Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juanjoll escriba una noticia?

Escuela de Política Universitaria Fernando de los Ríos dio comienzo

15/07/2009 06:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Escuela de Política Universitaria Fernando de los Ríos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, organizada por la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid, dio comienzo con la inauguración del Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, el presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana, y el director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria y director de esta Escuela, Francisco Michavila.

A esta primera edición de la Escuela asistieron medio centenar de alumnos, provenientes de diversas Universidades españolas y Administraciones educativas; destacan, los miembros de los gabinetes de prensa y comunicación de las universidades, periodistas, profesores y representantes de estudiantes.

En la primera jornada se puso manifiesto el supuesto divorcio entre la universidad y la sociedad, como resultado de la actividad universitaria cerrada y aislada, y el desconocimiento social sobre la labor de las instituciones universitarias.

El contenido del mensaje universitario

Claudio Boada, presidente del Círculo de Empresarios, en la conferencia inaugural subrayó la importancia del fortalecimiento de la comunicación y las relaciones entre estas dos realidades, la social y la universitaria, haciendo hincapié en el papel estelar de las universidades en el cambio de modelo económico en los actuales momentos de crisis, que ya resulta obsoleto en el camino hacia una "Economía del Conocimiento". Sobre esta convicción se desarrolló el posterior debate.

La primera mesa redonda fue moderada por Juan J. Gómez, periodista de Público, y se centró en los contenidos del mensaje universitario. Uno de ellos y de actualidad indiscutible ha sido el proceso de reforma universitaria, a propósito de Bolonia. En este sentido, Joan Subirats, director del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas de la Universitat Autònoma de Barcelona, declaraba que cualquier cambio de este calado en instituciones como las universitarias, requiere de un especial cuidado en el tratamiento de temas clave. Destaca, además, la importancia del relato que acompaña dicha transformación para evitar distorsiones y rechazos. En el caso del proceso de armonización europea universitaria, su arranque así como la manera como se planteó facilitó que fuesen más perceptibles sus debilidades y amenazas que sus fortalezas.

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, José Ramón Alonso, centró su ponencia en otro aspecto importante de los contenidos del mensaje universitario, la rendición de cuentas, no sólo por sus misiones tradicionales de docencia e investigación, sino también a partir de la llamada tercera misión dirigida a la contribución al desarrollo social y económico del entorno. El tema, ligado inevitablemente a la financiación y a los resultados de la tarea y misión universitarias, pone en evidencia la obligación como servicio público de realizar dicha rendición de cuentas, y a la vez pone de manifiesto las carencias que en este tema tiene nuestro sistema universitario.

Federico Gutiérrez-Solana centró su ponencia en la necesaria competitividad entre las instituciones universitarias a través de la investigación, la innovación y la formación, estableciendo para ello un proceso inevitable de modernización en el seno de las Universidades españolas y, en todo caso, la dedicación de esfuerzos a la mejora de calidad y su especialización en áreas de excelencia.

Finalmente, José Luis López de Silanes, presidente del Consejo Social de la Universidad de La Rioja y de CLH, propone un contenido que aún es incipiente en el mundo universitario pero que va tomando más fuerza: la responsabilidad social universitaria. Para ello, López de Silanes presentó un modelo para desarrollar institucionalmente dicha función, que conformaría el compromiso claro, directo y manifiesto de la universidad española con la sociedad que la acoge y financia.

El mensaje universitario visto desde la sociedad

La segunda jornada de esta Escuela se dedicó al mensaje universitario visto desde la sociedad y dio inicio con la conferencia de Francesc Solé Parellada, vicepresidente de la Fundación Conocimiento y Desarrollo. El profesor Solé Parellada destacó el interés de la sociedad por los avances del conocimiento en la universidad. Para dar evidencia de ello presentó los resultados de trabajos realizados en esta Fundación, y que muestran el crecimiento de este interés aunque, también, los aspectos en los que se deben duplicar esfuerzos para despertar el mutuo interés.

Miguel Ángel Villena, periodista de El País, disertó sobre el mensaje universitario visto desde los medios de comunicación. Según Villena, los académicos tienden a la erudición y a la amplitud, en cambio, los periodistas se orientan más a la divulgación y a la síntesis. Normalmente se suele caer en la premisa del divorcio existente entre la Universidad y los medios de comunicación. No obstante, existe una tendencia creciente entre el espectador medio que apunta hacia una mayor demanda de temas relacionados con la cultura y la educación en detrimento de los apartados tradicionales (política y economía). De ahí que necesariamente se deba dedicar más atención a la Universidad desde los medios de comunicación.

