Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

El espectáculo de lo cotidiano impregna el Reina Sofía

15/06/2010 15:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image A finales de los años 50, una generación de artistas rompió la autonomía de lo moderno con un "nuevo realismo", cuyo denominador común era alejarse de la pintura expresiva, retornar al objeto y atender al espectáculo de lo cotidiano. La exposición 'Nuevos realismos: 1957-1962. Estrategias del objeto, entre el readymade y el espectáculo' muestra las piezas más relevantes de este momento histórico protagonizado por artistas como Yves Klein, Allan Kaprow, Christo, Piero Manzoni, Jean Tinguely o Andy Warhol.

Fotografías, objetos, instalaciones, obra gráfica, pinturas y esculturas conforman esta muestra que tiene cierto aire "arqueológico" al reunir "restos" y objetos de los hechos que acontecieron en aquellos años, según explicó hoy el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel. En total se han reunido más de 230 obras de 29 artistas, que se podrán ver hasta el 4 de octubre.

Según explicó su comisaria, Julia Robinson, esta exposición intenta trazar varias definiciones de lo que es el 'nuevo realismo', que se situó cronológicamente entre la Abstracción y el Pop Art.

Por ello el recorrido de la muestra se inicia con los primeros intentos de los artistas por salir de la Abstracción como respuesta de toda una generación que pretendía alejarse de la pintura abstracta dominante en el panorama artístico en las últimas décadas.

KLEIN, EL PRIMER HOMBRE ESPECTÁCULO

Estos artistas que dejan la pintura para pasar a la acción,

transforman los grandes gestos en acciones cotidianas. El francés Yves Klein es un ejemplo claro de ello y su trabajo constituye una pieza fundamental en la muestra, por lo que se incluyen algunos de sus once monocromos azules que en 1957 presentó en cinco galerías europeas.

Según explicó Julia Robinson, Klein fue el primer "hombre espectáculo o perfomance", cuyas muestras estaban siempre integradas por elementos espectaculares como cuando liberó 1001 globos azules, que llenaron de azul el cielo de París.

Otro de los autores fundamentales es Jean Tinguely, quien

colaboró junto a su amigo Yves Klein en varias exposiciones. En esta ocasión se incluye la obra Excavatrice de l'espace que se expuso en la galería Iris Clert junto a los monocromos de Klein. La obra 'Ballet de pauvres' (El Ballet de los pobres) de 1961, es una de las piezas claves del recorrido. Esta pieza está formada por diversos objetos colgados de una plancha metálica sujeta al techo, que se mueven produciendo un ruido ensordecedor cada cierto tiempo.

Más sobre

Para Julia Robinson otra de las obras más significativas de esta muestra es la reproducción exacta del escaparate central de la galería Iris Clert, realizado por Arman en 1960. El artista recorrió las calles de París buscando objetos desechados y con ellos rellenó el escaparate de la galería.

Esta "acumulación de objetos" es una de las claves del 'nuevo realismo' al intentar incorporar el Arte a la realidad y hace suyo el lema de que si todo objeto puede ser consumido, todo objeto puede ser sujeto de una obra de arte.

MIL NEUMÁTICOS EN EL REINA SOFÍA

Ejemplo claro de ello es la instalación de Allan Kaprow que alberga uno de los pasillos del Claustro del Museo Reina Sofía. Con el título de 'Yard' se presenta una obra que Kaprow imaginó en su momento, y que está compuesta por más de 1000 neumáticos. La reconstrucción de la pieza ha sido realizada por el artista francés Christian Xatrec.

Asimismo, en el Espacio Uno se representará la performance e instalación de Robert Whitman, 'American Moon' formada por una compleja arquitectura interior de varios túneles, construidos por el artista con materiales efímeros, que culminan en un espacio central con características escénicas.

Junto a diferentes sonidos, luces y proyecciones tiene lugar una serie de performances que Whitman define como una "empatía plástica": "la seducción de alguien en tu mundo en términos de ritmos, colores e imágenes ya sean pictóricas, auditivas o fílmicas".

La muestra también incluye la proyección de una docena de películas, como documento esencial para activar y evocar las acciones que originalmente formaron parte del arte creado en este momento.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
330
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.