Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tesla escriba una noticia?

"Espectáculo" en el martes de campo

16/06/2011 20:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pasado martes 16 de junio se celebró en Oviedo la fiesta de la Balesquida, también conocida como martes de campo, donde miles de jóvenes (y no tan jóvenes) se reunieron en las zonas verdes de la ciudad para pasar el día

El tradicional martes de campo reunió como todos los años a un gran número de ovetenes, principalmente en los parques San Francisco y Purificación Tomás.

Dado que las virtudes de esta fiesta ya han sido sobradamente descritas en los medios locales, yo quisiera sumergirme en una de las visiones más tristes y crudas del martes de campo, visión que tuve la desgracia de contemplar por mí mismo.

No voy a hablar de los jóvenes (adolescentes más bien) de menos de 16 años bebiendo hasta perder el sentido, pues esto es algo a lo que la opinión pública ya está bastante acostumbrada y salvo rasgarse las vestiduras a voz en grito de vez en cuando, para dejar bien claro la indignación que les produce, poco más se ha hecho. Una cómoda indignación de sofá, cuatro gritos durante alguna entrevista o mitín pero al final nadie, ni los padres que son los principales responsables de educar a sus hijos, ni los políticos, responsables de mantener el orden y que se cumpla la legalidad vigente a través de las fuerzas de seguridad del Estado, ni los bares y comercios que venden alcohol a menores, hacen nada para remediarlo.

No obstante, el tema que quiero exponer es incluso más preocupante. Durante la celebración del martes de campo, en una de las carpas en las que ponían esa antología del mal gusto, el machismo y la ignorancia llamada reggaeton que pretenden hacer pasar por música, un grupo de niños y niñas de unos 12 años "perreaban", así se llama el acto de bailar al son de las obscenidades de esa "música", mientras sus padres estaban ausentes o no hacían nada para impedirlo. Los niños imitan lo que ven, y mientras se sigan machacando sus ojos y sus oidos con aberraciones morales como el reggaeton, esto es lo que se puede esperar.

Un espectáculo más propio que de una barra americana que de un parque público, y desde luego completamente inapropiado y fuera de lugar para ser bailado por niños de 12 años. Allí donde mi generación todavía jugaba en el parque, la nueva generación se dedica a "perrear" a ritmo de reggaeton. Deberían encarcelar a según que padres.


Sobre esta noticia

Autor:
Tesla (18 noticias)
Visitas:
1215
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.