La mesa redonda que se desarrolló en esta jornada complementaba desde el punto de vista político el contenido de los mensajes universitarios. Esta mesa estuvo moderada por Inmaculada Santos, directora de Planificación y Comunicación de Universia. Alberto Díez de Castro, secretario general de Universidades de la Consejería de Educación de la Xunta de Galicia, reflexionó sobre la imagen que la sociedad ha percibido últimamente de la Universidad española. A través de los medios nos encontramos con que desde el inicio de la aplicación del proceso de Bolonia en nuestro país el mensaje ha resultado sesgado y bastante negativo. En primer lugar, destacó que hay varios motivos para la autocrítica. En el plano político se ha dado una imagen de total inestabilidad caracterizada por un cambio de rumbo permanente en materia de política universitaria.

Por su parte, Montserrat Palma, diputada y portavoz de Política Universitaria del grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados, manifestó la carencia que adolece el sistema universitario de un marco político y legislativo estable, suficiente y consensuado. Para la diputada, la LOU de 2001 fue una oportunidad perdida en un momento clave de transformación de las universidades en toda Europa y sometió a las universidades a un proceso constituyente que alteró durante mucho tiempo la vida cotidiana de las universidades. A partir de 2004 se impulsó una reforma legislativa que está permitiendo incorporar el sistema universitario español al proceso de reforma en toda Europa salvaguardando la obligación de otro proceso ‘ refundacional’ , como el que había generado la LOU de 2001.

El análisis sobre la temática realizado por los medios de comunicación se inició con la ponencia de Juan José Becerra, periodista de El Mundo, en el que destacó el interés social del mensaje universitario desde dos vertientes. Por un lado, la imagen que la universidad transmite sobre sí misma, sobre sus procesos, su organización, sus polémicas… Por otro, los retornos que se generan en las escuelas, facultades y laboratorios de los campus como output del esfuerzo económico que, especialmente en las universidades públicas, realiza la sociedad en educación superior e investigación.

José María Calleja, periodista de CNN+, señaló la profunda descoordinación en la España actual entre la universidad y la sociedad, pues ambas no caminan con la necesaria conexión. Ocurre también que en aquellos casos en los que se produce la conexión entre universidad y sociedad, de manera fluida y fructífera, ésta no se comunica de forma adecuada. Hay, en definitiva, un evidente problema de comunicación con la sociedad de aquellos logros de la universidad. Los casos concretos en los que la universidad conecta de forma eficaz con la demanda de la sociedad, o realiza trabajos de investigación con evidentes consecuencias para la sociedad, no son conocidos. En definitiva, no tenemos una sociedad orgullosa de su universidad ni una universidad que trabaje por ganarse a la sociedad. Hay un desinterés mutuo que únicamente se suspende cuando se tiene la oportunidad de informar acerca de un conflicto en el seno de la institución. Por lo tanto, la universitaria, que debería ser una entidad de liderazgo y referencia en cualquier sociedad moderna, no ve correspondida su labor con la imagen que da de ella hoy día en los medios de comunicación.

Nuevas estrategias de comunicación del mensaje universitario

La tercera jornada, que clausura la primera edición de esta Escuela de Política Universitaria, dio inicio con la conferencia de Felipe Pétriz, director general de Política Universitaria del Ministerio de Educación, que reflexionó en torno a las ‘ Prioridades y mensajes de la política universitaria española’ . En ella se expuso un mensaje positivo acerca del canal de comunicación ‘ bidireccional’ que suponen los estudiantes, pero también de la dificultad que supone en muchos casos encontrar interlocutores válidos y reconocidos por el resto de la comunidad universitaria. La educación superior universitaria se enfrenta hoy en día al enorme reto de transmitir un mensaje unitario y coherente acerca del proceso de Bolonia tanto a los estudiantes como al resto de la sociedad, y para ello tendrán que mejorar, en primer lugar, los canales de información internos de la propia institución universitaria.

Posteriormente, la mesa redonda moderada por Josep Maria Arias, presidente de la Asociación de Profesionales de Gabinetes de Comunicación de Universidades y Centros de Investigación del Estado Español (AUGAC), donde confluyeron diferentes puntos de vista sobre los ‘ Diversos horizontes en la comunicación universitaria’ .

