Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Los espías españoles a la greña

31/01/2017 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estos días la prensa del Estado español anda ocupada con las "infidelidades" de los distintos cuerpos de seguridad del Estado que se dedican a espiar, algo que parece que va camino de convertirse en un práctica habitual del gremio

El precedente de esta costumbre (la infidelidad) se remonta a los tiempos del llamado por Luis María Ansón "Sindicato del Crimen" del que además de él, formaban parte Camilo José Cela, Pedro J. Ramírez, Antonio Burgos, García Trevijano y más de una veintena de periodistas.

Para quien no conozca la historia le dejo el siguiente enlace, en el que se hace una reseña del tema, de los mismos que crearán los "papeles" del coronel Perote y el culebrón de Amedo y Domínguez, que traería el escándalo de los Gal, después de haber crucificado al hermano de Alfonso Guerra y otros tantos escándalos destapados por esta siniestra organización que lo único que pretendía era impedir que siguiera gobernando Felipe González a toda costa y a cualquier precio.

Muchos de estos "voluntarios" salvadores de la patria, fueron poco a poco cayendo en desgracia, poco después de que su patrocinado (José María Aznar) llegara al gobierno y el resto después de su caída en desgracia por mérito propio, tanto del ínclito como cada uno de ellos mismos, por no tener en cuenta que el que anda con  mierda, el olor se le pega.

Con la llegada de nuevo inquilino (de la derecha) al Palacio de la Moncloa, los espías cambian de jefe o de jefa, pero el personal es el mismo. Tres años después hace su aparición un personaje de telenovela que altera la tranquilidad creada por Alfredo Pérez Rubalcaba.

Cuando salta a la luz el caso del "Pequeño Nicolás" contratamos al "espía de las Cíes" para que escribiera la crónica del momento, con tanto éxito que ya ha vendido varios ejemplares de su novela, eso sí no ha ganado tanta pasta como el Pequeño Nicolás. (ver enlace)

Cuando se destapan las cloacas del Estado siempre apesta

Por aquel entonces Cristina Cifuentes, a la sazón Delegada del Gobierno en Madrid, estaba más perdida que un pulpo en  un garaje y las navajas estaban en alto.

Con la inestimable ayuda de Mediaset más conocida como TeleCinco y tomadas las medidas oportunas se construye el culebrón del niño perdido y hallado en el Templo.

Mientras tanto pasa a primer plano como actor secundario el ya famoso comisario Villarejo, una especie de salvador de la patria, al que los españoles deberían erigir un monumento, dueño de no se sabe cuántas empresas todas ellas relacionadas con el ramo incluido un diario digital a cargo de su señora esposa.

No vamos a sacar los trapos sucios ni la lista de implicados en el escándalo, porque tampoco serviría para aclarar nada, ya que de lo que se trata es de desviar la atención sobre otros temas realmente importantes, pero lo que sí es cierto, es que los espías españoles están quedando con el culo al aire.

Una verdadera pena, pues el Estado español estaba entre los Estados serios en materia policial, con unos cuerpos que gozaban de gran prestigio entre los del gremio.

Pero lo curioso del tema es que ahora los implicados también están dedicados a la cosa política y sus nuevas tareas consisten en destruir a cualquier precio a los nacionalistas catalanes y desmontar hasta los cimientos todo lo que tenga que ver con Podemos.

Claro que todo esto no tiene nada que ver con el camarada Beria ni con el temible Stalin o con los comunistas que se comen los niños y asesinan a las viejitas.

Tampoco es comparable con los odiosos sistemas de purga y persecución del sistema comunista chino, para nada, el Estado español, tiene unos agentes de inteligencia intachables, incapaces de sobornarse unos a otros, incapaces de inventarse falsos terroristas, sumamente escrupulosos con los partidos políticos y las instituciones del Estado, austeros discretos y con un gran sentido del Estado.

Que dios nos coja confesados

 

@ordosgonzalo

 

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro  


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1392 noticias)
Visitas:
4379
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.