Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Estadísticas equívocas

04/11/2010 18:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la sesión de control al Gobierno del pasado día 27 de octubre, Mariano Rajoy echo en cara a Rodríguez Zapatero su desastrosa política económica y le acuso de "haber empobrecido" a España y a buen número de españoles. Hizo hincapié Rajoy en el hecho lamentable de que, según los últimos datos del INE, uno de cada tres españoles encuentra verdaderas dificultades para llegar a final de mes por la reducción de sus ingresos. Ha alertado, además, del serio riesgo de que España vuelva a tener crecimiento negativo. Y entre otras cosas pide a Zapatero que "no haga más daño a los españoles", a la vez que le recomienda que rectifique su decisión de congelar las pensiones y que ayude a las pymes y a los autónomos, a través de la línea ICO, para que los ayuntamientos morosos les paguen las cuentas pendientes.

La contestación de José Luis Rodríguez Zapatero fue al menos sorprendente, ya que, sin ponerse colorado y con toda la desvergüenza del mundo, se atrevió a afirmar rotundamente que los españoles son hoy menos pobres que en el año 2004. Y agregó, sin cambiar de tono, que ha hecho él muchos más esfuerzos por la lucha contra la pobreza que los Gobiernos de José María Aznar. Decididamente, Rodríguez Zapatero vive en otra galaxia o en otra España muy distinta a la nuestra. La realidad es muy distinta. Que España, en términos absolutos, es hoy mucho más pobre que en 2004, es algo tan evidente que no tiene vuelta de hoja. Zapatero aún no se ha enterado de las enormes colas que se forman a diario a las puertas de Cáritas para poder matar el hambre, ni de la cantidad de personas que hurgan entre las basuras de los contenedores que hay al lado de los supermercados, en busca de alimentos caducados, para poder llevar a casa algo que comer.

Refresquémosle la memoria a Zapatero. Los datos recogidos por la ONG de la denostada Iglesia Católica en la "Memoria confederal 2009", que acaban de ver la luz, no pueden ser más elocuentes. Si tenemos en cuenta los dos últimos años, Cáritas duplicó en 2009 el número de personas atendidas de urgencia. En los apartados de acogida y atención primaria, las personas que fueron ayudadas pasaron de 400.000 a finales de 2007 a 800.000 en 2009. Exactamente la mitad más. A esto habría que agregar otros datos sumamente esclarecedores: en 2009 atendieron a 90.665 personas, mediante los programas de empleo e inserción laboral que Cáritas tiene establecidos. En total, un 21% más que en 2008. Las ayudas a la vivienda, dirigidas a personas en riesgo de perderla por impago de alquiler o de hipoteca, en el mismo periodo, también sufrieron un aumento considerable: nada menos que un 22%, que se dice pronto.

Para dulcificar los datos, Rodríguez Zapatero acude a datos relativos, donde es muy posible que la "pobreza relativa" se mantenga o incluso haya mejorado algo. Pues aunque los pobres sean hoy más pobres, si los ricos son ahora menos ricos, la diferencia relativa puede mejorar o mantenerse, dependiendo del grado de empobrecimiento sufrido por los ricos. Al respecto, podemos recordar lo que escribió Ramón de Campoamor en su poema de "Las dos linternas":

"Y es que en el mundo traidor

nada hay verdad ni mentira:

todo es según el color

del cristal con que se mira."

Desde la caída del absolutismo francés, que se produjo el 14 de julio de 1789 con la toma de La Bastilla, cada vez que los socialistas han tenido responsabilidades de Gobierno, los resultados perniciosos de su política no se han hecho esperar: siempre han empobrecido a los ricos y matado de hambre a los pobres. Y es normal que así suceda, ya que la economía controlada por el socialismo, es demasiado estatista y excesivamente burocrática. Quieren controlar de primera mano todo el proceso productivo, coartando de este modo la libertad de los empresarios, que son los que en realidad saben del tema. Aquí sí que podemos decir, con toda propiedad, que generar pobreza y miseria va en los genes de la ideología socialista.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
91
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.