horizonte. Con la tontería y sin que des un duro por él, está bien planeado y ejecutado, con continuas alusiones y avances que conducen a una season finale espléndida, de mandíbula al suelo y aplauso al final que demuestra (otra vez) que Kurtzman y Orci quisieron ser muy CBS y a la vez aportar un granito de algo más. Le dieron algo de profundidad (al igual que a los personajes) a un concepto tan plano como este remake .

Por todo esto, espero reencontrarme en su segunda temporada. Unas dosis de entretenimiento ligero, sobrado y pirotécnico nunca están de más si sabes que es para esto que has pagado (que encima te sale gratis, que conste). Y si están adornadas con unas impresionantes panorámicas de las islas, de la agresiva explotación urbanística y preciosos parajes, el placer es doble. Entonces notas la brisa del pacífico y te acuerdas de cuando eras pequeño y Hawaii te parecía el lugar más maravilloso del mundo. Pues lo es otra vez.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticoenserie (566 noticias)
Fuente:
criticoenserie.blogspot.com
Visitas:
277
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.