Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

ETA ha colocado doce coches bombas desde el fin de la tregua, dos este año

29/07/2009 11:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El atentado cometido esta madrugada por ETA en la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Burgos, que ha dejado importantes daños materiales y más de 50 heridos de carácter leve, es la décimo segunda acción con coche bomba que la banda terrorista comete desde la ruptura de la tregua.

A pesar de que esta madrugada ETA no avisó de la colocación de la furgoneta-bomba, que estaba cargada con 200 kilos de explosivo, la deflagración no dejó víctimas mortales ni heridos de gravedad, aunque sí provocó importantes daños materiales.

La última vez que ETA recurrió a un coche-bomba para atentar fue el pasado 9 de febrero, cuando detonó una furgoneta con explosivos frente a la sede de la constructora Ferrovial Agromán en Madrid, en la zona del Campo de las Naciones. En este caso no causó víctimas, pero sí importantes daños materiales.

Este atentado tuvo lugar apenas unas horas después de que el Tribunal Supremo anulara las candidaturas auspiciadas por la banda terrorista para las elecciones vascas del 1 de marzo.

COCHES BOMBA EN 2008

En 2008 ETA recurrió en numerosas ocasiones a este 'modus operandi' en sus acciones violentas. La última fue el 30 de octubre, cuando hizo estallar un coche bomba en un aparcamiento situado entre el Edificio Central y la Biblioteca antigua de la Universidad de Navarra, en una zona de continuo paso de estudiantes y profesores. La deflagración provocó importantes daños materiales y heridas de carácter leve a una quincena de personas.

Este atentado se produjo dos días después de que la Policía Nacional desarticulara el nuevo 'comando Nafarroa', con la detención de tres personas en Pamplona y una cuarta en Valencia, que estaban preparadas para atentar.

La última acción terrorista de ETA con coche bomba había sido el 22 de septiembre, cuando la organización terrorista acabó con la vida del brigada del Ejército de Tierra Luis Conde de la Cruz, de 45 años, en un atentado contra el Patronato Militar Virgen del Puerto, una academia de formación de miembros del Ejército, en la localidad cántabra de Santoña.

TAMPOCO HUBO AVISO EN ONDARROA

Sólo un día antes, la banda terrorista hizo explotar un coche bomba frente a la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa (Vizcaya), horas después de atentar también con coche bomba contra Caja Vital en Vitoria. Días antes, el Tribunal Supremo había ordenado la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK).

En Ondarroa, diez personas --seis de ellos ertzainas-- resultaron heridas y las instalaciones de la policía autonóma vasca y los edificios adyacentes sufrieron importantes daños materiales.

La explosión del coche, un Renault Clio cargado con 100 kilos de explosivo, estuvo precedida del lanzamiento de dos cócteles molotov para atraer a los agentes y no hubo aviso telefónico previo antes de la detonación, que se produjo a las 04.30 horas.

Horas antes, a medianoche, explotó otro coche bomba cargado con 100 kilos de explosivos a escasos metros de la sede de Caja Vital en Vitoria. Una llamada previa, en nombre de ETA, permitió desalojar el edificio a tiempo, por lo que no hubo que lamentar heridos.

Además, el 19 de mayo, la organización terrorista hacía explotar una furgoneta bomba cargada con 60 kilos de amonal junto al Club Marítimo del Abra, en Getxo (Vizcaya), causando importantes daños materiales.

La furgoneta, que explotó diez minutos antes de la hora indicada por ETA en el aviso previo, se encontraba "direccionada" hacia el edificio y con una composición similar a otra abandonada por activistas en Berango, el pasado 31 de enero. La furgoneta, una Citroën Berlingo, fue robada horas antes al histórico miembro de ETA Xabier Izko de la Iglesia.

El 14 de mayo, falleció al explotar una furgoneta bomba en el cuartel de la Guardia Civil de Legutiano (Álava) el agente de la guardia civil Juan Manuel Piñuel, de 41 años, y otros agentes resultaron heridos. En el momento de la explosión, el agente estaba dando un aviso telefónico por la presencia en el lugar de una furgoneta sospechosa.

La Citröen Berlingo que explotó en la casa cuartel, en la que residían unas 15 familias, contenía entre 100 y 300 kilos de explosivos y fue colocada a la puerta del edificio, situado al borde de la carretera N-240 a la entrada del pueblo.

Los terroristas huyeron en un Peugeot 306 que había sido robado en Francia el 14 de abril y que fue hallado en el pista forestal del puerto de Urkiola. El dispositivo incendiario falló y el coche finalmente no explotó.

El 21 de marzo, un coche-bomba colocado por ETA estalló a las 14.00 horas cerca del cuartel de la Guardia Civil de Calahorra (La Rioja). Como consecuencia de la explosión, un guardia civil resultó herido de levedad y varios edificios y vehículos sufrieron importantes daños materiales.

El 9 de septiembre de 2007, ETA informó en una llamada al diario 'Gara' de la colocación de un artefacto explosivo en la sede de la delegación de Defensa de Logroño previsto para estallar a las 23.30 horas. Se trataba de un coche bomba que finalmente no explotó por un fallo del cordón detonante y que estaba cargado con 61 kilos de explosivo. El vehículo había sido robado el 3 de septiembre en Francia.

El 24 de agosto, la banda terrorista atentó con una furgoneta-bomba cargada con entre 80 y 100 kilos de explosivo contra el Cuartel de la Guardia Civil en Durango, ocasionando heridas leves a dos agentes del Instituto Armado e importantes daños materiales.

Por último, el 26 de agosto, una furgoneta apareció destrozada en Castellón fruto de una explosión. Este vehículo pertenecía a un matrimonio de Orio (Guipúzcoa) que junto con su hijo fueron secuestrados en las Landas. Los terroristas pretendían repetir el 'modus operandi' del atentado de la T-4 y mantener retenidos a los dueños hasta cometer un atentado y evitar que denunciasen el robo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
88
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.