En esta mesa intervino, en primer lugar, Francisco Toledo, rector de la Universitat Jaume I, que reflexionó acerca de la comunicación como engranaje básico para el buen funcionamiento de todo sistema social. En este sentido, la constitución del sistema universitario español, como pieza clave para el desarrollo socioeconómico y cultural del país y como estructura integrada dentro del Espacio Europeo de Educación Superior, requiere que se establezcan mecanismos que faciliten la comunicación en el interior de las universidades y, sobre todo, entre ellas a fin de que lideren el proceso de Bolonia como les corresponde.

Juan José Mateos, consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, abordó la comunicación con el territorio desde la evidencia del importante papel que la universidad desempeña en la sociedad, la necesidad de permanente interrelación entre ambas y la conveniencia de un refuerzo estratégico de esa vinculación. Juan Freire, profesor de la Universidad de A Coruña abordó el tema objeto de debate desde la perspectiva de la cultura digital, que está transformando radicalmente los modelos organizativos sociales y empresariales así como la comunicación institucional.

En un entorno basado en al abundancia de información y tecnologías y prácticas que favorecen el conocimiento en abierto y potencian la organización en red, las instituciones, y en especial la universidad, deben configurarse como plataformas de coordinación en las que participen actores internos y externos. Así, una estrategia de comunicación universitaria debería pasar por la incorporación de los medios sociales como plataformas de generación de contenidos y dinamización de las redes sociales y la adaptación de profesores, estudiantes y personal de administración a la cultura digital. Este cambio requerirá necesariamente transformaciones profundas en los métodos de aprendizaje y modelos organizativos que actualmente sólo dependen en una pequeña parte de la tecnología.

En último lugar, Santiago Iñiguez de Onzoño, rector de IE Universidad y decano de IE Business School, aportó una perspectiva más economicista con una reflexión en torno a la necesidad de abordar acciones destinadas a la creación de un verdadero mercado interior de la formación superior una vez que todos los países signatarios del procso de Bolonia hayan armonizado sus sistemas de educación universitaria. Concretamente, es necesario desarrollar iniciativas en el ámbito de la comunicación, con el objetivo de hacer que la oferta educativa sea conocida y comparable por los futuros estudiantes, no sólo nacionales sino internacionales. De forma análoga, la comunicación de las características diferenciales de cada centro fomentará la movilidad de profesores y el impulso de proyectos de investigación interuniversitarios. Además, la comunicación permitirá que los diversos stakeholders del sector educativo (empleadores, asociaciones profesionales, analistas, etc… ) puedan comprometerse en mayor medida con las universidades. Finalmente, todas estas medidas mejorarán la transparencia del sector, promoviendo una sana competencia y redundando en la mejora de la calidad y excelencia de los programas.

La primera edición de esta Escuela tuvo como conferencia de clausura ‘ La Política Universitaria de Fernando de los Ríos’ , que fue impartida por José García-Velasco, de la Institución Libre de Enseñanza. Este ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes del Gobierno republicano de Manuel Azaña lanzaba en los años 30 una propuesta de modernizadora inspirada en el planteamiento institucionista a la que añadió las exigencias de justicia social propias del socialismo.

Su objetivo era una transformación radical del sistema educativo y una reactivación del panorama cultural de la época. En efecto, en esos escasos 18 meses que mantuvo su cargo, puso en marcha proyectos – Misiones Pedagógicas, La Barraca, la Universidad Popular de Madrid, el crucero universitario por el Mediterráneo, la fundación de la Universidad Internacional de Santander– . Cabría señalar, además, su proyecto de ordenación de estudios en las Universidades, leído el 17 de marzo de 1933 en las Cortes Constituyentes de la II República Española. Todos estos proyectos supusieron un hito en su tiempo, y que siguen hoy en día resultando muy inspiradores para los encargados de diseñar la política universitaria y repensar nuestro sistema educativo.

Finalmente, la vicerrectora de la UIMP, Felipe Pétriz, Federico Gutiérrez-Solana y Francisco Michavila clausuraron la primera edición de la Escuela de Política Universitaria ‘ Fernando de los Ríos’ e hicieron entrega de los diplomas a los asistentes.

UIMP 2.0

El curso se ha podido seguir íntegramente los tres días por Internet desde UIMP TV. También desde otros portales como Universia, el Ministerio de Educación, la Cátedra UNESCO, el Diario El Montañés, y diversos blogs y redes sociales (facebook y twitter). Más de 20.000 internautas siguieron en directo el curso y más de 1000 se conectaron al chat Cover it Live e hicieron preguntas a los ponentes y asistentes.

Fuente: Universia.es 15jul09


Sobre esta noticia

Autor:
Juanjoll (288 noticias)
Fuente:
aupv.net
Visitas:
201
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.