Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rubén Sancho escriba una noticia?

España se quema (La realidad económica de los incendios forestales)

28/07/2009 10:12 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué hay detrás de los incendios forestales? ¿Cómo se pueden evitar de manera efectiva?

España se quema, los incendios forestales están devastando el patrimonio natural del país y nadie parece estar haciendo lo suficiente para evitar la catástrofe, pasándose la patata caliente entre Administraciones públicas y contemplando cómo las cenizas se apoderan de nuestros paisajes.

Y lo más triste es que detrás de la mayoría de los incendios no está la imprudencia de un ciudadano sino el interés económico, la búsqueda de un beneficio posterior a la quema sin valorar la pérdida irreparable que se asume al prender fuego a nuestros bosques.

Un interés económico fundamentado en un origen inmobiliario o de infraestructuras, una interés que busca la futura recalificación o la cercana construcción de autopistas o carreteras con concesiones a la vista, un interés egoísta y poco responsable que busca el beneficio en el corto plazo sin percatarse de la gran pérdida que se produce en el medio y largo plazo.

El problema es que ante ello no se están poniendo las medidas oportunas. Es cierto que las unidades de bomberos que trabajan en la extinción de incendios están altamente preparadas y que las campañas de información al ciudadano están a la orden del día, sin embargo no van contra el origen del problema, contra la eliminación del interés.

¿De dónde surge el interés? Surge de la expectativa. Existe un interés económico porque hay una expectativa, una opción de que si el bosque se quema, la tierra acabe por recalificarse, ¿por qué? Porque los bosques no son de nadie, son de todos, pero nadie los posee.

Por tanto, la única solución plausible sería la eliminación de esa expectativa, evitar que el interés económico se presente, porque si no hay posibilidad de recalificación ni construcción de infraestructura cercana no hay interés en iniciar el fuego.

Y ello se consigue repoblando los bosques españoles. Dividiendo las tierras españolas y repartiéndolas entre aquellas personas interesadas subvencionando su producción agrícola. De esta forma se conseguiría una garantía creíble de que nunca se producirá ninguna recalificación, con lo que eliminaríamos la expectativa.

Desde el punto de vista de la teoría económica las subvenciones son negativas, pero desde un punto de vista de política económica esta subvención agrícola sería idónea ya que protegería la flora española, en una especie de mejora y adecuación de la defenestrada PAC europea.

Con ello conseguiríamos limitar los incendios al mínimo exponente, bajo el único riesgo de imprudencias, que se seguirían produciendo, sin duda, pero quedaríamos libres del mercadeo del fuego.

Publicado en El Librepensador


Sobre esta noticia

Autor:
Rubén Sancho (54 noticias)
Visitas:
445
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

El Hijo De La Portera (29/07/2009)

Hace ya mucho tiempo que respecto a los incendios forestales existió una campaña institucional : Cuando el monte se quema algo suyo se quema .
Y la gento acabó interpretando este anuncio televisivo como que : Cuando el monte se quema algo suyo se quema Señor Conde .