Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

El político 2.0

28/06/2010 19:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad".

Víctor Hugo (1802 – 1885), Francia.

No hay mejor frase que la del francés y romántico Víctor Hugo para entender lo que está sucediendo. La forma de hacer política tal y como la entendemos a día de hoy está cambiando a pasos de gigante, y parece ser una tendencia constante sin tener un final claro. Atrás quedaron los grandes discursos cargados de erotismo intelectual, donde única y exclusivamente los políticos de raza sobrevivían en una guerra feroz entre grandes oradores, pensadores y utópicos personajes que parecían ser dioses bajo simbología ideológica. Renovarse o morir, esa es la clave en los tiempos que corren.

Como suele ser habitual, Estados Unidos ha sido la primera democracia en utilizar masivamente las redes sociales y las nuevas tecnologías como lanzadera directa y rápida para las últimas elecciones, donde el demócrata Barack Obama obtuvo una sonada victoria con la ya famosa cita Yes, we can. Por poder claro que se puede, pues con más de 300 millones de dólares por parte de donantes, un millón aproximadamente de colaboradores y seguidores en las redes sociales (principalmente Facebook y Twitter), con la creación de más de 50.000 eventos a lo largo de todo el territorio nacional y estrategias de captación de posibles votantes a través del desarrollo Web 2.0, Barack Obama pudo convertirse en el nuevo inquilino de la Casa Blanca (1). Esto ha sido posible gracias al gran equipo con el que Obama pudo contar a lo largo de la campaña electoral, es decir, personas anónimas que auparon en su momento al candidato de turno.

La incursión de las redes sociales y de la Web 2.0 en la política del día a día es un hecho inevitable, transformándose en una carrera frenética por dominar Internet en nuestro país. Los mítines de calle y los debates en televisión no convencen y la juventud se decanta por la utilización de otras vías de información directa que además permiten una "interacción" clara a través de las redes sociales con mensajes directos, libertad a la hora de crear eventos o grupos de foro abierto, comentarios; o los blogs, que permiten una rápida y sencilla actualización de la opinión de los internautas. Si el político quiere llegar a los jóvenes no le queda más remedio que comprometerse con las nuevas técnicas y estrategias que ofrecen plataformas como Youtube, Facebook, Twitter o MySpace.

Los partidos políticos españoles se han encontrado en la tesitura de buscar a la desesperada personas, que suelen ser afiliados o simpatizantes, con el fin de que ellos se conviertan de forma altruista en una especie de ejército cibernauta que tiene por objetivo la conquista de la mayor parte del terreno virtual. Hablamos del concepto de ciberactivismo, que puede ser entendido como "una estrategia para formar coaliciones temporales de personas que, utilizando herramientas en Red, generen la masa crítica de información y debate para que trascienda la blogosfera y salga a la calle o se modifique de una manera susceptible el comportamiento de un número de personas" (2).

Pero, ¿es posible el éxito de la política 2.0 en España? Que funcione en un determinado país donde juegan elementos determinantes para el propio sistema político, no quiere decir que funcione en el nuestro. Así, debemos conocer algunos datos de interés general para observar si existe esa posibilidad real para los partidos políticos que esperan un rédito electoral alto en un futuro próximo en lo que a redes sociales y Web 2.0 se refiere. Por tanto, proyectaremos la mirada en el barómetro del CIS de abril de 2010 (3) donde se reflejan una serie de datos que esclarecen la realidad sobre el uso de Internet en España. De 2.479 encuestados únicamente el 13'8% usa Internet todos o casi todos los días para obtener información acerca de la política o la sociedad, frente a un 66'2% que nunca utiliza Internet para estos contenidos. De aquellos que sí usan Internet para este fin, acceden a medios de comunicación como periódicos o radio (82'5%), páginas oficiales de los distintos partidos políticos (3'8%), organizaciones ciudadanas o movimientos cívicos (11'1%), blogs y foros de debate (19'3%) y finalmente otro tipo de páginas (32.1%). Es decir, nos atreveríamos a decir a partir de estos datos, que la población española con acceso a Internet no lo usa para informarse a través de la red, sino que el medio de comunicación estrella para ello sigue siendo la televisión seguida de la radio. También se puede observar que existe una tendencia a huir de las páginas oficiales de los partidos políticos pues es muy probable que generen cierta desconfianza en el usuario a la hora de buscar información con un grado mayor de objetividad.

