Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

En el nombre de DIOS…

19/08/2013 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ríos de sangre inocente corren por las calles de Egipto. Cientos de personas han muerto y mueren cada día, familias enteras quedan mutiladas a manos de quienes han gestado un movimiento que va mas alla de lo político

 

Desde sus orígenes el hombre ha sentido la existencia de “algo o alguien” superior. Un Ser que está más allá de lo terreno, alguien heterogéneo, infinito, múltiple e intangible. Visible pero al mismo tiempo invisible a los ojos, inmaterial pero perceptible y espiritual.

En la antigüedad, las diferentes culturas abrazaron sus propias religiones paganas, sus dioses o semidioses que se materializaban y preservaban la tierra, el sol, el fuego, la guerra, el amor, la fertilidad. Diferentes deidades que eran motivo de adoración y culto utilizando diversas ofrendas y costumbres.

Recibieron diferentes denominaciones, en el antiguo testamento católico recibe el nombre de Jehová, en el nuevo testamento se define finalmente como Dios. En otras religiones recibe otras denominaciones Yahweh, Allah, Shangdi, Shen, Shivá, Buda, etc. Etc., así podríamos seguir mencionando innumerables apelativos  de las múltiples religiones que existen en el mundo para nombrar a ese Ser Supremo que domina todo.

Los cinco credos religiosos más importantes, en relación a los “adeptos” o “fieles” que las profesan en el mundo contemporáneo son: el Cristianismo, el  Budismo, el Hinduismo, el Islamismo y el Judaísmo. Todas ella poseen un denominador común, seguir las enseñanzas de un único Dios Todopoderoso que incide directamente en la vida terrena y en la humanidad.

Más allá de nuestra Fe personal, sabemos de la existencia del resto de las religiones y bajo el emblema del respeto seguimos andando por nuestro ancho mundo. Dios se presenta “siempre” como el dador de vida, el Dios bueno y verdadero, el Dios justo, el Padre amoroso. En las sagradas escrituras, la Biblia en el cristianismo,  el Corán en el islamismo, en el Canon Chino o Tibetano, el Canon Pāli o Tipitaka budista,  el sruti en el Hinduismo o la Biblia Hebrea en el Judaismo, el Ser Divino es omnipotente y misericordioso. En ninguna se profesa la guerra ni la violencia. Dios es Dios y es perfecto, sin embargo los hombres son débiles mortales, imperfectos y amantes del poder y de la conquista.

Los hombres poseemos defectos y también virtudes y somos en definitiva quienes profesamos la Fe desde nuestro lugar en el mundo, Algunos son “llamados” a seguir deambulando por el camino de la religión de forma más directa, abrazar literalmente la Fe y llevar adelante la Iglesia como institución, aquí hablamos de Papas,   sacerdotes, clérigos, oficiantes, religiosos, pastores, rabinos, brahmanes, lamas, etc.

Todos ellos son “hombres” de carne y hueso quienes mueven los hilos de las diferentes religiones, como mortales que son pueden hacerlo bien o mal, e interpretar los textos a su manera. Esto es lo que ha sucedido en el mundo desde el comienzo de todos los tiempos. Por ello muchas veces puede o no agradarnos una u otra religión. Es probable que lleguemos hasta repudiar un credo solo por guiarnos por el hacer de sus “autoridades”, y esto pasa en todas ellas.

La religión nunca debe ser el emblema de ningún mitin o reyerta. Todos los credos profesan el amor y no la guerra o la destrucción

Pero lo que muchas personas dejan de plantearse es si realmente es asi o no. La religión es una cosa y otra muy diferente la Iglesia, el Templo, el Culto, La Meca o como sea el nombre que se le dé en cada una de las religiones del mundo.

Todas adoran a un Dios único y verdadero, bueno, misericordioso, benevolente, omnipotente, pero quienes imparten las enseñanzas, quienes son los encargados de explicar los libros sagrados, ellos son mortales, “hombres” con todo lo que ello conlleva.

De ahí que “actúan” en el nombre de Dios ¿y eso porque?. ¿Desde cuándo Dios dijo que es bueno matar, violentar, agredir, asesinar?. Ningún Dios puede haber dado esa enseñanza, porque Dios construye no destruye ¿Cómo un Dios puede regalarnos la vida por un lado y destruirla por otro?.

En el nombre de Dios se han cometido y aun se cometen muchas barbaridades en la historia, pero el hombre ha evolucionado, ha crecido, su inteligencia se ha desarrollado ¿Cómo es posible que no razone que Dios no quiere la destrucción?.

Cientos de personas han muerto y mueren día a día a causa de quienes se han  proclamado “religiosos” matando al prójimo sin piedad. Torturan o se auto inmolan en su nombre, empuñan armas en el nombre de su Dios. Y esto no es más que la manipulación que algunos “dirigentes” religiosos que  moldean como arcilla blanda a quienes son especialmente susceptibles, sumisos. Sumisos a Dios pero no a los hombres, no a sus mandatos, caprichos o intereses personales.

La religión y la política “mundana” van de la mano, ambas son amantes del poder, de la ambición, del dominio; lo hemos visto reiteradamente a lo largo de la historia.

Especialmente la religión debería ser más solidaria y humana, no todas. Algunas aun conservan sus votos de pobreza y de servicio hacia los demás y lo practican. Mientras el ser humano no sea capaz de darse cuenta que es imprescindible cambiar la historia, razonar y entender que la violencia no es el camino, mientras existan fanáticos religiosos que creen revueltas, guerrillas o revoluciones que solo persiguen la insania de poner en manifiesto su sed de poderío, su ambición y no el bienestar de la humanidad, seguiremos estancados.

La libertad nunca debe ser confundida con libertinaje y la represión no debe ser objeto de la tiranía y estreches de unos pocos hombres que se creen con el derecho de acabar con vidas inocentes ostentando el  nombre de “Dios” y digo Dios genéricamente hablando de todas las religiones.


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
1427
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.