Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Padron Sabina escriba una noticia?

En zodiac con Zapatero

21/08/2009 10:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como todos ustedes saben, y si no para desinformarles estamos, a Zapatero lo trancaron los fotógrafos en una lancha, con Sonsoles y una de sus invisibles hijas. El presi, muy en plan obrero, iba con “camisola y chanclas”..

Europa  Press

Como todos ustedes saben, y si no para desinformarles estamos, a Zapatero lo trancaron los fotógrafos en una lancha, con Sonsoles y una de sus invisibles hijas. El presi, muy en plan obrero, iba con “camisola y chanclas”; mientras que su señora esposa, la submarinista cantante, iba en “pantalones cortos y gafas de sol”. Y ya metí la pata, porque fue justo lo contrario: Sonsoles era la que iba en camisola. Que ya saben ustedes que más vale camisola que mal acompañada. (¡Cuidado que dice usted gilipolleces! Pues sí, es algo superior a mis fuerzas de la naturaleza, digo de flaqueza. ¿Pero cómo van a ser de flaqueza, si usted está gordo como una tonina? Huy lo que me ha dicho la mala pécora esta.)

Ahora bien, lo que ustedes tampoco saben, y para desinformarles están la TVE, la Sexta, la Cuatro y la Cinco, es que Zapatero fue detenido por el SIVE. O sea por el Servicio Integral de Vigilancia Exterior, porque confundieron la zodiac del presi con una patera de subsaharianos. Conectamos con el SIVE, en medio del proceloso mar de los Sargazos, digo de la costa de Lanzarote, en dirección a La Graciosa:

–¡Eh, los de la patera, ya están parando el trasto para proceder a su rescate y traslado a comisaria.

–Oiga, agente, que soy yo, Zapatero, el presidente del Gobierno de España.

–Déjese de tonterías, porque el presidente es blanco, no Pepiño sino blanco de color, y usted está más negro que el futuro de la economía nacional.

–Pero hombre, tenga en cuenta que llevó unas semanas cogiendo sol, y la especial naturaleza de mi piel, me proporciona este color tan saludable y jacarandoso.

–No me sea mentiroso, no me sea mentiroso. Pero si esa señora que está con usted, la de gafas, tal cual parece de Zimbabue.

–Huy lo que ha dicho de mi Sonsoles. Oiga, agente, esto se está pasando ya de castaño oscuro. Le digo que soy el presidente de España. Llame a la Moncloa, para que se lo confirmen.

–Bueno, voy a hacerle caso. (…) ¿Moncloa…? Aquí el agente Ramírez del SIVE, que tengo aquí a un negro, digo subsahariano, que se empeña en decir que es Zapatero. ¿Qué hago…? Pues claro, cómo no se me había ocurrido antes. Gracias, doña Mari Tere. (…)

–¿Qué, ya le confirmaron que soy el líder de la Alianza de Incivilizaciones?

–Pues no. Pero me recomendaron que le hiciera alguna pregunta, capciosa o no, para comprobar si, efectivamente, usted es un negro, digo un subsahariano –tonto estoy hoy– o el rojo de todo rojerío y el justiciero de las mujeres. Vamos allá: ¿Qué es para usted una nación?

–Pues nación, para que usted lo sepa, es un “concepto discutido y discutible”.

–¡Muy bien! Esa gilipollez sólo puede decirla nuestro presidente. Pero puede haberlo leído en la prensa. Así que respóndame ahora esta otra: si de verdad es usted el presidente de esto, ¿qué ha hecho y qué piensa hacer para remediar la actual crisis de caballo que padecemos?

–¡Nada! Absolutamente nada de nada. Esperar a que escampe y contar mentiras a los españoles. Ah, y también crispar al PP, que me sale muy bien, porque el Mariano se deja avasallar.

–(¡Joer, la pringué!) Usted perdone su excelencia que no lo hubiera reconocido antes. Bienvenidos a La Graciosa usted y su señora Sonsoles. Y ahora, aunque cobro una miseria como todos los policías españoles, les invito a ustedes a unas gambas con cervecita. ¿Hace, señor presidente y líder carismático interplanetario?

–¡Ni hace ni nada! Y a usted se le va a caer el pelo en cuanto llegue a La Moncloa. Faltaría más confundirme a mí con un negro, digo un subsahariano.

Nota: ¡Pobre agente Ramírez!


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Padron Sabina (56 noticias)
Visitas:
233
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.