Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Plasencia escriba una noticia?

El uso de los anorexígenos

22/05/2009 03:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la actualidad son innumerables las personas que por la “moda” de lucir delgadas usan y abusan de los anorexígenos y tranquilizantes

En la actualidad son innumerables las personas que por la “moda” de lucir delgadas usan y abusan de los anorexígenos y tranquilizantes. Grave error.Los anorexígenos son drogas que actúan sobre el sistema nervioso central, y quien las toma puede sentir euforia, poco apetito, ansiedad, dificultad para dormir, cambios de carácter, taquicardia, sudoración, dificultades para orinar, boca seca, disminución del deseo sexual y alteraciones menstruales. Solo un médico sabe cuál es la dosis justa, pues la toma de sustancias para adelgazar puede generar cierta dependencia. Por eso hay que sopesar cuál es el beneficio que se obtiene. Por ser la obesidad la epidemia del siglo XXI, existe un consenso acerca de la necesidad de tratarla con medicación, además de dieta y actividad física. El tema es cómo lograr un resultado eficaz sin generar la dependencia.La tiranía de los cuerpos magros favorecen, de la mano de profesionales proclives a dar recetas de manera generosa, el consumo indiscriminado de medicamentos para adelgazar o disminuir la ansiedad. Pero estos psicofármacos solo deberían ser indicados en casos muy precisos. De lo contrario, el remedio puede ser peor que la enfermedad . Así, se llega a la adicción. En el caso de los tranquilizantes, puede ser ansiedad, insomnio, agitación; en el de los anorexígenos aparece apetito incrementado, inquietud, depresión. La dependencia psicológica es lo realmente difícil de superar en el proceso de deshabituación de una adicción. Para ello, es necesario propiciar cambios en la conducta y emociones de la persona que le permitan funcionar psicológicamente (obtener satisfacción, superar el aburrimiento, afrontar la ansiedad, tolerar la frustración, etc.) sin necesidad de recurrir a las drogas.Pero, a la vez, como la droga se ha incorporado al metabolismo del individuo, el organismo se ha habituado a la presencia constante de la sustancia, de tal manera que necesita mantener un determinado nivel de la misma en la sangre para funcionar con normalidad.Los casos en los que los anorexígenos combinados con sedantes suaves están recomendados son en pacientes obesos, es decir, con un exceso superior a los diez kilos, y que presentan complicaciones de la salud asociadas con cuestiones que van más allá de lo estético (artrosis, problemas cardiacos, hipercolesterolemia, diabetes, hipertensión). Si el paciente tiene un gran nivel de ansiedad y no puede bajar con la dieta y la gimnasia solamente, se encuentra muy angustiado. Tampoco hay que buscar bajar de peso abruptamente con dosis elevadas de estas drogas.Caer en buenas manos y recibir la menor dosis posible de medicación (apuntalada con dieta y ejercicio), para no apoyarse en la sustancia sino en el esfuerzo diario, son los consejos de oro de los especialistas para evitar la adicción.

Caer en buenas manos y recibir la menor dosis posible de medicación


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Plasencia (350 noticias)
Visitas:
1499
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.