Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Miles de empleados públicos rechazan la rebaja salarial mediante protestas en las siete ciudades gallegas

20/05/2010 21:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Miles de empleados públicos rechazaron hoy la rebaja salarial progresiva de un 5% de media que aplicará el Gobierno central a este colectivo mediante diversas protestas que se celebraron en las siete ciudades gallegas convocadas, en un caso, por UGT, CC.OO. y CSI-CSIF, así como por la CIG, en el otro.

La concentración que contó con la mayor afluencia fue la que organizaron en La Coruña UGT, CC.OO. y CSI-CSIF, sindicatos que contaron con el respaldo del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Unión de Guardias Civiles (Unión UGC) y Unión Federal de Policías, entre otras organizaciones.

Bajo el lema 'No a los recortes salariales y sociales', unas 2.000 personas, según la organización, y entre 1.500 y 2.000, según la policía local, mantuvieron cortado el tráfico en las inmediaciones de la Delegación del Gobierno en Galicia. La consigna más coreada fue la de 'Zapatero, dimisión', así como 'El público es servicio, el privado es beneficio'.

El secretario xeral de UGT, José Antonio Gómez, consideró que las medidas anunciadas por el Ejecutivo central son "injustas", "insolidarias", "ineficaces" y "precipitadas" por sostener que se dirigen a recortar el gasto y "no van por el ingreso".

A este respecto, señaló que el Gobierno tenía "otro tipo de opciones", entre las que citó la lucha contra la economía sumergida y el incremento de los impuestos "a los que más tienen".

"QUIEN NO TIENE CULPA, PAGA LA CRISIS"

Su homólogo de CC.OO., Xosé Manuel Sánchez Aguión, manifestó "total y profundo rechazo" a las citadas medidas, que tachó de "injustas y desproporcionadas", y criticó que "una vez más" aquel que "no tiene la culpa, acaba pagando la crisis". Por ello, demandó que se recupere la senda del diálogo social.

Sobre la huelga general, deseó que sea "evitable" y recordó que los sindicatos han dicho "hasta la saciedad" que no van a permitir recortes de derechos. "Queda un margen pequeño para intentar evitarla", afirmó, pese a advertir de que los sindicatos no agotarán "ninguna vía, entre ellas la huelga general".

Acerca de la falta de unidad sindical, con la convocatoria de actos paralelos el mismo día y a horas similares, interpretó que es "lamentable", aunque instó a realizar la misma pregunta a "quien hace un planteamiento sectario de las movilizaciones".

Por su parte, el presidente de CSI-CSIF en Galicia, José Francisco Méndez, afirmó que con la protesta de hoy "termina la burla del Gobierno". "Es vergonzosa la negativa al diálogo social y que nos tengamos que enterar por los medios de las medidas, como en el 23-F tenemos que estar pendientes de la radio, situación nunca vista en la democracia, hay que remontarse a la dictadura de Primo de Rivera", reprochó.

DEFENSA DE SALARIOS, EMPLEOS Y SERVICIOS PÚBLICOS

Otras 200 personas se concentraron también ante la Delegación del Gobierno en La Coruña convocadas por la CIG una hora más tarde, a partir de las 19.00 horas.

Los manifestantes portaban una pancarta bajo el lema 'En defensa de los salarios, el empleo y los servicios públicos' y corearon consignas con las que reclamaron una huelga general y rechazaron el recorte del Gobierno central. "El público es servicio, el privado beneficio".

La secretaria nacional de la Federación de Administración Pública de la CIG, María Carmen López Santamariña, acusó al Ejecutivo de utilizar a los empleados públicos "de forma populista" y sostuvo que los recortes previstos exigen "una contestación social más amplia".

Así, reclamó la convocatoria de una huelga general y sostuvo que "por primera vez en la historia" se aplicará un recorte salarial "sin pasar por ninguna negociación". También culpó a los sindicatos mayoritarios de la falta de unidad sindical. Al respecto, les acusó de actuar de manera "casi sectaria" y con "imposiciones" en la respuesta sindical a los recortes previstos.

"MENOS GASTO Y MÁS PARO"

Unas 200 personas participaron en la concentración organizada por UGT, CCOO, CSIF y otras organizaciones de ámbito estatal ante la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra bajo el lema 'No a los recortes salariales y sociales. Movilízate'. La protesta transcurrió entre banderas, pancartas y ruido de silbatos.

El secretario de CC.OO. en la Diputación, José Ramón Piñeiro, advirtió de que el recorte salarial implicará "menos gasto y más paro" y acusó al Ejecutivo de aplicar una medida "tremendamente discriminatoria". También le reprochó que esta decisión se hubiera tomado "sin consultar ni llegar a acuerdos con los trabajadores", a los que les queda "un margen de confianza prácticamente nulo".

"METER MANO EN LAS GRANDES FORTUNAS"

Por su parte, el secretario general de la Federación de Ensino de UGT en Pontevedra, Marcelino Brea, instó al Gobierno a "meter mano a las grandes fortunas de este país" para atajar la crisis. Algunos de los delegados de UGT acudieron a la protesta ataviados con sus uniformes de trabajo de cocineros o celadores.

El secretario general de Servicios Públicos de UGT en Pontevedra, Fernán Couto, justificó este "guiño" para "que la gente sepa que dentro de los empleados públicos hay colectivos profesionales que tienen oficios, como camareros, auxiliares de clínica, psicólogos, peones o jardineros" que rechazan el recorte de sus salarios.

EL GOBIERNO "NO SE VA A QUEDAR" EN ESTAS MEDIDAS

Por su parte, el secretario xeral de la central nacionalista, Suso Seixo, defendió en Santiago la necesidad de "caminar hacia una huelga general" al ver "evidente" que el Gobierno "no se va a quedar" en estas medidas, sino que las va a trasladar al mercado laboral.

En la protesta celebrada en Compostela y a la que asistieron más de un centenar de personas, el responsable de la CIG abogó por "protestas más duras" ante un "recorte de derechos. Seixo afirmó que no hay acuerdo para una huelga general por el momento, aunque, tal y como avanza la situación, "a las otras centrales no les va a quedar más remedio".

En la misma línea, un centenar de empleados públicos convocados por este mismo sindicato en Vigo corearon consignas como 'Funcionarios y no millonarios' o 'El funcionario también está hipoptecado' en una protesta ante el Museo de Arte Contemporánea de Vigo (Marco).

SUELDOS DE 800 EUROS

Medio centenar de delegados del área pública de la CIG protestaron ante la subdelegación del Gobierno en Pontevedra y pidieron que la crisis "la pague el capital".

Su responsable, Duarte Correa, coincidió con las centrales estatales en que hay empleados públicos cuyos sueldos rondan los 800 euros, por lo que calificó de "increíble que un gobierno socialista tome estas medidas" en vez de actuar sobre las grandes empresas.

En cuanto a la división sindical, las centrales sindicales de ámbito estatal y la CIG se culparon mutuamente en Pontevedra de la falta de unión, aunque la central sindical gallega anunció su apoyo a la huelga en el sector público prevista para el 8 de junio.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
140
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.