Más sobre

El barómetro del CIS de septiembre de 2009 (4) arroja algunos porcentajes curiosos para llegar a una conclusión más o menos acertada. De los 1.381 encuestados sólo un 31'5% utiliza Internet principalmente para las redes sociales como Facebook, Tuenti o MySpace. Los porcentajes más altos los encontramos en la búsqueda de información o documentación (91'2%) y correo electrónico (78'8%).

Así pues, no es oro todo lo que reluce en el tema de la política 2.0, pero cierto es y sería un error decir lo contrario, que el desarrollo de nuevas estrategias políticas basadas en las nuevas tecnologías es un futuro inmediato no solo en Estados Unidos sino en aquellos países más destacados de la Unión Europea como por ejemplo España. Sin embargo queda mucho por hacer pues la población española aún no se ha embarcado al completo en las redes sociales donde se cuece a día de hoy el mayor activismo político jamás acontecido. Internet se ha convertido en una herramienta capaz de movilizar a millones de personas por un mismo objetivo como puede ser el querer ganar unos comicios electorales. Si nos damos una vuelta por Facebook o Twitter observaremos la existencia de "núcleos sociales" generados a través de perfiles activos que comparten unas mismas características. Esta situación que se genera no es lo mejor que puede pasar y es uno de los principales problemas que acarrea la utilización de las redes sociales por parte de partidos políticos mayoritarios como es el caso del PSOE y del PP. Esos núcleos o grupos se convierten en círculos que se vician, retroalimentados con la misma información que parten de un perfil y recorre todos y cada uno de los miembros de ese grupo hasta llegar al punto de origen. No sale información al exterior y tampoco entra. Haga usted el siguiente caso práctico: cree un perfil (no tiene por qué ser real), busque y acepte amistades que estén relacionados directa o indirectamente con el PSOE o el PP, y al cabo de un tiempo verá que su perfil entrará en una espiral de información constante sobre todo aquello que tenga que ver con el partido o ideología escogida.

Otro de los problemas que plantean las redes sociales son los perfiles falsos o llamados Trolls. En numerosas ocasiones nos podemos encontrar nosotros mismos en Facebook perfiles varios de una misma persona pública y es bastante difícil averiguar cuál es la real. Es una situación que parece ser inevitable y genera muchos problemas. Hay que tener cuidado también con los grupos o eventos que se generan sobre temas de carácter político, pues ocurre con frecuencia que una vez que han conseguido captar un número elevado de seguidores modifican el mensaje convirtiéndose en un ataque a aquello que el usuario creía defender con su participación.

En definitiva, la política 2.0 ha servido para darle un soplo de aire fresco a la forma de atraer a los votantes principalmente indecisos, pero los partidos políticos no deberían apostarlo todo a la utilización de las redes sociales porque es probable que el rendimiento electoral no sea el esperado. Lo que aún no se ha desarrollado del todo en política son los videoblogs, que a mi entender son el futuro de la información en Internet, ya que de esa forma se ofrece la misma información y de forma más rápida dejando atrás los interminables artículos que aparecen en multitud de blogs u otros medios de comunicación. De todas formas, en España obtendremos los primeros resultados con las próximas elecciones municipales. Y sin demorarme más finalizaré mi aportación al puro estilo de Facebook con un ¿Qué estás pensando?: Facebook acusado de asesinar a Radio Patio.

Referencias

(1) http://www.technologyreview.com/blog/editors/22172/

(2) UGARTE, D, El poder de las redes, Ed. Sociedad de las Indias Electrónicas, Madrid, 2008.

(3) Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, Barómetro de abril, Estudio nº 2.834. Abril 2010.

(4) Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, Barómetro de septiembre, Estudio nº 2.812. Septiembre 2009.

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
133
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.